Capítulo 243: ¿Era debido a Long Siye?


“¿Es el vaso atractivo? ¿O estás tratando de romper el cristal con tu mirada?” Di Fuyi preguntó sarcásticamente mientras giraba el vaso en su mano.

Ella apartó sus pensamientos y dio otro cuidadoso vistazo al vaso. Rápidamente, elogió, “el vaso es realmente atractivo”.

“No es sólo bueno. Es único, el único. No habrá otro juego de esos vasos en todo el mundo”. La modestia no existía en su diccionario. Le mostró su colección de cristalería a ella, había una jarra y dos vasos, que parecían increíblemente complementarios.

Gu Xijiu respondió con un zumbido bajo y débil como aprobación y cayó en el silencio.

Di Fuyi nuevamente la miró y un pensamiento repentinamente lo golpeó, así que decidió unirse a ella en el silencio. Sin charlar, él sólo se sentó allí con una de sus piernas dobladas.

Esa pequeña siempre había sido inteligente y vigilante con una guardia en alto cuando estaba cerca de él. Siempre había estado preparada para escapar en cualquier momento y escapo con éxito de él varias ocasiones, rompiendo su récord por el número de veces que él tuvo que atraparla. Sin embargo, en esa ocasión parecía haberse resignado a su destino y no se molestó en hacer nada.

Él asumió que todo era debido a Long Siye. Estaba seguro de eso. Lentamente, se sirvió otro vaso y lo saboreo.

Frente a él, Gu Xijiu de pronto estuvo un poco consciente. Extendió sus manos para también servirse un vaso de bebida. Justo cuando el vaso estaba a punto de tocar sus labios, él colocó un dedo en el borde del vaso y dijo, “tú no puedes beberlo”.

Gu Xijiu lo miró frustrada y le preguntó, “¿por qué?” La fragancia de la bebida era agradable, por lo que ella estaba confundida.

“Hmm, una niña no debería beber eso, afectará tu cerebro”, dijo Di Fuyi mientras intentaba quitarle el vaso. “Soy el único aquí quien merece usar estos vasos únicos”, continuó con frialdad.

Gu Xijiu le devolvió el vaso con indiferencia.

Di Fuyi permaneció en silencio. Se necesitaba de dos para tener una conversación. Si uno se sentaba sin hacer ningún reconocimiento, el otro evidentemente estaría disgustado.

“¡Maestra! ¡Maestra! Por favor, no te distraigas más, ¿cómo puedes estar tan distraída frente a él? ¿No quieres vivir otro día?” Hubo un repentino llamado de atención por parte de la Piedra del Firmamento en su cabeza.

Gu Xijiu finalmente volvió a sus sentidos. Mantuvo su cabeza en alto y miró a Di Fuyi que estaba sentado frente a ella. Su corazón salto un latido.

La mirada de Di Fuyi se fijó en ella con un par de ojos negros. Había algo en su mirada que era inexplicable. ¡Era casi tangible!

Gu Xijiu entonces cerró sus ojos por un tiempo. Ella los reabrió y miró a su alrededor, sólo para darse cuenta de que había masas de nubes a su alrededor.

No pudo evitar reírse ante la idea de que las personas se refirieran a ellos como ‘la pareja dorada’. La pareja dorada era un cuento de hadas que conocía de su vida anterior e inevitablemente habría conspiraciones si fuera real.

“Estás completamente despierta ahora, ¿no es así?” Di Fuyi le habló mientras golpeaba la mesa con sus dedos.

“Eres la única que se atreve a soñar despierta frente a mí”, continuó Di Fuyi.

“Lo siento”, respondió Gu Xijiu.

“¿Fue debido a Long Siye? ¿O fue debido al palacio de hielo?”  Di Fuyi preguntó con curiosidad.

Gu Xijiu alzó sus cejas y preguntó, “¿hay alguna diferencia entre los dos?”

“Absolutamente. Si fue por Long Siye, estabas distraída porque estabas triste. Pero si fue debido a la casa de hielo, estabas distraída porque estabas sumida en tus pensamientos tratando de encontrar la manera de dejarlo, ¿no fue eso?”

Gu Xijiu no dijo otra palabra más.

“¿Por qué no respondes?” Di Fuyi preguntó. Él estaba decidido a descubrir la verdadera razón.