Capítulo 250: Si ella siente dolor, entonces él debería sentir un dolor severo.


Después de vomitar, Gu Xijiu se recuperó de su mareo. Inmediatamente se dio cuenta de que algo estaba mal. Giró su muñeca y una larga cuerda salió de su manga la cual se enganchó en el cuerno del unicornio.

Di Fuyi estaba listo para rescatarla con su rayo blanco. Sin embargo, se sorprendió cuando vio lo que hizo.

Esa pequeña no parecía ser torpe. Podía salvarse incluso cuando no estaba completamente consciente.

Di Fuyi golpeo el cuerpo del unicornio, “¡vuela apropiadamente! De lo contrario, ¡cortaré tu cuerno!”

El unicornio tembló y disminuyó su velocidad. Sin embargo, ¡se sintió incómodo mientras una persona colgaba de su cuerno! Sacudió su cabeza con frustración. Mientras sacudía su cabeza, Gu Xijiu hizo un gran giro alrededor del aire.

Como fue una asesina en su vida anterior, sus habilidades de supervivencia estaban bien desarrolladas. ¡Aún podía encontrar una forma de sobrevivir incluso cuando estaba inconsciente!

Mientras colgaba en el aire, usó sus extremidades para levantarse hacia el unicornio. A pesar de que todavía tenía una ligera resaca, con la técnica adecuada, sabía que podía subir hasta el unicornio. Inicialmente, estaba pensando en aterrizar sobre la espalda de la criatura. Sin embargo, terminó cayendo en los brazos de Di Fuyi mientras él intentaba limpiarse las mangas.

“¡Choque!” ¡Él casi se cae del unicornio!

Mientras la parte posterior del unicornio era amplia, esta no era lo suficientemente amplia como para moverse. Todo sucedió demasiado rápido y Gu Xijiu y Di Fuyi necesitaron ganar balance para mantenerse en la espalda del unicornio.

Cuando ambos se recuperaron de la colisión, ¡su boca estaba en su cabeza! ¡Incluso Di Fuyi se sorprendió! Esa era la primera vez que compartía un momento tan íntimo con alguien.

“¡Ay!” ¡Gu Xijiu gritó de dolor a pesar de que fue la que golpeó sus dientes en contra de su frente! Si sentía dolor, ¡entonces él debería tener un dolor severo! ¡Di Fuyi sospechaba que habría una cicatriz en su frente!

“¿¡Qué es eso!?” ¡Gu Xijiu tenía una gema en la boca! ¡Mientras intentaba aclarar con Di Fuyi, accidentalmente se tragó la piedra! Di Fuyi repentinamente tembló y estiró sus manos para alejarla de la gema.

Gu Xijiu nuevamente rodó del unicornio, pero afortunadamente estaba justo encima de un río. “¡Salpicar!” Gu Xijiu cayó en el agua.

El unicornio disfruto nadando en el río e intento lavar la suciedad que tenía en su espalda.

Di Fuyi también se empapó en el río para limpiarse a sí mismo. Sin embargo, en esa ocasión, él no limpió a Gu Xijiu. Anteriormente, él aplico algo de magia para lavarla, pero eso ya no funcionaba. Probablemente estaba molesto porque él no tenía paciencia mientras la limpiaba.