Capítulo 256: ¡O ella moría, o eso moría!


Gu Xijiu estaba sosteniendo su sable, inmóvil.

Había leído sobre el ‘Mastín Trueno Sangriento’ en un libro de animales extraños. Podría invocar el trueno pero usaba sangre como sacrificio. Su pelaje podía cambiar de color como un camaleón. Se sabía que era feroz y vengativo. Por tanto, una vez que se ofendía, lucharía hasta su muerte. Se dice que su velocidad era incluso más rápida que la de un leopardo. ¡Algunos decían que tan rápido como un rayo!

Cuando le abrió el estómago, naturalmente lo enfureció. Por tanto, no importaba a dónde fuera, ¡la iba a perseguir! Su mejor manera de escapar debería ser su poder de teletransportación, pero por desgracia, estaba deshabilitado.

Sólo podía hacer una cosa ahora, ¡luchar! ¡O ella moría, o eso moría!

“¡Corre hacia el Maestro Celestial Zuo, él puede lidiar con el!” La Piedra del Firmamento sugirió.

La esquina del labio de Gu Xijiu se elevó ligeramente y respondió con sólo una palabra, “¡cállate!”

¡Ahora era imposible para ella escapar!

Además, con la excelente habilidad auditiva de Di Fuyi, habría escuchado el ruido de allí y vendría para ayuda. Por tanto, si él quisiera ir, habría ido.

La Piedra del Firmamento se quedó sin palabras, “…”

El Mastín Trueno Sangriento era de hecho una bestia extremadamente anormal. Gu Xijiu lo había apuñalado hasta el punto en que la mitad de sus órganos internos estaban expuestos, pero en realidad pudo recuperarse tan rápido que la herida se estaba volviendo visiblemente más pequeña.

Debido a su rango de recuperación rápida, Gu Xijiu sospechó que no moriría a menos que se golpeara justo en su punto más vulnerable.

“¿Dónde está su punto débil?” Gu Xijiu le preguntó a la Piedra del Firmamento.

“Yo… Yo no sé”. Era tan raro que la Piedra del Firmamento tartamudeara, “los Mastines Trueno Sangriento son extremadamente raros y por lo general sólo se encuentran en el tercer pico del Bosque Oscuro y superiores”.

Gu Xijiu, “¡Mierda!”

Era raro que Gu Xijiu usara una palabra vulgar.

¿¡Ella simplemente cayó en el Bosque Oscuro!? ¡Alzó su sable y cargó contra ese Mastín Trueno Sangriento!

Desde que Gu Xijiu llegó a ese mundo, antes no había encontrado una pelea adecuada. Por tanto, esa sería la primera vez que la Piedra del Firmamento sería testigo de su verdadera habilidad de combate.

¡Rápida! ¡Precisa! ¡Viciosa!

Su pequeño cuerpo era como un rayo durante la noche mientras luchaba valientemente contra el Mastín Trueno Sangriento.

Al principio, éste probablemente quería tener un festín con ella. No llamo al rayo y más bien se apoyó en sus garras para atacar y sus dientes para desgarrar. Estaba listo para usar su cola para barrer y su cuerpo para arroyar Gu Xijiu.

¡Pero después de más de diez rondas en las cuales Gu Xijiu perforó continuamente a la bestia, finalmente estalló en cólera y comenzó a llamar a los rayos!

Con un movimiento de cabeza, ¡un rayo se dirigió hacia Gu Xijiu! Si la golpeaba, ella inmediatamente se convertiría en carbón.

Las rocas gigantes de los alrededores se hicieron polvo y también se encontraron grandes agujeros en la superficie del suelo. Estos mostraron el verdadero poder de la bestia.

Gu Xijiu ya se había esforzado totalmente. Su Qing Gong era sólo normal en comparación con antes cuando era una asesina en serie. A pesar de que el Mastín Trueno Sangriento era grande, aún enfrentaba problemas en contra de Gu Xijiu. Éste estaba aullando fuertemente como un trueno que incluso la tierra también tembló.

Gu Xijiu apretó aún más sus labios debido a la intensidad de la situación. Casi murió en varias ocasiones y sería asesinada por el trueno de esa bestia si no prestaba suficiente atención.

Lo había envenenado un par de veces, ¡pero no fue útil en absoluto! ¡¿Cómo iba ella a matarlo?!