VVC – Capítulo 232

0

Capítulo 232: Tengo una condición más


“Vamos a soltarla bajo el segundo pico. Ya sería un milagro si puede escapar de allí con sus habilidades actuales”. Long Siye intentó negociar.

Di Fuyi golpeó la mesa, “si ese es el caso, mejor cancelemos el acuerdo para detener nuestras discusiones”.

Cuando estaba a punto de levantarse, Long Siye respiró hondo y dijo, “bien, sigamos tu sugerencia de dejarla bajo el tercer pico”.

Di Fuyi se rio y habló, “bien. Vamos, bebamos y comamos algunos peces. Puedes sacar tu licor ahora y no volvamos a casa si no estamos borrachos”.

“Espera, tengo una condición más”. Long Siye dijo.

“¿Qué más?” Di Fuyi frunció el ceño. “Señor Supremo Long, ¿no crees que tienes demasiadas condiciones?”

“No, yo no lo creo”. Long Siye no tenía expresión en su rostro, “si puedes prometerme esta condición, puedo cocinar un festín lleno de pescado para ti”.

Di Fuyi suspiró, pero estaba esperando por el festín, “por favor dilo”.

“Cuando la pruebes nuevamente, ¿podrías hacer la prueba en privado?” Él sabía muy bien que Gu Xijiu no pasaría la prueba, por lo que no quería que se avergonzara en público. Después de todo, era sólo una niña pequeña en esa vida. La ocupante original del cuerpo de Gu Xijiu ya había soportado muchos altibajos y finalmente fue reconocida por sus habilidades. Si fuera llamada una falsa en público, eso destruiría su imagen.

“¿Prueba en privado?” Di Fuyi miró a Gu Xijiu mientras preguntaba. “Tengo miedo de que ella se queje. Dijo que me odiaba y que podría temer que yo no fuera lo suficientemente justo”.

Long Siye aclaró su garganta y respondió, “no, puedo garantizar que ella no se quejará. Y confío en tus procedimientos de prueba para que no haya ningún error”.

Di Fuyi se rio antes de decir, “el hermano Long me entiende muy bien”. Después, miró a Gu Xijiu y preguntó, “¿qué opinas?”

¿Él lo iba a prometer? Long Siye estaba feliz y rápidamente le guiñó un ojo a Gu Xijiu. Él siempre estuvo muy bien coordinado con ella. En el pasado, Gu Xijiu actuaría de acuerdo a su plan. Sin embargo, en esa ocasión, Gu Xijiu fingió que no vio la señal. Se levantó y bebió un poco de licor antes de decir suavemente, “¿por qué queremos una prueba en privado? Si puedo pasar, entonces quiero pasar con orgullo. Si no, también quiero fallar con orgullo. No me importa cómo me vean los demás”.

Su declaración sorprendió a los dos hombres en la habitación. Long Siye estaba preocupado, pero no pudo completar su frase, “¡Xijiu…!”

Di Fuyi hizo una pausa por un momento y la miró fijamente, “después de todo esto, todavía no me crees”.

Gu Xijiu rio, pero dijo con frialdad, “no importa si te creo o no. Sólo quiero saber la verdad”.

Long Siye estaba deleitado con su respuesta. Reconoció a esa Gu Xijiu como la mujer que solía conocer. Era alguien responsable y no le tenía miedo a ningún rumor sobre ella.

Di Fuyi la miró y le preguntó, “¿no te arrepentirás?”

Gu Xijiu respondió, “siempre soy audaz y responsable con todas mis decisiones. Por tanto, ya no podrás comer ese festín de pescado”.

Di Fuyi permaneció en silencio.

Long Siye se conmovió. Aparentemente, no quería que él se metiera en problemas. “Xijiu, es sólo un festín de pescado…”

Gu Xijiu suspiró y dijo, “No quiero que sea tan humilde sólo por mí. No debería sucumbir a las condiciones de los demás”.

Long Siye estaba aún más iluminado.

Finalmente, ella apreció todas sus contribuciones y no lo negó fríamente como antes.

Sabía que todavía lo amaba como solía hacerlo en su vida anterior y no quería verlo meterse en ningún problema. En su vida anterior, cada vez que él era intimidado, ella manejaría la situación más severamente que él. Siempre trató muy duro de ayudarlo a recuperar su orgullo.

“Oh, ¿cuál es la bebida que el Maestro Celestial Zuo quería beber?” Gu Xijiu pregunto.