Capítulo 255: Él no confiaba en ella


Gu Xijiu permaneció en silencio. Era evidente que él todavía no confiaba en ella. No se podía culpar a Di Fuyi por eso ya que había escapado demasiadas veces.

De todos modos, estaba dispuesta a soportar la ausencia de sus poderes de teletransportación ya que no pensaba escapar más. Corrió rápidamente hacia el montón de rocas.

Di Fuyi se sintió ligeramente deprimido cuando la vio correr lejos. Decidió dejar de meditar y giró su cuerpo hacia las rocas.

Sólo le tomó unos segundos a Gu Xijiu llegar allí y rápidamente se metió detrás de una roca para cambiarse. Estaba contenta de que el lugar estuviera bastante limpio y que no hubiera ni una sola hierba creciendo en el suelo. Además, los cantos bloqueaban el viento, por lo que se sentía caliente allí.

Usualmente, era muy cuidadosa con todo por lo que revisó los alrededores para asegurarse de que era seguro antes de comenzar a cambiarse. Estaba completamente mojada. Por tanto, necesitaba cambiarse todo.

La túnica de Di Fuyi era demasiado grande para ella, pero afortunadamente tenía un par de tijeras en su poder para hacer algunas modificaciones.

Fue muy rápida, ¡completó todo en dos minutos! Después de preparar todo, se quitó la ropa mojada y se secó. Más tarde, comenzó a ponerse la ropa limpia que le había dado Di Fuyi. Sin embargo, ¡se detuvo repentinamente cuando insertó un brazo en la camiseta! ¡Había algo detrás de ella!

Aunque la criatura no hacía ningún sonido ni se mostraba, Gu Xijiu podía sentir peligro. Se estaba acercando como un león hambriento e intentaba atacarla por la espalda. ¡Estaba listo para atacar!

Gu Xijiu no se dio la vuelta, más bien trató de ponerse la camiseta. ¡De pronto, una sombra amarilla se precipitó hacia su espalda! Esperó hasta que Gu Xijiu se pusiera la ropa en su cabeza para que quedara atrapada aunque quisiera escapar.

¡Eso tenía garras afiladas y ojos rojos!

“¡Choque!” Gu Xijiu cayó al suelo y la sombra amarilla atrapo nada más que el aire. Saltó sobre la cabeza de Gu Xijiu y aterrizó en el suelo.

“¡Disparo!” Gu Xijiu levantó su mano y un rayo blanco brilló. ¡El rayo blanco penetró su abdomen al instante!

Dio un paso atrás para retirarse y al mismo tiempo, también apuñaló el pecho de esa criatura.

“Ahhhhwoooooooo…” La bestia lloró con un largo aullido y el olor a sangre comenzó a extenderse en el aire.

¡Gu Xijiu se levantó rápidamente y se las arregló para ver a la criatura! ¡Estaba sorprendida!

¿Era un mastín?

Ese animal lucía similar a un mastín tibetano. Su pelaje era muy largo y su color parecía similar a los alrededores. Sin embargo, tenía el doble del tamaño de un mastín tibetano común y tenía un cuerno afilado en su cabeza.

Había un par de ojos rojos ocultos por su pelaje mientras sus largos colmillos estaban expuestos. Eso estaba brillando bajo la luz de la luna.

¡Era increíblemente feroz y todavía estaba parado allí a pesar de que su abdomen fue apuñalado y sangraba severamente! ¡Rugió frente a Gu Xijiu con sus patas traseras tensas y listo para atacar!

¡¿Qué clase de bestia era?! ¿Cómo podía sobrevivir aún?

“¡Mastín Trueno Sangriento! ¡Corre, maestra! ¡Corre!” ¡La Piedra del Firmamento gritó hacia su mente!