VVC – Capítulo 296

0

Capítulo 296: ¡No estoy ansiosa por ser tu esposa oficial!


Cuando él se volvió rico, atrajo exitosamente a más y más chicas. Una de ellas fue Leng Xiangyu, que era una de las hijas de un servidor del gobierno en la ciudad capital. Ella nació en una familia promedio, que lucía educada y amable, todo lo contrario de Luo Xinglan.

Leng Xiangyu se topó con un grupo de ladrones en camino al templo para orar, Luo Xinglan salvó su vida. Sin embargo, resultó herida y Luo Xinglan decidió llevarla a su casa para que recibiera tratamiento. Fue entonces cuando Leng Xiangyu tuvo la oportunidad de conocer a Gu Xietian…

Gu Xietian no pudo controlarse al descubrir cuán gentil era Leng Xiangyu. Por tanto, rompió su promesa con Luo Xinglan de cuando le prometió que sólo se casaría con ella como su esposa por el resto de su vida. Sin embargo, él se casó en secreto con Leng Xiangyu y la mantuvo en otro lugar.

En ese momento, Luo Xinglan tuvo un hijo, llamado Gu Tiannuo. Cuando tenía cinco años, Leng Xiangyu también dio a luz un hijo e intencionalmente hizo que la noticia se extendiera hasta Luo Xinglan.

Como Luo Xinglan ya sabía sobre eso, Gu Xietian insistió en llevar a Leng Xiangyu y su hijo a la familia sin tener en cuenta la opinión de Luo Xinglan.

Gu Xietian se había convertido en un General con una poderosa autoridad. Para él, había hecho todo lo posible por reconocerla como su esposa oficial. Con el fin de darle una lección a Luo Xinglan, la descuidó intencionalmente y se acostó con Leng Xiangyu cada noche. Él se negó a visitar o mostrar algún cuidado hacia Luo Xinglan durante tres años, e incluso apenas le dirigió una palabra a Gu Tiannuo.

Mientras Leng Xiangyu era buena para fingir, a menudo visitaba a Luo Xinglan para disfrutar de conversaciones con ella.

Sin embargo, Luo Xinglan era una persona de mal genio. Nunca había sido cortés con Leng Xiangyu, ya que la seguía llevando por la pared. O bien se negaba a ver a Leng Xiangyu o la colmaba de sarcasmo.

En ese momento, Leng Xiangyu ya era madre de un hijo y una hija. Ambos tenían talento en las artes marciales.

Junto con la noticia de que Gu Tianqing era un genio de las artes marciales, Leng Xiangyu intentó mostrarse de nuevo frente a Luo Xinglan.

Por supuesto, estaba actuando educadamente, pero cada frase era sarcástica y finalmente, logró superar a Luo Xinglan. Enloqueció a Luo Xinglan y hasta quiso golpearla. Leng Xiangyu habría muerto si no hubiera guardias de seguridad para controlarla.

Leng Xiangyu tenía muchos espías en la residencia. Finalmente, la noticia de que Luo Xinglan la había golpeado se había extendido al oído de Gu Xietian. Él corrió a la escena y le dio una bofetada a Luo Xinglan en el rostro. Rodó algunas vueltas en el piso y su boca sangro…

Gu Xietian sintió remordimiento por abofetearla, pero no quería mostrar su culpabilidad frente a sus sirvientes…

Nunca podría olvidar la expresión de Luo Xinglan cuando lo miró – era tan fría como la montaña helada.

Nunca antes había visto ese tipo de expresión en su rostro. Lo hacía sentir asustado y ansioso. Sin saber qué responder, le gritó, “¡Te lo mereces! ¡No puedes estar celosa de ahora en adelante! ¡Esto es sólo una pequeña lección para ti, si lo haces de nuevo, eliminaré tu título como mi esposa oficial!”

Él pensó que la había amenazado con éxito y estaba listo para irse junto con Leng Xiangyu. Inesperadamente, Luo Xinglan dijo por detrás, “General Gu, solicitemos el divorcio. ¡Ya no estoy ansiosa por ser su esposa oficial!”

En esa generación, era común que un hombre se divorciara de una mujer. Sin embargo, cuando una mujer proponía un divorcio mutuo, eso significaba que la mujer se divorció del hombre en su lugar…

Gu Xietian pensó que estaba haciendo un berrinche y le faltó el respeto. No se molestó por lo que ella había dicho, sino que le ordenó a un sirviente, “¡la Señora se ha vuelto loca! ¡Envíenla de regreso!” Él después dejó el lugar con Leng Xiangyu.