VVC – Capítulo 279

0

Capítulo 279: Es tan obvio


La persona que salió del carruaje blanco era una mujer que vestía una túnica blanca. Su rostro estaba velado y sólo se veían un par de ojos húmedos. Aunque llevaba una túnica grande que cubría su figura corporal, la forma en que caminaba mostraba que en efecto era una dama hermosa.

¡La multitud bajo el escenario estaba conteniendo la respiración!

Los residentes en el Reino Tianxing sintieron que esos fueron los días más afortunados de sus vidas. Hace unos días, se las arreglaron para conocer al Señor Supremo del Clan Tianwen y al Maestro Celestial Zuo y al Maestro Celestial You. ¡Ese día, se las arreglaron para encontrarse con el Señor Supremo del Clan Jiuxing y el Clan Yinyang al mismo tiempo! ¡Eso fue simplemente un milagro!

¡Era porque esas cinco personas nunca se presentaban en días normales y ahora aparecían al unísono dentro de unos pocos días!

Aunque esos grandes hombres enmascararon su aspecto original cuando aparecieron frente al público, era suficiente para entusiasmar a todos por sus apariencias.

Por supuesto, ya que esos dos provenían de dos países diferentes y también eran los consejeros imperiales de los Reinos de Haoyue y Zhaoyang, la multitud todavía podía contener relativamente sus emociones y ni siquiera vitorearon ni se arrodillaron. Sólo se inclinaron para saludarlos.

“El hombre de la túnica roja es el Señor Supremo del Clan Jiuxing. Se llama Qian Yueran y práctica el talento espiritual del fuego. También es el consejero imperial del Reino Haoyue. Ahora tiene 93 años. La dama de blanco es la Señor Supremo del Clan Yinyang. Su nombre es Hua Wuyan y práctica el talento espiritual del agua. También es la consejera imperial del Reino Zhaoyang. Ahora tiene 86 años…” La Piedra del Firmamento comenzó a leerle la información en voz alta a Gu Xijiu.

Ella sólo se mantuvo en silencio.

Estaba asombrada de esos grandes hombres en el continente. Aunque ellos ya eran viejos, se veían bien y jóvenes. Aparentemente, ese era el beneficio de mejorar a un nivel muy alto su poder espiritual. No sólo podía prolongar la vida sino también mantener su belleza.

“Maestra, creo que tú deberías pensar en el motivo detrás de su llegada, en lugar de comentar sobre su belleza”. La Piedra del Firmamento se quejó.

Gu Xijiu desdeñó, “Es tan obvio. La prueba pública requiere dos ayudantes y tienen que ser alguien que ocupe un puesto elevado o el discípulo del regalo celestial. Como Long Siye me secuestro una vez, debió ser destituido como testigo. El Maestro Celestial You, Tian Jiyue, resultó herido desde la pelea de anoche, por lo que debe estar escondido en algún lugar para restaurar sus poderes y ya no puede ser un testigo. Por tanto, al parecer, esas dos personas han sido invitadas por Di Fuyi en el último minuto”.

Cuando terminó de explicarle a la Piedra del Firmamento, las dos personas habían saltado del cielo al Escenario del Cielo Abierto.

Cuando Qian Yueran saltó, él no tuvo muchos métodos, sólo había saltado directamente en el escenario. Sin embargo, cuando alcanzo el escenario, sus pisadas fueron muy suaves y ligeras sin siquiera un chirrido de ruido.

¡Era muy bueno su Qing Gong!

Gu Xijiu era la experta en ese arte, por lo que elogió en secreto su buen Qing Gong.

El Señor Supremo del Clan Yinyang (Hua Wuyan) descendió lentamente con gracia. Incluso dio un salto en el aire antes de aterrizar en el escenario. Cuando aterrizó, también fue suave y silenciosa, pero por la forma en que aterrizó, Gu Xijiu sabía que su Qing Gong no era tan bueno como el de Qian Yueran.

Sin embargo, su Qing Gong también era considerado como uno de los mejores en el continente.

Qian Yueran preguntó con una voz fría y brillante, “Hermano Di, ¿llegué tarde? En el momento en que recibí tu correo urgente, partí inmediatamente de mi lugar. Puedes ver que mi flamenco ahora está exhausto”.

Cuando Hua Wuyan aterrizó en el escenario, sonrió y saludó a Di Fuyi, “Fuyi, ¿cómo estás?” Su voz era dulce y clara, sonando como la de una joven adolescente.