Capítulo 193: Está Pequeña no sabe lo que es bueno para ella


El rostro de Gu Xijiu se enrojeció y ella lo miraba con ojos brillantes, “Señor, ¿te gustaría que cante para ti?”

Di Fuyi la miró con sus palmas apoyando su rostro, “sólo me gusta la música. Las voces que no son de mi agrado me molestan y me harían cortar la lengua de la persona. ¿Estás segura de que quieres cantar?”

Gu Xijiu frunció sus labios y respondió con orgullo, “mi voz es considerada una buena música por muchos, yo sólo le canto a los conocedores”.

Di Fuyi sonrió y respondió, “hmm, entonces tengo que escucharla. ¿Qué canción quieres cantar?”

Él sacó una flauta de jade, “podría tocar una canción para ti”.

Gu Xijiu sacudió su cabeza y alzó su mano para detenerlo, “No, gracias, prefiero cantar un solo”.

Di Fuyi suspiró y guardó su flauta, “pequeña, no sabes lo que es bueno para ti. ¿Sabes que hay mucha gente que necesita mi canción pero no pueden obtenerla?”

La noche estaba llena de estrellas y el lago estaba decorado con flora.

Gu Xijiu cantó y su voz era una hermosa melodía. Era extraña pero elegante como si esta se fusionara con el cielo nocturno. Cuando terminó de cantar, su voz hizo eco en la noche.

Di Fuyi lentamente arregló sus tazas y ollas de vino y la miró con una sonrisa, “eres amable conmigo, ¿estás insinuando que te deje ir?”

Gu Xijiu lo miró y le preguntó, “¿lo harías?”

Di Fuyi respondió severamente, “no, es mi deber. Lo digo en serio”.

Gu Xijiu suspiró, “sé que lo eres. Es por eso que yo nunca preguntaría”.

“Eres una niña sensata”. Di Fuyi parecía satisfecho y decidió ir un poco más suave con ella.

“Como eres amable conmigo, podría darte dos opciones sin desobedecer mi deber. Una, vienes conmigo obedientemente y puedo darte tres días para prepararte. Después de eso, la plataforma celestial será reabierta para probar la autenticidad de tu habilidad celestial. Si es real, yo te daré un gran regalo. Si es falsa…” se detuvo.

“¿Qué pasara entonces?”

Di Fuyi la miró y dijo, “no tienes poder espiritual, así que no hay necesidad de abolir tu kung fu, pero serás deportada a las profundidades del Bosque Oscuro. Después de eso, todo será tu suerte. Si eres lo suficientemente afortunada como para escapar, aún serás un buen estudiante y yo personalmente te enseñaré kung fu”.

Gu Xijiu respondió, “suena bien para mí. Entonces, en ese momento tú, ¿me tomarías como tú estudiante?”

Di Fuyi giró su dedo y respondió con un tono suave, “No, cariño. En ese momento, serías mi prometida. No mi estudiante”.

Gu Xijiu permaneció en silencio.

Dejó caer el wok en su mano y este casi aterrizó en los dedos de sus pies, “¡¿Qué?!” Su prometido era Rong Yan. Gastó tanto esfuerzo en enviar a esa cosa a prisión para rechazar ese terrible matrimonio. ¿Desde cuándo surgió otra boda de la nada? ¡Eso era absurdo!

Di Fuyi miró el wok en el suelo y dijo, “¿esas noticias no son agradables para ti?”

“¡No agradables, pero sí muy impactantes!” La expresión de Gu Xijiu era como si la hubiera golpeado un ladrillo caído del cielo.

“El Maestro Celestial está bromeando, ¿cierto? ¡Eso es imposible!”

“¿Cómo podría bromear con semejante cosa?” Di Fuyi alzó sus brazos, recogió el wok y se lo devolvió. “Este matrimonio comenzó hace trece años…”