Capítulo 244: Muchas primeras veces


“Esto no tiene nada que ver con el regalo celestial, ¿cierto?”

Gu Xijiu cerró sus ojos y continuó, “tengo derecho a permanecer en silencio ante todas las preguntas que son irrelevantes al regalo celestial”.

Di Fuyi permaneció en silencio. Había tenido bastantes experiencias de “primera vez” a lo largo de sus interacciones con Gu Xijiu. Esa era la primera vez que encontró a alguien que no le tenía miedo, la primera vez que una niña era grosera con él, ¡y la primera vez que era envenenado por alguien! Además de eso, ¡también era la primera vez que se dio cuenta de que había una chica a la que no cautivó y que hacía todo lo posible por escapar de él! Era la primera vez que se dio cuenta de que su corazón latía de manera diferente. ¡Se dio cuenta de que no podía dejarlo!

Sus dedos tocaron suavemente la mesa mientras respondía, “bien, no te haré ninguna pregunta. ¿Pero qué tal si cantamos una canción? Sería extremadamente aburrido soportar un viaje tan largo sin hacer nada. Encontré tu canto bastante bueno”.

Gu Xijiu abrió sus ojos y respondió, “¿no tienes miedo de que te vuelva a envenenar?”

Di Fuyi se rio, “no estoy seguro. ¿¡Supongo que no eres tan tonta!?” Ella debía ser estúpida si le hacía eso otra vez.

Él tomo su copa y tomó un sorbo de la bebida. Después, repentinamente recuperó un martillo de jade y comenzó a golpear la copa de vino para componer una melodía. ¡Fue sorprendente! “Te acompañaré”.

Gu Xijiu le dio un vistazo a su vaso y se dio cuenta de que se usó un buen jade para hacerlo. Debido al vacío del vidrio, producía diferentes tonos cuando lo golpeaban con diferentes fuerzas. ¡Era tan bueno como un instrumento!

El Maestro Celestial Zuo indudablemente tenía una vida milagrosa, incluso ese vaso de vino debía costar mucho.

Gu Xijiu luego miró la pequeña botella de vino que él sacó. Su tamaño era considerablemente pequeño, pero la botella parecía estar llena incluso cuando Di Fuyi había bebido más de 10 vasos. ¡La fragancia del vino olía familiar a pesar de que no era lo mismo que el alcohol que él bebió antes!

¿Cambió su bebida? ¿Qué era eso? El alcohol en la botella olía muy similar al que Long Siye elaboraba.

“¡Huele bien, me gusta! ¡Es por eso que conseguí otro!” Di Fuyi explicó.

“¿Creí que sólo quedaba una botella?” Gu Xijiu frunció su ceño mientras preguntaba.

“Tienes razón, sólo había una botella que él estaba dispuesto a compartir conmigo. Probablemente ésta sea de su colección privada. ¡No fue fácil encontrar ésta! Busque en el sótano durante bastante tiempo y la encontré en un rincón escondido”.

De hecho, el lugar donde Long Siye escondió la bebida estaba mucho más oculto de lo que Di Fuyi describió. Fue enterrada en el suelo debajo de la bodega con una serie de mecanismos secretos para protegerlo.

Inicialmente, él no sabía nada sobre el “Universo Ebrio” oculto, los mecanismos secretos simplemente capturaron su atención. Él trató de resolver los acertijos y finalmente encontró una sorpresa después de romper los códigos. Estaba realmente muy feliz por eso.

Estaba enojado porque fue dejado solo para beber, sin embargo, toda su ira desapareció cuando encontró la segunda botella. Después de eso, él decidió vagar por la Montaña Tianwen.

“No puedo creer que él incluso haya mentido sobre eso…” Gu Xijiu suspiró.

Di Fuyi le dio una mirada. Un momento después, sonrió, “es normal que los hombres se comporten así. No es un gran asunto. El Señor Supremo Long es un caballero, él apenas oculta las cosas”.

“Cierto, cierto. Long Siye suele ser un caballero y siempre se veía educado y agradable a los ojos de todos”. Gu Xijiu pensó en su mente. ¡Probablemente ella era la única persona que vio su otro lado e incluso lo experimentó!

Gu Xijiu no quería escuchar nada más sobre Long Siye y trató de distraerse. La fragancia del alcohol disparó sus sentidos y sacó un buen vaso de su bolsa de almacenamiento, “También quiero un trago”.