Capítulo 258: ¡Puedes hacerlo, sólo continúa!


“¡¡Ooooooooowhooo!!” Se escuchó un aullido de frustración e ira entre el grupo de Mastines Trueno Sangriento, ¡y estaba claro que este provenía de su líder!

El resto siguió su ejemplo después de su aullido y se dispersaron rápidamente como si acabaran de recibir alguna orden. Los arbustos fueron pisoteados mientras esos Mastines vagaron por la zona en un estado de locura.

Como Gu Xijiu se teletransportó con prisa, no logró calcular su dirección y distancia de su teletransportación. Además, llevaba a otra persona con ella en esa ocasión, así que ni siquiera podía controlarse. Se las arregló para teletransportarse a sólo unos dos kilómetros de distancia y cayó en un denso arbusto. Más impactante, ¡vio una pitón que se arrastraba desde un gran árbol tan pronto como apareció y casi cayó sobre ella!

La pitón era tan grande que la circunferencia de su cuerpo era tan gruesa como un cubo. La repentina aparición de esas dos personas la sorprendió, por lo que instintivamente abrió su gran boca y se lanzó hacia ambos.

“¡Mierda!” Gu Xijiu maldijo antes de teletransportarse de nuevo.

“¡Muévete 3 km hacia la izquierda!” Afortunadamente, Di Fuyi instruyó a Gu Xijiu a tiempo justo cuando ella estaba a punto de teletransportarse por segunda vez.

Aparecieron en un páramo después de su segundo teletransporte. El páramo estaba lleno de arbustos y era tan vasto que se extendía hasta donde alcanzaba la vista. Antes de que Gu Xijiu se las arreglará para tomar aire, Di Fuyi ordenó nuevamente, “No, aquí no. Los Mastines nos encontrarían aquí. Debemos seguir teletransportándonos. Muévete 2.5 km en dirección sureste y luego avanza 3 km hacia el frente”.

Gu Xijiu quedó sin palabras, “…”.

Se quejó con Di Fuyi, “¡es agotador teletransportarse! ¡No puedo hacerlo tantas veces seguidas!” La teleportación consumía mucha energía. Además, anteriormente acababa de luchar por su vida, lo que le drenaba energía. Para empeorar las cosas, ¡ese hombre sólo se pegó a ella y la abrazó como si fueran gemelos siameses!

Él se presionó en contra de su espalda y la animó, “¡puedes hacerlo, sólo continúa!”

Cuando acababa de terminar su oración, ¡el aullido de los Mastines Trueno Sangriento se escuchó desde lejos! Al parecer, pudieron olfatear su presencia mientras se escuchaba el sonido de su aullido acercándose a ellos. Ese lugar tampoco era seguro, ¡y tenían que escapar!

Gu Xijiu tuvo que teletransportarse de nuevo.

Ella se teletransportó más de 10 veces continuamente bajo las instrucciones de Di Fuyi y finalmente, llegaron a una colina llena de piedras y guijarros.

¡Gu Xijiu se sorprendió de que hubiera logrado mantener sus poderes de teletransportación por tanto tiempo! Después de haber matado a ese Mastín, estaba tan cansada que casi se desmayaba. Sin embargo, ¡todavía logró arrastrar a un hombre y teletransportarse más de 10 veces! ¡La distancia total que ellos recorrieron fue de casi 100 km! ¡La necesidad de una persona por sobrevivir puede ayudarle en sus momentos desesperados!

La colina no tenía más que piedras. Numerosos cantos se extendieron sobre la colina y parecían un tanto misteriosos por la noche. Incluso aunque el lugar estaba desolado, Gu Xijiu estaba contenta de que al menos no hubiera bestias allí.

Como sólo había rocas y cantos, tenían una buena vista de su entorno y podían detectar cualquier bestia salvaje desde la distancia.

Mientras tanto, Di Fuyi estaba sentado en una gran roca. Él habló con indiferencia. “¿pareces enojada?”

Gu Xijiu estaba de pie sobre una enorme roca mientras terminaba de pronunciar esas palabras. Ella lo miró desde arriba y rio fríamente. “¿quieres decir que no debería estar enojada?” ¿¡Por qué no debería estar enojada cuando perdió su primer beso que había guardado durante tantos años!?

“¿Por qué estás enojada?” Parecía que Di Fuyi no podía entenderlo.

Gu Xijiu continuó riendo fríamente, “¿qué quieres decir?”

“El corazón de una mujer es como una aguja en el fondo del mar. No puedo encontrarlo”. Di Fuyi parecía inocente mientras hablaba.

Gu Xijiu nuevamente quedó sin palabras, “…”

Su boca todavía parecía capaz de saborear su lengua. Le dio un vistazo a sus labios que parecían estar en perfecta forma a pesar de que ella lo había mordido antes. Sus labios estaban ligeramente curvados como si él estuviera forzando una sonrisa. Era hechizante.