Capítulo 249: ¡Él sintió que era una acusación injusta!


Di Fuyi estaba muy molesto con su comentario. Él sonrió malvadamente y dijo, “¿crees que me veo como una mujer?”

Gu Xijiu tardó en darse cuenta de lo que había hecho. Lo miró y finalmente se dio cuenta de lo que había hecho, “no, ¿cómo puedes parecer una mujer?”

Di Fuyi se sintió mejor y volvió a preguntar, “entonces, ¿cuál es la diferencia entre las mujeres y yo?”

Gu Xijiu respondió directamente, “¡las mujeres no están tan locas como tú!”

Di Fuyi se quedó sin palabras nuevamente.

Alzó su mano y la cerró bajo la barbilla, “Cariño, sabes, ¡ahora tengo la urgencia de matarte!” La agarró más cerca y dijo, “dime, ¿te gusta él? ¡Sigues diciendo que él es tan grandioso!”

Gu Xijiu luchó con sus palabras, pero murmuró, “¡Lo que dije es la verdad!”

Di Fuyi apretó sus dedos en su cuello, “¡Ahora siento que voy a matarte! ¡Gargh! ¿Te gusta?”

Gu Xijiu sacudió su cabeza, “¡no, él es demasiado viejo! Él es tan viejo como mi madre. Soy demasiado joven y no me gustaría un anciano. ¡Incluso puedo dirigirme a él como ‘tío!’ ¡Tiene casi 60 años! ¡Extrañamente, le gusta que lo llamen ‘chico’ a pesar de que es viejo!”

¡Di Fuyi se quedó sin palabras, él sintió que era una acusación injusta!

Preguntó, “¿qué edad tienes?”

Gu Xijiu parpadeó y respondió miserablemente, “creo que debería tener 13 años este año o 12”.

“No te pregunté ahora… te pregunto cuántos años tienes en toda tu vida”. Di Fuyi intentó engañarla, “¿No lo recuerdas?”

“Han sido…” Gu Xijiu se chupó los labios y reflexionó pero su mente estaba perdida. “¡He estado enamorada de él!”

“Cambié mucho para él… ¡pero fue un mentiroso! ¡Todo era mentira!”

El cuchillo en su mano se escabulló mientras ella estaba gimiendo. Se sentó con sus ojos muy abiertos y dijo, “en realidad, todo fue sólo una mentira…”

Di Fuyi cogió rápidamente el cuchillo y la miró.

Pensó que lloraría, pero no había lágrimas en sus ojos. Sus pupilas eran negras.

Di Fuyi se sintió triste. Suspiró y estaba a punto de decir algo. Repentinamente, Gu Xijiu se levantó de un salto y sacudió su cuerpo, “¡por qué es tan tembloroso! No quiero estar más aquí…”

¡Ella cayó!

¡Di Fuyi se sorprendió! Se pudo ver un rayo blanco persiguiéndola para rescatarla.

“¿Estás tratando de suicidarte?” Di Fuyi la presionó con sorpresa.

Gu Xijiu se veía muy pálida, y Di Fuyi no tenía idea de si estaba asustada o simplemente deprimida.

“¿Triste? ¿O asustada?” Di Fuyi se burló de su desgracia y luego palmeó su cabeza, “¿sabes qué tan lejos estamos del suelo? Te convertirás en carne picada si te caes”.

“¡Vómito!” ¡Gu Xijiu vomitó!

Di Fuyi casi se convirtió en víctima ya que él estaba demasiado cerca de ella. Afortunadamente, era muy rápido. Usó su manga como un escudo, ¡pero ahora olía mal! ¡Di Fuyi casi se volvió loco!

¡Eso era intolerable para él, ya que sabemos cuánto priorizaba la limpieza! Rápidamente intentó algunas maneras de limpiar la manga, pero notó que el unicornio estaba temblando. ¡Dio un vistazo y se sorprendió por lo que vio!

¡Vomitó en el unicornio! ¡El pelaje blanco como la nieve del Unicornio se volvió purulento!

La criatura y su amo eran iguales; ¡ambos priorizaron la limpieza! Estaba sacudiendo su cuerpo y produjo algunas ondas de luz para limpiarse. Sin embargo, ¡el proceso de limpieza no fue tan rápido como la frecuencia del vómito de ella! ¡No pudo soportarlo más y comenzó a aullar! ¡Estiró sus alas y se apresuró hacia abajo!

¡Viajaba verticalmente hacia abajo como si fuera un misil! ¿¡Cómo podría Gu Xijiu resistir la velocidad!? ¡Cayó de espaldas nuevamente!