Capítulo 212: ¡El Maestro Celestial era en efecto gay!


Los seguidores también se preguntaban si el Maestro Celestial Zuo era homosexual y por tanto cargo a ese hombre y se sentó con él en el mismo vagón.

Y cuando vieron que estaba lanzando el cinturón, se sorprendieron seriamente.

¡¿Era gay?!

¡El maestro celestial era en efecto gay!

Incluso si fuera realmente homosexual, sus estándares estéticos eran ciertamente extraños.

¿Sería porque el Maestro Celestial era demasiado apuesto que su estándar estético había variado?

El Maestro Celestial Zuo tenía dieciséis vagones siguiéndolo y sus seguidores eran tan altamente eficientes que los doce vagones se extendieron hacia doce direcciones diferentes en sólo un momento.

Mientras viajaban rápidamente, uno de los vagones repentinamente se volvió pesado como si hubiera una persona extra en el vagón.

Él conductor se sorprendió, pero antes de que pudiera reaccionar, la voz del Maestro Celestial Zuo se dirigió a sus oídos, “¡No retrocedas, sólo continúa de acuerdo con la ruta arreglada! Protege a la persona en el vagón y conduce estable para que ella no se lastime”.

Ese seguidor se sorprendió ligeramente. Parecía que el Maestro Celestial Zuo había desplazado a la persona a su vagón…

Definitivamente procedió de acuerdo con la orden del maestro celestial. Como estaba bien entrenado, azotó para que su carro siguiera avanzando hacia la dirección del Palacio Fucang.

Mientras viajaba alrededor de 3.5 kilómetros, se produjo un destello y vio a una persona que viajaba en una grulla blanca, bloqueando su camino.

¡El seguidor estaba conmocionado!

¡Era el Señor Supremo de Tianwen, Long Siye!

Era tan famoso como su maestro celestial y su kung fu también era bueno, pero ¿cuáles eran sus intenciones al bloquear el camino?

“¿Quién está en el vagón?” Long Siye habló directamente.

¡El seguidor tuvo un mal presentimiento, ya que el Señor Supremo Tianwen había ido por la persona en el carro!

Y el maestro celestial le ordenó proteger a la persona que estaba dentro…

Era extraño que el Señor Supremo de Tianwen atacara ese vagón, ya que el maestro había enviado tantos vagones hacia direcciones diferentes.

Mantuvo el látigo más apretado en su mano, “Señor Supremo Long, este es el carro del seguidor del Maestro Celestial Zuo y no hay nadie en él…”

“Alguien está en tu vagón”. Long Siye dijo indiferente, pero agudamente, “la persona en tu vagón no es alta, mide cerca de un metro y medio y pesa alrededor de 72…”, él informó una serie de números.

Ese seguidor, “…” ¡los números que reporto el Señor Supremo de Tianwen coincidían con ese señor gordo, parecido a una pelota!

¡Aparte de lo obseso, lo que dijo era realmente correcto!

¿Tianwen Long adivinó o lo vio por sí mismo?

“No te atrevas a pensar en mentirme. Aunque los doce vagones van en direcciones diferentes, todavía puedo identificar cuántas personas hay en los vagones”. Long Siye habló con indiferencia.

¡El Señor Supremo Long podía ver una diferencia tan sutil!

¡Él era de hecho un gran maestro!

El seguidor se sintió incómodo, ya que sabía que no podía negar nada más, por tanto, secretamente tomó aliento y dijo, “¿no puede alguien estar sentado en el carro? Él después de todo es invitado de nuestro Maestro Celestial. Además el maestro celestial me ha ordenado que lo enviara de regreso al Palacio Fucang… ¡Ahora estoy en una misión, adiós!”

Él azotó y el León Alado aulló y voló hacia arriba…

La velocidad del León Alado fue rápida, ¡pero el movimiento de Long Siye lo fue aún más!

Nadie pudo ver cómo se movió, pero con un destello de una silueta, se vio a una persona extra frente al carro.

“¡Lo siento! ¡Yo tendré que llevarla hoy!” La indiferente voz de Long Siye sonaba determinada. ¡Rápidamente pasó por alto al seguidor que estaba bloqueando su camino y golpeó la puerta del vagón con su palma! Entonces, entró corriendo…

“Hey, no debe…” inconscientemente el seguidor se sorprendió de que entrara.