VVC – Capítulo 236

0

Capítulo 236: ¿¡Qué cosa!?


Por primera vez en un tiempo, él podía alcanzarla físicamente, pero sentía que ella todavía estaba muy lejos.

Eso también hizo que Long Siye quedara azul además de Di Fuyi. Éste apretó sus puños en las mangas e intentó contenerse. Miro nuevamente a Gu Xijiu e intentó acercarse una vez más, “Xijiu, deberías saber cómo me siento…”

“Sé que es culpable. Si siente pena, ¿puede compensarme con una cosa?”

“¿Qué cosa?” Long Siye preguntó sorprendido.

Gu Xijiu levantó su cabello en la frente y dijo, “recuerdo que dijo que podía curar la marca de nacimiento en mi frente. ¿Puede removerla por favor?”

Long Siye miró la marca de nacimiento y dijo, “la mancha roja luce un poco extraña. No es ni una marca de nacimiento ni una mancha roja normal, más bien parece un punto de sellado…”

“¿Punto de sellado?” Gu Xijiu frunció su ceño cuando escuchó ese término, “¿qué significa?”

Long Siye suspiró, “¿puedes darme tu muñeca para que lo pueda confirmar?”

Gu Xijiu se rindió y le pasó su muñeca.

Long Siye reviso su pulso y finalmente la soltó. La miró y dijo, “parece que estás desarrollando algo de poder espiritual. ¿Eres capaz de sentirlo?”

¡Gu Xijiu silenciosamente sintió su cuerpo y se sorprendió! Sintió una extraña corriente de aire en su estómago. Ese flujo era ligeramente diferente del poder interno que usualmente empleaba. Era extremadamente leve. Cuando quiso probarla nuevamente, se dio cuenta de que no podía sentir nada. Casi hizo que su sentimiento inicial se sintió como una ilusión. No se dio por vencida y continuó cerrando sus ojos para sentirlo.

Long Siye suspiró, “no tienes porque intentarlo más. He confirmado que está allí. Sin embargo, sólo tienes un poco de poder y es inútil. Estás maldita y la mancha roja en tu rostro es un punto de sellado. No se puede curar”.

Gu Xijiu permaneció en silencio. ¿Estaba ella maldita? Y, ¿qué era un “punto de sellado”? No entendió esas dos palabras, pero entendió el significado en la última oración. “No puedes ser curada”.

Esa noticia fue muy desmoralizante para ella. Miró a Long Siye nuevamente y dijo, “dijo que podía curarme dentro de un año. ¿Estaba mintiendo?”

Long Siye hizo una pausa y de pronto tomó su mano, “ven conmigo, déjame mostrarte algo”.

Llamó a su grulla espiritual y la llevo con él. Luego, le indicó a la grulla que volara hacia un pico con nieve.

La grulla espiritual se detuvo en uno de los picos helados.

Ese pico era el pico más alto en el clan Tianwen. Tenía 6.000 metros de altura y estaba rodeado por numerosas torres de hielo.

En medio de esas torres de hielo, había un palacio construido con hielo. Era masivo y enorme.

Era increíblemente helado allí arriba y Gu Xijiu vestía ropa muy ligera. Como no tenía poder espiritual, estaba congelada y temblorosa.

Long Siye quería aprovechar esa oportunidad para abrazarla, “¿tienes frío? Déjame darte algo de calidez”.

Gu Xijiu dio un paso atrás y evito su mano. Evadió el incómodo momento mirando hacia adelante y pregunto, “¿qué es lo que quieres mostrarme?”

Long Siye parecía triste pero no quería obligarla. Caminó frente a ella y dijo, “ven conmigo”.

El suelo nevado estaba muy resbaladizo, pero afortunadamente, su Qing Gong era formidable y la ayudó a mantener su equilibrio. El único desafío para ella era el clima gélido.