Capítulo 280: No hay nada que no pueda dejar ir


Di Fuyi rio entre dientes, “tu paseo fue lo suficientemente bueno. Te castigaría si llegas tarde”.

Qian Yueran rio, “¡afortunadamente, no llegué tarde!”

Hua Wuyan también sonrió dulcemente, “siempre pongo tus tareas como primera prioridad”.

Los tres continuaron charlando. El emperador quien estaba en la estación de observación también fue a saludarlos.

Repentinamente, Gu Xijiu suspiró.

“¿Por qué el suspiro? ¿Ya te sientes asustada?” Preguntó la Piedra del Firmamento.

Gu Xijiu dijo, “en las novelas o películas de mi época, los clanes con el nombre de Yinyang o Xihua son siempre los malos. A la mayoría de los Señores Supremos les gusta practicar con espíritus del diablo y a menudo tienen un aire seductor y encantador. Por tanto, también pensé que el Señor Supremo del Clan Yinyang se vería igual. Sin embargo, sólo después de conocerla este día, descubrí que es una dama tan bella y elegante. ¡No esperaba eso en absoluto!”

La Piedra del Firmamento permaneció en silencio por un momento antes de decir, “Maestra, ¿no estas preocupada en absoluto?” Siempre había pensado que su maestra era algo extraña.

“No hay nada de lo que deba preocuparme. No soy una discípula celestial, por lo que el resultado hablará por sí mismo. Seré enviada al Bosque Oscuro por unos días. Desde que ya sé cuál será el resultado, ¿por qué debería estar preocupada? Gu Xijiu explico.

“Ya que sabes que no eres una discípula del regalo celestial, ¿por qué quieres hacer la prueba públicamente? Es una vergüenza ser anunciada como una farsante frente al público en general”.

“No lo creo”. Gu Xijiu respondió determinada.

Ella ya no quería tener nada que ver con la identidad, así que no había nada de qué avergonzarse. Sólo quería alcanzar su objetivo final.

Era demasiado problemático mantener esa identidad. Estaba enredada por Long Siye, perseguida por Di Fuyi, admirada por el Emperador y arrastrada a un matrimonio del que no podía salir…

Cuando todos esos problemas se unieran, ella no podría practicar libremente. En ese caso, sería mejor perder completamente esa identidad en su totalidad. Después de la prueba, sería enviada al Bosque Oscuro y todos pensarían que Gu Xijiu había perecido allí.

Una vez que ella saliera con éxito del Bosque Oscuro, cambiaría su identidad en otro país. También planeó encontrar un lugar tranquilo para continuar practicando su poder espiritual y vivir la vida que ella deseaba.

Ya tenía planeado su futuro, por lo que no le importaba la poca vergüenza que iba a recibir en ese momento.

La Piedra del Firmamento pareció entender sus planes. Hizo una pausa y preguntó, “¿puedes dejar ir a toda la gente de aquí? Gu Xietian te ha estado tratando bien recientemente y ahora eres considerada como su hija. Di Fuyi también ha sido bueno contigo y hasta desea comprometerse contigo… Rong Jialuo también te trata de manera diferente. Él ha estado vigilándote desde que apareciste…”

“No hay nada que no pueda dejar ir”. Gu Xijiu respondió con firmeza.

La Piedra de Firmamento quedó atónita, “¡eres tan de sangre fría!”

Tal vez era de sangre fría después de todo. Cuando reencarnó en ese mundo, juró que sólo viviría para sí misma y no para nadie más.

Sólo quería vivir libremente en esa ocasión y no verse restringida por ningún tipo de relación, que incluía la familia y el amor.

“Entonces, esta es la Señorita Gu”. Una voz sonó frente a ella.

Gu Xijiu miro hacia arriba y vio al Señor Supremo del Clan Yinyang, Hua Wuyan.

Hua Wuyan la examinó de la cabeza a los pies, como si estuviera mirando un juguete nuevo. Gu Xijiu también la miró calmadamente.