Capítulo 239: La que él quería resucitar debía ser Ye Hongfeng


Él la miró nuevamente. Gu Xijiu era impasible, por lo que él continuó, “con ese cuerpo, puedes practicar tu poder espiritual sin la reaparición de esos puntos rojos. Te sienta mejor. Además, puedes escapar de tu identidad como la hija de la familia Gu. Puedes dejar atrás tu compromiso en el Reino Feixing. Puedes ser alguien completamente nuevo…”

Gu Xijiu estaba en silencio. Ella siempre supo que Long Siye era ambicioso, pero no se había dado cuenta de que sus ambiciones lo llevaban al punto incluso de querer convertirse en Dios.

Hizo un nuevo cuerpo. Hizo un nuevo clon. Pero a quien él quería resucitar debía ser Ye Hongfeng. Él meramente hablaba disparates sobre Gu Xijiu.

Ella podía sentir el flujo de adrenalina en su cuerpo, pero no lo dejaba mostrarse externamente. Sonriendo, aclaró, “entonces, ¿quiere colocar mi alma dentro de ese cuerpo? ¿Cómo? No sabía que era capaz de tal poder, Señor Supremo Long”.

Long Siye rápidamente respondió, “Xijiu, siempre he sido hábil con ese poder. Incluso en mi vida anterior. Ha tomado un tiempo debido a la carencia de elementos y recursos. No es muy difícil para ti el cambiar cuerpos mientras yo tenga los elementos necesarios. Extraeré tu alma y la colocare dentro del cuerpo”, él explico.

“¿Elementos? ¿Qué clase de elementos?” Preguntó Gu Xijiu, haciendo uso de la oportunidad.

“Varios. He estado recolectando todos esos artículos a lo largo de los años y creo que Dios ayuda a quienes se ayudan a sí mismos. Finalmente he encontrado todos los elementos básicos, excepto por uno, ahora sólo me falta una hierba. La última cosa que necesito es sólo esa hierba en particular”.

“¿Qué hierba?” Gu Xijiu preguntó ignorante.

“Una Hierba Ilusión de 3000 años de edad”. Él finalmente lo dijo. “Xijiu, tú fuiste quien recibió la Hierba Ilusión en la sala de subastas ese día, ¿no es así?” Long Siye preguntó mientras él fijaba sus ojos en ella tratando de leer su expresión.

¡Era justo como había esperado! La única intención de todo lo que él hizo fue nada más que para beneficiarse a sí mismo, y en ese caso, era para poner sus manos en la Hierba Ilusión.

Gu Xijiu sonrió un poco. Evitando su pregunta, le preguntó, “estoy más interesada en cómo va a ayudarme a cambiar de cuerpos. ¿Tendrá que matarme primero? De acuerdo a la leyenda, el alma de uno sólo abandonará su cuerpo después de la muerte”.

Long Siye se atragantó un poco y después dijo, “no se considera como matar. Te pondré en un estado inconsciente, después forzaré tu alma a salir criogénicamente con un poder de congelación. Finalmente, yo pondré tu alma dentro del cuerpo con mi poder secreto”.

¡Él no sólo planeaba quitarle la hierba, sino también su vida! Al inventar una razón tan absurda para convencerla de morir congelada, él podía obtener sin esfuerzo lo que siempre había deseado, mientras se deshacía de ella.

¡Eso parecía un buen plan! ¡Era más detallado que la estrategia que había usado anteriormente!

Ella observo a la chica en el ataúd de hielo y dijo, “Señor Supremo Long, ¿ella alguna vez fue su discípula? ¿Le ha enseñado algún kung fu? Parece que la congeló desde que tenía 20. ¿Es eso verdad? ¿Había estado viviendo con ella antes de que la congelara? ¿Era linda?”

“Ella… Es alguien que he creado. La he nutrido bien y la he agraciado con muchos talentos. Desafortunadamente, todavía no ha vivido verdaderamente su vida”, dijo Long Siye.

Gu Xijiu alzó sus cejas y preguntó, “¿cómo determino su inteligencia? ¿Tiene su cerebro defectuoso? ¿Ella está incluso coordinada? ¿Está dotada de una gran abundancia de poder espiritual?”

En silencio, Long Siye quedo asombrado.

Él sólo podía determinar esos factores de una persona viva. No obstante, todos los datos mostraron que ese cuerpo era idéntico al de Gu Xijiu en su vida anterior. Entonces, técnicamente, todo debería ser lo mismo, o sino mejor.

Lanzo un profundo suspiro, “Xijiu, no te estoy mintiendo. Desde el día que yo la creé, no tuvo alma. En mi corazón, yo sé que tú y sólo tú, realmente mereces ese cuerpo…”