VVC – Capítulo 214

0

Capítulo 214: El viejo nido de ese pervertido, Maestro Celestial Zuo


¿Señor? Parecía que la chica no sabía nada sobre su identidad.

Gu Xijiu asintió levemente con su cabeza y preguntó con una voz masculina, “¿dónde está este lugar?”

“Señor, este es el Palacio Fucang. Y esta es la habitación de invitados que el maestro celestial preparó especialmente para usted”. La voz de la chica era clara.

¡¿Palacio Fucang?!

¡¿El viejo nido de ese pervertido, Maestro Celestial Zuo?!

Gu Xijiu repitió la frase, “¿especialmente preparada para mí?”

“Sí, señor. El maestro celestial lo cargo del vagón y le ordenó a la gente que decorara este lugar de acuerdo con su estilo preferido antes de que él lo pusiera aquí. Mire a su alrededor señor, ¿le gusta?”

¡Las esquinas de los labios de Gu Xijiu se curvaron ligeramente hacia arriba!

¿El estilo que le gustaba? ¿Cuándo comenzó a gustarle esa clase de decoración de interiores?

Inadvertidamente bajó su cabeza y vio su bata, por tanto, ¡lo entendió!

La decoración era similar a su bata, que era muy brillante, como un presuntuoso…

Ella no entendía absolutamente el verdadero propósito del Maestro Celestial Zuo haciendo eso.

Con tan pocas pistas, sus suposiciones podrían desviarse de la verdad si simplemente especulaba.

Por tanto, Gu Xijiu simplemente lo ignoro.

Le habló un poco más a la chica y llegó a saber que su nombre era Mo Yuyan, una sirvienta del Palacio Fucang que fue especialmente enviada por el Maestro Celestial Zuo para servirla.

Ella había estado durmiendo por una noche entera. Además, según Mo Yuyan, tuvo un buen sueño, ya que ni siquiera había estado inquieta o dando vueltas.

En cuanto al Maestro Celestial Zuo, después de que la envió a casa y le ordenara a la gente que la cuidara bien, no regresó.

Mo Yuyan no sólo estaba trabajando de forma diestra, también era platicadora. Podría ayudar a Gu Xijiu a preparar los artículos de baño mientras hablaba con ella, simultáneamente.

Gu Xijiu llegó a saber muchas cosas de ella. Por ejemplo, aunque ese Palacio Fucang era la mansión del Maestro Celestial Zuo, raramente vivía en él. Sería lo suficiente para él experimentarlo durante tres o cinco noches.

Había muchas jóvenes y muchos jóvenes sirviendo en el Palacio Fucang y todos no sólo eran hábiles, sino también genios del Reino Feixing. Algunos incluso eran nobles.

Como el Maestro Celestial Zuo no solía estar cerca, eran bastante libres y relajados. Con la condición de obedecer las reglas, su vida sería bastante libre y fácil.

Además, el Maestro Celestial Zuo no maltrataba a sus compañeros seguidores y los trataba amablemente. No tendrían que preocuparse por sus vidas cotidianas y podían aprender de muchos instructores bien conocidos.

Más importante aún, Maestro Celestial Zuo les daría algunas sugerencias que los beneficiarían mucho cuando él estaba feliz.

Mientras Gu Xijiu escuchaba, sintió que esa chica describió al Maestro Celestial Zuo como si fuera un Buda viviente.

Por tanto, simplemente se rio de esos comentarios.

Después de todo, había experimentado cuán perverso era él, y por tanto, definitivamente era una mentira si era considerado como un Buda viviente.

Además, ¡había visto al Maestro Celestial Zuo castigando a alguien en la piscina antes, con sus propios ojos!

Mo Yuyan parecía ser inocente y animada, pero ¿cómo podría tener esas características mientras trabajaba para el pervertido Maestro Celestial Zuo?

Sin lugar a dudas, Gu Xijiu no fue en contra de esa chica, ya que sólo quería obtener la información que quería.

Mo Yuyan también le había contado sobre las reglas. Si obedecía las reglas, ¡podía vivir allí cómodamente o recibir un castigo severo si se comportaba de otra manera!

Gu Xijiu sintió que la chica lo había dicho a propósito, para evitar que causara problemas.

Guardó silencio por un momento antes de preguntar, “¿me dejó algún mensaje el Maestro Celestial Zuo?”

“Sé bueno y no pienses en escapar. Después de todo no puedes escapar”. Esa chica dijo.