Capítulo 219: Alguien salio o entro aquí


Mo Yuyan sonrió dulcemente, “tengo miedo de perturbarlo. Por lo tanto, no fui con usted”.

¡La chica claramente mentía! Si ella tenía miedo de molestarla, no la seguiría tan de cerca. La chica incluso esperaba afuera cuando Gu Xijiu iba a hacer sus necesidades.

Parecía que el segundo piso era un área prohibida que no permitía la entrada de esas chicas…

Las dos salieron del edificio y Gu Xijiu rodeó el palacio antes de regresar a la lujosa habitación de invitados. Además, recibió algunos accesorios de baño de Mo Yuyan.

El Maestro Celestial Zuo les dijo que dieran lo que el Señor Gu pidiera, siempre que la petición fuera razonable. Por tanto, Mo Yuyan preparó rápidamente lo necesario para ella.

Como el Señor Gu quería bañarse, Mo Yuyan no podía permanecer a su lado. Por ello, salió y consideradamente cerró la puerta antes de que protegiera desde el exterior.

Con el sonido de salpicaduras llegando del interior, parecía que el Señor Gu estaba disfrutando de su baño.

Sin embargo, lo que él quería en su baño era bastante extraño, ya que necesitaba medicamentos, flores, especias y otros ingredientes.

Parecía que el Señor Gu también era un hombre extraño.

Mo Yuyan sacudió su cabeza en secreto y resguardó la puerta mientras se sentaba.

No temía que Gu Xijiu escapara porque el Maestro Celestial Zuo había lanzado conjuros en cada edificio del Palacio Fucang. Mientras que esa persona estuviera dentro del edificio, no podría usar ningún hechizo.

Si quería salir de la casa, necesitaría pasar a través de su puerta. Los otros muros eran tan duros como el hierro y no podían ser abiertos con sólo la fuerza de un humano.

Por tanto, ella sólo necesitaba vigilar la puerta.

….

La duración que él tomo para bañarse fue tan larga que Mo Yuyan se volvió impaciente. Repentinamente, escucho un sonido de caída y luego, “¡Ow!”

Mo Yuyan se sorprendió y rápidamente pregunto, pero no recibió una respuesta.

Estaba preocupada y pregunto nuevamente pero aún no respondieron.

Mo Yuyan tenía miedo de si la persona dentro pudo tener un accidente, así que ella inmediatamente dijo, “voy a entrar…”

Estaba temerosa de ver el cuerpo desnudo de ese tipo gordo. Por tanto, cerró parcialmente sus ojos y vio que la casa tenía niebla y el sonido de burbujeo venía de la tina.

¿Ese tipo gordo se ahogó?

Mo Yuyan se apresuró a la bañera y miro hacia la parte interna de la tina.

Eh, ¡¿dónde esta el tipo gordo?!

Pensó que se había hundido en el fondo y por tanto trato de pescarlo. Sin embargo, tan pronto como su mano toco la superficie del agua, sintió un adormecimiento subiendo a través de las puntas de sus dedos. Entonces, se desmayó y colapso…

Un hombre repentinamente salió de la niebla, la sostuvo por la cintura y la coloco en un sofá, “¡lo siento! Tengo que confundirte temporalmente”.

Entonces se dio la vuelta para mirar la bañera, “¡Pequeño Cang sal! Date prisa dame el equipo para el Disfraz Facial”.

La Piedra del Firmamento saltó fuera de la bañera, volando directamente al lado de Gu Xijiu, abrió su espacio y saco el equipo para el Disfraz Facial…

Ya era tarde por la noche – los asistentes quieren vigilaban en alerta la entrada del palacio finalmente habían recibido a su maestro del palacio.

“Después de que me fui, ¿alguien ha entrado o salido de aquí?” Di Fuyi pregunto a la cabeza de seguridad.

“Respondiendo al maestro del palacio, nadie entró o salió, ni siquiera un insecto de agua”.

“Entonces, ¿la persona que traje trato de atravesar corriendo?”

“No. El Señor Gu ha estado visitando los alrededores del palacio”. El responsable de la seguridad del palacio reporto.

Los ojos de Di Fuyi brillaron levemente, “entonces, ¿dónde está la persona ahora?”

“El Señor Gu tomo un baño a las ocho menos cuarto de la noche y terminó su baño un cuarto pasadas las nueve. Después del baño, fue a dormir. Mo Yuyan ha estado en guardia a su lado todo el tiempo”. Se inclinó mientras le pasaba un bloc de notas, “Maestro del Palacio, todas las actividades que el Señor Gu ha hecho hoy han sido registradas aquí, por favor revise”.