Capítulo 235: ¿Cómo podría él equivocarse?


“Esto se llama Medicina Dorada del Dolor. La roja es para aplicar externamente mientras que la azul es para tomarla por la vía oral. No importa qué tan seria sea una lesión, una vez que la uses serás capaz de moverte después de una hora y recuperarte completamente luego de descansar por un día”.

“¿Esto es…?”

Long Siye la llevó a su almacén de tesoros y sacó algunas colecciones preciosas para mostrárselas. Sus medicinas podían sanar, mejorar la fuerza, aumentar la defensa y así. Long Siye fue muy generoso y puso todas esas cosas en una bolsa de almacenamiento plateada y se las entregó a Gu Xijiu.

Sin embargo, ella no la aceptó, “Señor Supremo Long, ya le dije que no soy la persona que está buscando”. Después se dio vuelta para salir de la habitación.

Long Siye permaneció en silencio.

Salió lentamente y vio a Gu Xijiu estando de pie junto a la barandilla. El viento había soplado tan intensamente que su vestido y su cabello ondeaban en la brisa. Se veía hermosa.

Long Siye tuvo un pensamiento en su mente. Se preguntó cómo pudo cometer un error. Estaba tan familiarizado con su temperamento como con suyo propio. ¡Pudo haber cometido errores con otras personas, pero no con ella!

Gu Xijiu siempre exhibía muchas apariencias diferentes cuando estaba fuera en misiones, pero siempre mostraba su verdadero ser frente a él.

Los ojos de Long Siye después se dirigieron a su frente. Ahora la marca de nacimiento parecía ser mucho más ligera. Una vez que creciera, sería una chica bonita.

Él miró cuidadosamente sus rasgos faciales. Lucía aproximadamente un 70 u 80% similar a lo que lucía en su vida anterior, era bastante similar a Gu Xixi. Sin embargo, su temperamento era idéntico.

“Xijiu, ¿qué piensas del paisaje de aquí? ¿Se ve como la Pueblo Guoliang cuando fuimos la última vez?” Long Siye se acercó y se colocó a su lado.

Gu Xijiu parecía tranquila y respondió, “Pueblo Guoliang, Eso se oye muy rural. Nunca espere que el Señor Supremo Long fuera alguien que visite ese tipo de lugares”.

Long Siye permaneció en silencio.

Suspiró suavemente, “ese lugar está aislado del mundo exterior. Los residentes allí son honestos. Te dije que me gustaba ese lugar y que podría quedarme allí después de que me retirara. Dijiste que tú me acompañarías y practicarías artes marciales en la colina. Esa noche estabas muy emocionada e incluso dibujaste un plano del patio que te gustaría”.

Gu Xijiu no habló y parecía indiferente.

Long Siye miró a su alrededor para ver si su atención se desviaba y después continuó, “cuando llegué por primera vez a la Montaña Tianwen, este fue mi lugar favorito, así que construí esa casa independiente. ¿Todo aquí se parece al plano que dibujaste?”

Incluso si se parecía, eso no cambiaba nada.

Los edificios podían ser lo mismo, pero las personas son diferentes.

Gu Xijiu se apoyó en la barandilla y miró la nube bajo la montaña. El viento alzó su cabello frente al rostro de Long Siye.

Él estaba feliz en ese momento al estar junto a su ser querido quien se veía hermoso. Long Siye no pudo resistir más. Extendió la mano para sostener su mano en la barandilla, “Xijiu…”

Gu Xijiu reaccionó muy rápido. Retiró su mano y dio un paso atrás. Long Siye no pudo abrazarla y se sintió decepcionado.

“Señor Supremo Long, ¿se siente culpable por algo?” Gu Xijiu lo miró y le preguntó.

Long Siye se sintió extraño y frío. Estaba muy familiarizado con su carácter. En el pasado, ella siempre era muy fría con los extraños y mantuvo distancia con otras personas. Aunque estaba muy cerca, él podía sentir la distancia entre ellos.