Capítulo 285: ¿Qué piensan ustedes dos?


Hua Wuyan sacudió su cabeza ligeramente. Ella misma lo había experimentado, por lo que sabía que el Bloque de Luz de Cinco Colores se dispersaría y desaparecería después de un tiempo.

No pudo evitar suspirar, “parece que realmente no es…” a mitad de su frase, repentinamente se atragantó y abrió sus ojos ampliamente.

Para su sorpresa, todos los colores de la Serpiente Relámpago de Cinco Colores comenzaron a mezclarse y fusionarse con el cuerpo de Gu Xijiu, desapareciendo de la vista uno por uno.

Momentos después, el Bloque de luz de Cinco Colores desapareció. Todas las Serpientes Relámpago no podían ser vistas por ninguna parte. El cuerpo de Gu Xijiu irradiaba los cinco colores de los rayos, pero esos rayos no se extendieron a lo largo de los Ocho Diagramas. En cambio, los rayos la rodearon y formaron un halo desde atrás. Estaba envuelta en los rayos brillantes como si llevara la luz infinita de Buda.

Hua Wuyan y Qian Yueran estaban en estado de shock.

Todos los demás estaban confundidos.

Excepto por Di Fuyi y los otros dos Señores Supremos, todos los que estaban presentes en la escena no tenían idea de lo que sucedería en realidad si se demostraba que era la elegida.

El Emperador comenzó a hablar, “Maestro Celestial Zuo, ¿es suficiente para demostrar que Xijiu es la discípula elegida?”

En cambio, Di Fuyi miró hacia Hua Wuyan y Qian Yueran, “¿Qué piensan ustedes dos?”

Hua Wuyan era prudente. Se giró y miró a Qian Yueran.

Qian Yueran era realmente franco y desinhibido, “su situación era más como una anomalía. Sin embargo, no parece el tipo de situación que pasaría en un discípulo elegido, así que no creo que sea una discípula elegida”.

Hua Wuyan estuvo de acuerdo, sonriendo, “el Hermano Qian y yo compartimos la misma opinión”.

Después de escuchar a ambos, la multitud comenzó a hacer un alboroto de ruidos y voces por sus propias opiniones – algunos dijeron que era así, algunos dijeron que era inesperado que resultara no ser la elegida, algunos sintieron lástima por ella, algunos disfrutaban viendo la diversión y algunos simplemente disfrutaban de su desgracia. Había todo tipo de personas, demasiadas para enumerar.

Leng Xiangyu estaba encantada de corazón. Sin embargo, suspiró para fingir que lo lamentaba.

Sin embargo, Gu Tianyi no ocultó su diversión. Se rio, “eso fue lo que dije, ¿cómo podría ser la discípula elegida? Ella obviamente ansía algo de lo que no es digna. Cómo se atreve una basura inútil a dirigirse a sí misma como la elegida. ¿Así que ahora se estaba engañando a sí misma en frente de otros?”

“¡Tianyi, no hables tonterías!” Leng Xiangyu la reprendió, “después de todo, es tu hermana. También es una dama de nuestra Residencia del General. Además, el Maestro Celestial Zuo todavía no ha concluido nada”.

Sólo el Maestro Celestial Zuo tenía la última palabra para decidir si era o no la discípula elegida. Los dos grandes Señores eran simplemente testigos.

Todos ellos dirigieron su atención al Maestro Celestial Zuo, esperando que él diera el veredicto final.

En su lugar, Di Fuyi estaba mirando a Gu Xijiu. Ella no podía decir nada por su expresión ya que una máscara cubría su rostro. Sólo podía ver que había esplendor en sus ojos, pero no podía capturar su estado de ánimo.

“¿Cómo te sientes?” preguntó Di Fuyi. Obviamente le estaba preguntando a Gu Xijiu, quien acababa de ser liberada de las cadenas del pilar.

Gu Xijiu movió sus manos y pies por un momento para sentir la agilidad, “nada mal”. Había algo ardiendo en su torrente sanguíneo, pero era soportable.

“No eres la discípula elegida”, dijo Di Fuyi. Él no alzó su voz, pero fue lo suficientemente fuerte como para ser escuchada a través de la plaza.

Gu Xijiu miró hacia abajo, sin decir una palabra.

El resultado de la prueba era esperado. No estaba sorprendida.

Inicialmente, la gente no quedó desconcertada por el resultado. Sin embargo, escuchar el anuncio final hecho por Di Fuyi mismo causo un alboroto, independientemente.

A pesar de que el resultado ya estaba dentro de sus expectativas, las personas aún esperaban que ocurriera un milagro de cambio. Ahora que la revelación fue hecha, fue completamente esperado – algunos se sintieron decepcionados, sacudieron sus cabezas, siseaban ante el resultado, insultaban y el resto se burlaba.