Capítulo 211: ¡Aún es un desperdicio!


Como el Maestro Celestial Zuo estaba con un equipo de vagones en esa ocasión, los otros vagones se ralentizaron después de él.

La carrera en ese momento los había dejado sin aliento. Cuando finalmente pudieron respirar aliviados, rápidamente se arreglaron para no ser regañados por su maestro a quien le gustaba que estuvieran limpios…

“¡Maestro, atrapamos a otro pájaro rastreador!” Alguien le reportó a Di Fuyi quien estaba sentado en el vagón.

“Sigue la vieja regla, rostízalo”. Di Fuyi arrastró sus palabras.

El joven asistente de pie afuera, “… ¡Sí!”

Sintió un poco de angustia mientras miraba al pájaro que luchaba.

El ave rastreadora era muy rara y cada uno costaba millones de lingotes de oro. Además, estos fueron criados por el clan Tianwen con un método secreto, por tanto, su precio era aún más incalculable. ¡Sin embargo, el Maestro Celestial Zuo ya había ordenado asar a tres de ellos en menos de medio día!

¡Aunque el ave sabía bien, todavía era un desperdicio!

“Maestro, ¿vamos a seguir con el plan original? ¡Estamos siendo rastreados de nuevo!” Alguien fue a informar nuevamente.

“¿Qué tan lejos?”

“Estaba a unos 500 metros de distancia, parece que esa persona se estaba escondiendo”.

“¿Te diste cuenta de eso sólo cuando están tan cerca? ¿Los ojos de tú águila funcionan mal?” Di Fuyi dijo con bastante frialdad.

El joven que reporto no se atrevió a decir una sola palabra mientras el águila de piel dorada con ojos redondos en su hombro se estremeció y alzó las plumas sobre su cabeza, temerosa de que también la asaran.

“¡Cha!” Un gran cinturón fue arrojado del vagón, “Corta ese cinturón en doce trozos, colócalos en doce vagones diferentes y déjalos correr hacia doce direcciones diferentes”.

El joven recibió el cinturón y lo reconoció de ese señor gordo en el brazo del maestro. Estaba sorprendido, pero no se atrevió a preguntar nada e inmediatamente hizo su voluntad.

Al Maestro Celestial usualmente no le gustaba explicarle a sus seguidores. Además, llegaron rápidamente después de recibir las órdenes. No estaban al tanto de a quién quería atrapar el Maestro Celestial Zuo.

Después, cuando vieron al Maestro Celestial Zuo cargando a ese señor gordo como una bola, todos se sorprendieron pero no se atrevieron a preguntar.

Al Maestro Celestial Zuo no le gustaba que la gente se acercara a él, incluso una belleza como un ángel no podía acercarse a más de un metro.

Sus seguidores pensaban que su maestro era inmortal, alguien que no quería hablar con nadie, acercarse a nadie y no involucrarse en ningún problema emocional. Él debería estar solo y superior.

Más tarde, escucharon que él sacó a Gu Xijiu del palacio y tomó su mano. Aunque había una capa de tela entre sus manos, sus seguidores ya estaban muy sorprendidos de saber que su maestro estaba tan cerca de la gente.

Entonces, la repentina desaparición de Gu Xijiu les había hecho sentir lástima ya que sentían algo retorciéndose por qué la persona que logró acercarse a su maestro había desaparecido.

Sin embargo, no lo tomaron en serio.

Después de todo, sabían de Gu Xijiu era una figura bastante reciente, pero era fea y también era la prometida del duodécimo príncipe. Por tanto, esa persona no podría ser adecuada para su maestro.

Incluso si su maestro se enamoraba, no amaría a una jovencita como ella.

Incluso cuando el Maestro Celestial Zuo sostuvo la mano de esa chica fea aún podrían olvidarlo, pero ahora vieron a su maestro cargando a un feo señor redondo como una bola…

¡En ese momento, todos estaban desconcertados, hasta el punto del trauma!

La gente mantuvo sus mentes tranquilas, pero tenían varias suposiciones dentro de ellos.

Los seguidores también se preguntaban si el Maestro Celestial Zuo era homosexual, justificando que llevara a ese señor y se sentara en el mismo vagón con él.