Capítulo 240: Ella odiaba ser engañada emocionalmente


“Es por eso que he usado mi poder aislante para contenerla y evitar que otras almas o espíritus la posean. Ha estado en coma desde el primer día y todavía está sobreviviendo con la solución de nutrientes dentro del ataúd. Nunca antes ha estado despierta. Todos los datos de ese cuerpo han sido minuciosamente examinados y calculados. Creo que no habrá ningún problema, siempre y cuando enlaces tu alma”.

“¿Qué pasa si no funciona? ¿Qué sucede si no me enlazo?”

“Xijiu, yo puedo garantizar que este método funcionará”.

“Sí, porque si eso falla, no es usted quien morirá”. Gu Xijiu no pudo contenerse más, finalmente dejó resbalar su lengua.

Long Siye no sabía qué decir. Él estaba un poco pálido cuando habló, “Xijiu, tú no eras así antes”.

Como una asesina, la cosa más común era tomar riesgos calculados. Gu Xijiu había completado la mayoría de sus misiones en su vida anterior con su vida en riesgo. Algunas veces, las posibilidades de sobrevivir en las misiones eran escasas. Ella arriesgaría su vida por cualquier tarea que él le hubiera asignado sin vacilar en absoluto, independientemente de los peligros que esperaban al frente. Pero ahora, ella ya no podía creer más en sus palabras. No importa cómo él trataba de tranquilizarla una y otra vez.

“Xijiu, si no cambias tu cuerpo ahora, las manchas rojas permanecerán en ti y te será difícil practicar tu poder espiritual. ¿Es eso realmente lo que deseas?”

Gu Xijiu no respondió.

Él todavía estaba tratando de engañarla. Las manchas rojas en su rostro y su condición corporal incompetente aún podían corregirse. El inconveniente era que requería un gran esfuerzo para obtener todos los elementos necesarios para el cambio. Podría tratar de seguir mintiéndole, pero ella sabía que todo era sólo una mentira.

Ella lo detestaba más cuando él trataba de engañarla emocionalmente.

Su sangre hervía en su piel mientras sentía el impulso de apuñalarlo en el pecho. ¡Ella nunca había tenido semejante impulso! Sin embargo, sabía que no debía actuar bruscamente. Actuar por impulso era el peor error que un asesino podía cometer. Ella no era lo suficientemente competente como para pelear en contra de él en su estado actual, por lo que ser demasiado apresurada sólo la pondría en una desventaja más significativa.

Ella sonrió y dijo, “Señor Supremo Long, no importa si no puedo deshacerme de estos puntos rojos o incluso si pierdo la capacidad de acceder a mi poder espiritual. Al menos este cuerpo me pertenece a mí. Además, soy una dama y una dama eventualmente se casará. Me aseguraré de casarme con alguien que verdaderamente me ame por lo que soy y no por mi aspecto. Por tanto, a él no le importarán las manchas en mi rostro. Él no me usará para ayudarlo a tomar el poder. Por tanto, ignorara las fallas de mi poder espiritual. Agradezco su amable oferta, pero debo rechazarla, ya que ciertamente no deseo cambiar. Parece que esta oferta es un plan malvado para intentar matarme”.

El sarcasmo en sus palabras era demasiado sustancial como para dejarlo de lado. La expresión de Long Siye cambió. Miró hacia abajo y volvió su atención al jade rojo de su cintura. Había una mirada oscura en sus ojos y con Gu Xijiu todavía a su alcance, se podía ver alguna luz verde formándose lentamente en su otra mano. “Xijiu, un día comprenderás que todo esto es por tu bien. Ahora, entrégame la Hierba Ilusión”.

Él estaba tratando de quitársela. Esta vez, por la fuerza.

Gu Xijiu alzó su mano para tratar de golpearlo, “¡de ninguna manera!”

“Xijiu, no seas obstinada, sé que ahora la tienes contigo”, Long Siye trató de apuntar y golpearla.

Gu Xijiu estaba bien preparada para evitar el golpe. A ella no le podía importarle menos su mano que todavía estaba unida a la suya. Agresivamente, giró su cuerpo lejos, escapando así de su repentino golpe.

Sin embargo, no pudo escapar de la llave a su mano. ¡Con un chasquido, Gu Xijiu dislocó su mano! Él parecía sorprendido y finalmente dejo ir su mano.