VVC – Capítulo 254

0

Capítulo 254: He aprendido mi lección


Fue una experiencia desagradable el sumergirse en el agua cuando estaba borracha, ¡especialmente con el clima helado!

“Grandioso, te estaba enseñando una lección para que no te emborraches más”. Di Fuyi dijo fríamente.

Gu Xijiu quedó sin palabras, pero todavía estaba molesta, “podrías despertarme y yo podría lavarme”.

“¿Despertarte? Eras como un gato borracho y te hubieras hundido en el agua si te hubiese dejado. ¿Todavía esperabas lavarte a ti misma?”

“Fuiste tú quien dijo que querías darme una lección, pero terminaste siendo tú quien termino trabajando”. Después de todo, él fue quien la limpió.

“¡Tienes razón, aprendí mi lección sobre dejarte beber!” ¡Él nunca más la dejaría beber!

Gu Xijiu permaneció en silencio.

Secretamente tomo una respiración profunda y se miró a sí misma, “¿cuánto tiempo he estado durmiendo desde que salí del agua?”

“Alrededor de una hora”.

Ella se sintió aliviada cuando supo que no estuvo dormida por mucho tiempo.

Miró su sujetador mojado nuevamente, “me siento incómoda con mi top mojado, ¿te importaría usar tu magia para secarlo por mí?”

¡De hecho, era incómodo! Sin embargo, no llevaba ropa limpia.

“¡De ninguna manera!” Di Fuyi rechazó.

Gu Xijiu estaba atónito, “¿por qué?”

“Te estoy enseñando otra lección”.

Gu Xijiu se dio cuenta de que el Maestro Celestial Zuo estaba actuando extrañamente. Fuera de eso, él era tan malvado con ella.

De cualquier forma, estaba acostumbrada a su lado malo, por lo que decidió no preguntarle sobre el hecho de que él le abrió su parte superior.

Parecía haber recordado que él sólo abrió su parte superior y dejó al descubierto una pequeña área de su pecho. Como no había pasado por la pubertad y parecía un niño, de todos modos no había mucho que ver.

Lo más importante que podía hacer ahora era secar su ropa.

Gu Xijiu se acercó a la fogata con la esperanza de que se secara su ropa. Repentinamente, una pila de ropa se estrelló junto a sus rodillas, “póntela”.

Gu Xijiu miró la ropa que parecía un frijol cuajado. Había una camiseta y una túnica e incluso él encontró ropa interior femenina para ella.

La ropa tenía un olor particular en ella, ¡y ese era su ‘aroma’! ¡Cada una de esas piezas era una artesanía!

Gu Xijiu había interactuado con él algunas veces, por lo que lo entendía mejor. Antes escuchó algunos rumores en el Salón Fucang sobre su peculiaridad. Para todo lo que había usado antes, él preferiría destruirlo que dárselo a otra persona. Sin embargo, en esa ocasión le dio su ropa, así que aparentemente fue muy amable con ella.

Ella le dio las gracias y luego se dio la vuelta.

“No vayas demasiado lejos, hay bestias en esta área, no es algo que tú puedas manejar”. Di Fuyi le recordó.

Gu Xijiu se detuvo por un segundo, “gracias por el recordatorio”. Luego dejó el lugar para cambiarse.

Ese lugar era aterrador, especialmente con los rugidos y aullidos que ella nunca había escuchado antes. Gu Xijiu tenía instintos relativamente buenos y apenas estaba equivocada. Por tanto, no planeó ir demasiado lejos.

Las grandes rocas que estaban a unos 80 metros de la orilla eran suficientes para cubrir todas sus regiones púbicas. Caminó hacia Di Fuyi y le preguntó, “¿podrías desbloquear mi habilidad de teletransportación? Yo te prometo que ya no escaparé”. Ella se dio cuenta de que había sido ineficaz desde que interactuó con él.

“¡De ninguna manera!” Di Fuyi respondió.

Gu Xijiu quedo sin palabras.