Capítulo 220: ¿Debes salir tarde por la noche?


Di Fuyi escaneó a través del muy comprensible registro. Incluso registró en detalle cuánto tiempo le tomó la chica hacer sus necesidades.

Él sonrió, asintió con su cabeza y se alejó.

Los asistentes se miraron y pudieron ver que todos estaban preguntándose si su maestro de palacio se había vuelto homosexual, ya que estaba tan preocupado por ese gordo…

Cuando su maestro de palacio regresó, finalmente se sintieron aliviados. Comenzaron a bromear y cuando estaban charlando alegremente, una persona salió corriendo rápidamente hacia la entrada, “¡Rápido, abre la puerta, el maestro del palacio me está enviando en una misión!”

Los guardias dieron un vistazo y descubrieron que era Mo Yuyan. Obviamente estaba apurada ya que su rostro se veía enrojecido bajo la luz de la luna.

Desde que el maestro del palacio la envió, el jefe de los guardias abrió la puerta sin ni un sólo retraso, “¿Cuál es la prisa? ¿Debes salir tarde por la noche?”

“¿Cómo te atreves a preguntar sobre los negocios del maestro del palacio?” Mo Yuyan dijo fríamente mientras corría rápidamente por la puerta y desaparecía en la oscuridad.

Los guardias no pudieron evitar sacudir su cabeza. Su maestro de palacio usualmente trabajaba misteriosamente. En ocasiones, él enviaba a alguien a hacer algo por él y la persona no explicaba nada a los guardias en absoluto. Y parecía que era lo mismo en esa ocasión.

¿Saldría Mo Yuyan debido a ese tipo gordo…?

Di Fuyi fue directamente a la habitación de invitados. La habitación era bastante tenue ya que sólo estaba encendida una lámpara cuando abrió la puerta.

Mo Yuyan estaba bajando su cabeza, dormitando en la entrada. Tan pronto como lo vio, inmediatamente se postro, “¡Maestro del palacio!”

Di Fuyi no la miró, sólo hizo una pregunta, “¿Dónde está ella?”

“Descansando en la habitación, ya se ha quedado dormida”. Mo Yuyan respondió mientras bajaba su cabeza.

Parecía que esa chica había aceptado su destino y ya no escaparía.

Di Fuyi asintió con su cabeza, empujó la puerta y entró en la habitación…

La luz en la habitación era aún más tenue. Las cortinas de la cama fueron bajadas y la respiración era tan suave que era imposible escuchar si no se prestaba atención. Sin embargo, no podía ocultarse de los oídos de Di Fuyi.

Sus labios se curvaron ligeramente mientras caminaba hacia la cama sin prisas. Después abrió las cortinas y una persona fue vista en la cama.

La persona en la cama estaba cubierta con un futón delgado y dormía profundamente. La única característica notable en ese rostro gordo eran sus largas pestañas que le cubrían sus ojos como un abanico.

Él cambió su enfoque después de una mirada y suspiró, “cariño, ¿te gusta tanto ese rostro de cerdito? ¿No te lo has quitado después de usarlo por tanto tiempo?”

Ella estaba durmiendo tan profundamente que no respondió.

“Tienes que pasar por la prueba mañana, de lo contrario…” de pronto hizo una pausa.

“¿Durmiendo tan profundamente? ¿Eres tan buena fingiendo dormir?” Di Fuyi se burló mientras la miraba. Después, se acercó a ella y emitió un poco de su aura intimidante.

Su cuerpo temblaba ligeramente, sus párpados temblaban y sus globos oculares rodaban, pero sus ojos todavía no se podían abrir.

Di Fuyi pareció darse cuenta de algo. Su hermoso rostro expresó una señal de decepción, tomó su mano y sintió su muñeca…

¡Repentinamente se sentó!

¡La persona en la cama no era ella!

De acuerdo al poder del espíritu, ¡esa persona era la sirvienta de su palacio!

¿Mo Yuyan?

Él de pronto pensó en algo, salió al instante y ya no pudo ver la silueta de ‘Mo Yuyan’…

¡Apretó sus dedos! Con un giro, desapareció de la vecindad y cuando reapareció, había alcanzado la entrada del palacio.

Los guardias en la entrada estaban adivinando la misión de Mo Yuyan y se sorprendieron cuando vieron la repentina aparición del Maestro Celestial Zuo. Rápidamente saludaron.

“¿Alguien salió justo ahora?” Di Fuyi preguntó abruptamente…