Capítulo 270: ¿Qué le había sucedido a esa chica en realidad?


“¿Qué parte es extraña?”

“Tu cuerpo no parece haber nacido inútil, sino que en su lugar parece haber sido sellado por alguien con una técnica especial”. La Piedra del Firmamento dijo, incierta.

Gu Xijiu estaba tan sorprendida que frunció su ceño, “¿sellado por una técnica especial?”

“Sí, parece que está siendo sellado. Y ahora puedes recuperar un poco, lo que también debe significar que el sello ahora puede tener un pequeño orificio. Si puedes abrir todo el sello, podrías ser considerada un genio del poder espiritual, con la capacidad de matar cualquier cosa en tan sólo un segundo”. La Piedra del Firmamento le dio una pista maravillosa.

Gu Xijiu frunció su ceño, “Es extraño. La dueña original de ese cuerpo era de bajo estatus y débil. También era hija de un general, ¿quién tramaría para sellar su poder espiritual? ¿Podría ser la gente de la mansión del general? ¿Leng Xiangyu? ¿Gu Tianchao?”

“Maestra, la técnica utilizada para sellar tu cuerpo es extremadamente extraña y avanzada. Por no mencionar a las personas en la mansión del general, incluso el príncipe heredero, Rong Jialuo, tampoco podría realizarla”.

“Entonces, ¿quién podría ser?”

“No puedo adivinarlo”. Incluso la Piedra del Firmamento no tenía idea.

Gu Xijiu repentinamente pensó, “¿podría ser el Maestro Celestial Zuo?” Después de todo, fue él quien rompió el sello. El sello aún requiere que quien lo hizo lo deshaga…

“No pudo ser él. ¿Por qué iba a hacerle las cosas difíciles para una pequeña?”

Gu Xijiu recordó que Di Fuyi solía decir que conocía a la señora del general ¡y de repente tuvo una idea!

¡Quizás parte de lo que Di Fuyi dijo era verdad!

Por ejemplo, Luo Xinglan solía llevar a su hijo para suplicarle…

Por las noticias que recibió a través de una investigación furtiva, sabía que la madre de la dueña original de ese cuerpo, Luo Xinglan, era una mujer que actuaba y hablaba como un hombre. Antes casarse, era una mujer notable e inteligente que viajó por el mundo. Sólo después de casarse con Gu Xietian, comenzó a ser ama de casa. Por tanto, no fue en absoluto una sorpresa para ella el conocer al Maestro Celestial Zuo.

Sin embargo, debido a su alto estatus, Luo Xinglan probablemente no habría tenido que hacer todo lo posible por suplicar la ayuda del Maestro Celestial Zuo si su hija no sufriera un problema extremadamente complicado…

¿Qué le había pasado a esa chica en ese momento?

¡Luo Xinglan no debería pedirle a Maestro Celestial Zuo que le haga una lectura facial a su hijo sin una buena razón!

Actualmente, Di Fuyi debería ser la única persona que sabía la verdad, pero si él no quisiera decirlo, no podría obligarlo a decir la verdad.

Ella frotó el punto entre sus cejas. Bueno, sólo vive y deja vivir. Después de todo, algunas verdades no deberían ser reveladas cuando el momento no era el correcto. Por ahora, como ya había recuperado algo de su poder espiritual, también podría practicar algunas habilidades para mejorarlo. Además, su técnica de teletransportación también había mejorado a pasos agigantados.

Justo ahora, cuando se teletransportó llevando a Di Fuyi, prácticamente se las arregló para ponerse en posición con tanta precisión que no hubo ni un sólo error de lo que esperaba. ¡Anteriormente, sería totalmente imposible!

Por tanto, ¡sintió que tenía un 50 por ciento de oportunidades de sobrevivir, incluso cuando fuera arrojada al Bosque Oscuro!

Mientras pudiera salir del Bosque Oscuro, ella recuperaría su libertad. Después de todo, el Maestro Celestial ya no tendría ninguna razón para atraparla, por tanto, ya no la miraría tan de cerca.

En cuanto a Long Siye, su principal objetivo debería ser la Hierba Ilusión. Por tanto, podía amenazarlo con la Hierba Ilusión en los momentos críticos para obligarlo a dejarla ir…

Todavía no era capaz de derrotarlo, por ello, no podía enfrentarlo directamente de momento. Además, ella ya no necesitaba la Hierba Ilusión – no importaba si tenía que destruirla o dársela.

Cuando estaba pensando qué hacer en el futuro, repentinamente sintió algo y saltó.

¡Alguien estaba afuera!

La cueva donde estaban no tenía ni una sola salida. Una pared de aproximadamente dos pies de espesor que podía aislar el sonido, estaba bloqueando la cueva del mundo exterior. Ella ya no era quien solía ser, pero cuando se mantuvo calmada y silenciosa, aún pudo escuchar el sonido del movimiento en el exterior.