VVC – Capítulo 224

0

Capítulo 224: ¡Él realmente llevo a un joven!


Con el fin de llevar de vuelta a Gu Xijiu, Long Siye había puesto un gran esfuerzo. No sólo desplegó a todos sus espías, también envió a todas sus aves rastreadoras.

Después de encontrar a Gu Xijiu, temía que Di Fuyi los siguiera. Por tanto, secretamente ordenó a sus discípulos que continuaran buscando en el Reino Feixing. Además, incluso consiguió un sustituto para actuar como si él todavía estuviera buscando mientras estaba sentado en el vagón como usualmente lo hacía.

Claramente, tuvo que borrar todo rastro de su respiración a lo largo de la ruta. Si no se encontraba cara a cara con Di Fuyi, ¡éste definitivamente no sería capaz de encontrarlo de otra manera!

Después de todo, Di Fuyi era muy misterioso y sus características también eran impredecibles. Incluso Long Siye tenía dolores de cabeza cuando lidiaba con él, por tanto, debía actuar con mucho cuidado.

Cuando finalmente había regresado a su propio lugar a salvo, él naturalmente soltó un suspiro de alivio.

Cuando estaba a punto de acercarse a la Montaña Tianwen, finalmente se reveló a sí mismo.

Cuando los cuatro discípulos que patrullaban lo vieron, fueron a darle la bienvenida y saludaron mientras estaban sentados en la parte trasera de sus grullas, “Bienvenido, Señor Supremo”.

Entonces, vieron al débil niño que estaba siendo abrazado por su señor supremo…

¡Todos ensancharon sus ojos!

¡Su Señor Supremo inesperadamente estaba abrazando a alguien!

A él siempre le había desagradado que la gente se le acercara, ¿no?

Ni siquiera se ponía físicamente en contacto con nadie cuando les enseñaba a sus discípulos. A menos que fuera una cirugía importante, no querría tocar a nadie.

En esa ocasión… En esa ocasión, ¡en realidad cargaba a un joven!

Él incluso no lo soltó frente a sus discípulos.

¿Qué estaba sucediendo realmente?

“Señor Supremo, ¿quién es?” Uno de los discípulos preguntó valientemente.

“Mi prometido”. Poco después de que Long Siye dejara caer la bomba, voló de regreso a su Pico Xianzhu.

“¡¿Qué?!”

Los cuatro discípulos estaban muy conmocionados…

Long Siye también les advirtió a sus discípulos antes de que se marchara, “¡por favor, manténganlo como un secreto por el momento y no difundan la noticia!”

Por tanto, después de que los cuatro discípulos fueron bombardeados con la noticia, tuvieron que forzarse a guardar silencio…

Un edificio celeste fue construido en una colina.

El lado izquierdo de la colina era un lago, mientras que el lado derecho era el jardín medicinal lleno de numerosas plantas medicinales raras y la atmósfera se llenaba con olor de la medicina.

El edificio tenía cinco pisos de altura, tenía cornisas colgantes, arcos y campanas de viento plateadas colgando en ocho esquinas. Cuando soplaba el viento, estás tintineaban.

El agua del lago era clara y su área era enorme. Un pabellón podía ser visto en medio del lago y su cortina blanquecina colgaba y ondeaba con la brisa como las nubes.

Mientras tanto, las grullas se observaban bailando en el lago y el campo.

¡Qué lugar tan celestial!

¡El lugar era exactamente el mismo que un lugar celestial representado en leyendas o sueños!

“Xijiu, ¿qué piensas de este lugar?” En un pequeño pabellón, Long Siye estaba abrazando a Gu Xijiu sentado y con vista del lago.

“Es bastante hermoso”. Gu Xijiu finalmente escupió tres palabras.

“¿Te gusta? Solías decir que querías esconderte cuando ya no fueras una asesina. Dijiste que querías comprar una zona montañosa, construir un pequeño edificio, criar pollos y patos, plantar algunas plantas medicinales y té, además de disfrutar el estilo de vida similar al de los inmortales… Desde que yo establecí el clan Tianwen, he estado decorando este lugar, deseando que pudieras ver todo esto cuando volvieras…”

“¿Cuándo volviera?” Gu Xijiu repitió, con sus cejas levantadas.

“Xijiu, solías decir que donde yo estuviera sería a donde tú regresarías; tu hogar feliz. Llegué aquí y ahora tú también estás aquí. Pienso que los cielos son de alguna manera amables con nosotros…”

Gu Xijiu miró hacia abajo y no dijo nada, pero en su lugar su corazón rio con una sonrisa amarga.

Aunque era una persona indiferente, a ella realmente no le gustaba tanto el lugar celestial. Era debido a que Long Xi siempre lo anhelaba que ella lo menciono…