Capítulo 289: Ella secretamente apretó sus dedos en su manga


Extrañamente, basada en la obsesión de Long Siye, se suponía que él asistiría para ver la prueba incluso a pesar de que no podía ser un ayudante.

Quizás, ¿él tenía algo más que hacer?

¿O se estaba escondiendo en otro lado para observar la escena?

¡Ella secretamente apretó sus dedos en su manga!

Long Xi solía ser el entrenador en el campo de entrenamiento de asesinos, por tanto, él tenía muy buen conocimiento en la planificación. La conocía muy bien, tanto que él entendía a sus asistentes más cercanos.

Además, había estado viviendo en ese mundo durante muchos años y también se convirtió en un Señor Supremo. Su habilidad y conocimiento de estrategias debió haber mejorado.

Básicamente, Gu Xijiu y Long Siye se habían convertido completamente en enemigos. Debería ser un momento difícil para Gu Xijiu si Long Siye realmente quería prepararla…

Cuando estaba en sus pensamientos, repentinamente escucho un caos debajo. Ella dio un vistazo y encontró una fila de gente arrodillada en el suelo.

¡En shock, se dio cuenta de que Gu Tianyi estaba entre la multitud!

Había algunos más que le resultaban familiares a Gu Xijiu. Eran esas mujeres caballero que la maldecían en el restaurante esa mañana.

Aparentemente, sus puntos de acupuntura habían sido sellados y se les obligó a arrodillarse. Se miraban miserables. Mientras que había ocho hermosas mujeres usando vestidos verdes de pie detrás de ellas.

Gu Xijiu se agitó. ¡Ella conocía a las ocho damas, eran las sirvientas en el Salón Fucang!

Una de ellas era su amiga, incluso la había preparado una vez, Mo Yuyan…

Mo Yuyan estaba informándole a Di Fuyi quien todavía estaba parado en el escenario, “Maestro Celestial, he traído a quienes acusaron e insultaron intencionadamente a la Señorita Gu con su líder. Ninguno está ausente”.

Di Fuyi al azar dio un vistazo y luego se dio la vuelta para preguntar, “Su Majestad, ¿puedo revisar con usted cuál es el castigo para aquellos quienes simplemente insultan al discípulo de El Señor?”

El Emperador estaba enojado y le ordenó a su oficial, “¡arresten a todas, remuevan su Kung Fu y corten sus lenguas! ¡Envíenlas a la tierra de la nieve!”

La tierra de nieve era una tierra congelada sin ningún signo de vida. Nadie podía regresar o sobrevivir una vez que eran enviados allí.

Esas personas inmediatamente gritaron y suplicaron por perdón. Afirmaron que eran inocentes y que era un malentendido. Algunas incluso juraron que no insultaron a Gu Xijiu y continuamente se postraron para Di Fuyi para buscar un juicio justo.

Él las miró con un gesto frío, todas inmediatamente cerraron sus bocas.

Sonrió amablemente, “¡sólo les daré una oportunidad y será mejor que escuchen con cuidado! Si señalan quién es la autora intelectual detrás de esto, sólo removeré su lengua y el resto será perdonado. Pero si van a decirme tonterías completas, ¡yo doblaré el castigo!

El grupo de mujeres estaba en un total silencio.

Nadie dudaría de las palabras del Maestro Celestial Zuo, por tanto, a pesar de que no estaban contentas con la condición, aun así decidieron señalar a la misma persona al mismo tiempo, “¡es ella!”

A la que estaban señalando era Gu Tianyi. Su rostro estaba pálido. Rápidamente se arrodilló y quiso argumentar. Sin embargo, el aura del Maestro Celestial Zuo era demasiado poderosa y sólo logró curvar su cuerpo y buscar secretamente la ayuda de su padre con una mirada lastimosa.

En efecto, Gu Xietian había escuchado lo que ella había maldecido desde el inicio. Sin embargo, él estaba de pie en la misma plataforma con el Emperador, de lo contrario, la habría abofeteado antes. Pensó en darle una lección cuando regresaran a casa.

Sintió una oleada de lástima por ella, pero al mismo tiempo también estaba enojado. Él reflexionó y luego se arrodilló ante Di Fuyi, “¡Maestro Celestial Zuo!”