Capítulo 266: ¡Depende de ti si quieres tenerla! ¡No hay una especial!


Di Fuyi miró la fruta y luego de regreso a ella. Tenía sus ojos cerrados cuando dijo, “quita la piel, por favor”.

¡Qué persona tan particular! Gu Xijiu era perezosa para discutir con él, así que sacó un cuchillo de fruta y comenzó a pelarla.

Di Fuyi miró el cuchillo en la mano de Gu Xijiu y dijo, “tienes tantos cuchillos”.

“¡Por supuesto! ¿Prefieres que use el sable con siete colores para pelar la fruta? ¿O el bisturí que acabo de usar para cortar tu dedo?”

Di Fuyi dejó de hablar y la vio pelar la fruta.

Ella era hábil en el oficio y en poco tiempo la piel pelada cayó en espiral con un grosor uniforme. Se veía hermosa.

“¿Siempre ayudas a otros a pelar frutas?”

Gu Xijiu respondió con un “Ummmmmmm” y luego continuó pelando. Un asesino necesitaba manos estables. Pelar y tallar frutas era uno de sus métodos de entrenamiento. En ese momento, las frutas que pelaron se podían organizar en una línea larga y en ocasiones las golpeabann como objetivos.

Los ojos de Di Fuyi se oscurecieron y dejó de hablar.

Después de que Gu Xijiu terminó de pelar, le pasó la fruta y le dijo, “¡muy bien, está pelada!”

La forma de la fruta que pelo era hermosa y alineada con el valor estético que Di Fuyi ponía en las cosas. Él parecía un tanto insatisfecho, “esta fruta es muy común. Es lo mismo que la fruta que pelaste para los demás, ¿cierto? ¿Puedes pelar una especial?”.

Gu Xijiu, “…” arrojó la fruta directamente hacia él. “¡Depende de ti si quieres tenerla! ¡No hay ninguna especial!”

Si él era tan particular acerca de qué fruta tenía en medio de la nada, Gu Xijiu sentía simpatía por sus asistentes en el Palacio Fucang, ¡ya que sería muy agotador servir a esa persona!

Cuando estaba a punto de sentarse, ¡Di Fuyi alzó su mano y la atrajo hacia su abrazo! ¿Esa persona era adicta a abrazar a otros?

Cuando Gu Xijiu quiso soltarse, él le devolvió la fruta, “desde que no puedes darme otra cosa, debes saber cómo tallar un nombre, ¿verdad? ¡Talla mi nombre en ella!”

Gu Xijiu, “…”

Viendo sus determinados ojos negros, Gu Xijiu casi quedó sin palabras.

“Simpatizo con tus asistentes”. Gu Xijiu dijo mientras se hizo cargo de la fruta para tallar su nombre.

Mientras miraba el tallado, Di Fuyi dijo, “ellos en verdad son muy afortunados. Muchos quieren ser mis ayudantes pero no tienen la oportunidad. Por favor talla mejor, ¡tú escritura no es fea!”

Gu Xijiu frunció su ceño y arrojó la fruta hacia él, “¡sólo acéptala, no soy una calígrafa!”

Di Fuyi recibió la fruta, la giró sobre la yema de su dedo para apreciar la talla por un momento y luego, desapareció.

Gu Xijiu, “… ¿la has guardado?” ¡Sabía que él no sería capaz de tragarla directamente!

Di Fuyi la miró mientras decía con seriedad, “mi nombre está en ella, ¿no crees que yo me comería a mí mismo?”

Gu Xijiu frunció sus labios y guardó silencio. Decidió dejarlo ser. Después de todo, había hecho lo que necesitaba hacer, había demostrado la máxima tolerancia y paciencia hacia esa persona que buscaba fallas.

Como había estado ocupada durante mucho tiempo, ella de hecho se sentía agotada. Por tanto, se sentó en una piedra al lado para meditar. Cuando estaba a punto de calmarse, una voz fue escuchada. “Tu estilo de meditación es incorrecto, cámbialo”. Di Fuyi dijo.

Gu Xijiu nuevamente quedó sin palabras, “…” debido a que no tenía poder espiritual, había estado usando el estilo que usaba para practicar su poder interno en su vida anterior, ya que sentía que era muy adecuado para su pequeño cuerpo.

“Usa el estilo del Ganso Regresando del Sur”. Di Fuyi continuó.

Gu Xijiu estaba confundida, ¿qué era ese estilo de meditación?

“¿Aún no lo has aprendido? Yo pensé que lo sabías todo”. Di Fuyi caminó hacia ella, “Déjame enseñarte”.

Él ajustó las dos manos de ella y sus piernas él mismo y le dijo los correspondientes métodos de respiración, “inténtalo”.