Capítulo 203: ¡Xijiu! ¿Estás tratando de evitarme?


Aparentemente, esa persona había tratado de ocultar su aura, sin embargo, su dignidad natural no se podía enmascarar para nada. No era cuestionable.

El conductor era una persona inteligente, sabía que no era alguien a quien podía desafiar.

Los feroces ojos lo observaban, llevando a los latidos de su corazón a palpitar tan fuerte como los sonidos de los tambores.

Dijo con miedo, “¡la… la dama estaba descansando dentro de la cabina! Ella dijo que estaba muy cansada y adormilada, por tanto necesitaba descansar un poco y me dijo que no la molestara… ¿Por qué? ¿Cómo podría haberse ido?”

El hombre del sombrero con velo estaba sin palabras.

Estaba sosteniendo una capa, una capa femenina.

Estaba apretando la capa con fuerza hasta el punto de hacer palidecer sus uñas.

Dentro de la cabina, la manta estaba ordenada y todo estaba limpio. Aparentemente, la chica había desaparecido hacía mucho tiempo.

Sólo encontró la capa en la cabina y su aroma todavía estaba en ella. ¡Olía bien, pero el hombre sintió un ligero dolor de cabeza!

“¡Xijiu! ¿Estás tratando de evitarme?”

“No te lastimaré. Sólo quiero llevarte de vuelta a la Montaña Tianwen. Sólo quiero que veas lo que he hecho por ti”.

“Xijiu, nos hemos perdido en nuestra vida anterior, nunca te dejaré ir otra vez. Dame una oportunidad, por favor…”, el hombre pensó en su mente.

Alzó su mano y soltó un colorido pájaro de rastreo, “¡Encuéntrala!”

Cuando estaba a punto de regresar a su carruaje, un pájaro verde estaba cantando en el cielo y se detuvo alrededor de su carruaje. Más tarde, escupió un talismán transparente en su palma.

Él tocó el talismán y se escuchó una voz suave de él, “Mentor, Xixi tiene algo de qué informar. Gu Xijiu coloco una trampa para ganar la batalla hace unos días. La he estado investigando y tengo miedo, ella ha sido poseída por un espíritu malvado…” Esa era la voz de Gu Xixi.

Gu Xixi sonaba como si tuviera muchas más cosas que decir, pero él ya no tenía interés en escucharla. El sonido se fue y el talismán también, había desaparecido.

El hombre del sombrero con velo era Long Siye. Sacó otro talismán y dijo, “¡Ya no tienes que decir nada sobre sus asuntos! ¡Y te lo advierto, nunca trates de volver a engañarla! ¡Vuelve a la montaña y reflexiona de ti!” Eso era un talismán de audio, podía ayudar a enviar audio.

Pasó el talismán al pájaro verde y éste voló después de eso.

Subió al carruaje y el caballo blanco relinchó. Después galopo rápidamente y desapareció en pocos segundos.

El conductor en el Carruaje Ibis Crestado estaba perdido de palabras.

Regresó al carruaje como si él todavía estuviera en un sueño. Habló consigo mismo, “¡Oh Dios! Acabo de conocer al Señor Supremo de Tianwen y él me habló…

Rápidamente corrió a la cabina para verificar nuevamente. Desafortunadamente, no pudo encontrar nada a pesar de buscar cada rincón y grieta.

La pequeña no parecía haber dejado nada más que la capa. Sin embargo, probablemente dejó la capa allí a propósito para llamar la atención de alguien…

“En cualquier caso, ¿cómo salió del carruaje?”

Eso confundió al conductor.

El carruaje había estado acelerando desde que subió al carruaje, ¡y sólo había una puerta! ¿Cómo fue que incluso se marchó sin mostrarse? ¡Era como si se desvaneciera en el aire!