Capítulo 190: ¿Deliberadamente quería meterla en problemas?


Esa era la primera vez que Di Fuyi vio semejante peinado tan terrible. La miró y se detuvo. Eventualmente, quiso decir algo pero vaciló. Después apartó su mirada lejos de su cabello y dijo, “¡Bien, vamos a atrapar a ese pez!” Luego le entregó la caña de pescar y el cebo.

Gu Xijiu tomó la caña de pescar que ahora era negra pero no miró el cebo provisto por él y dijo, “yo misma encontraré el cebo”.

Di Fuyi miró el cebo dentro de su botella de cristal y no dijo nada.

Ese era un cebo que estaba hecho de una serpiente espiritual y poseía un intenso poder espiritual. A todas las criaturas espirituales en su casa les gustaba mucho esa comida. Di Fuyi se preguntó si esa niña podría encontrar un mejor cebo para usar en ese lugar.

Gu Xijiu vagó alrededor de la orilla por un momento y sacó una daga de su ropa para cavar el suelo. Después de un tiempo, recuperó del suelo una delgada y larga lombriz rosada. Todavía había tierra en la lombriz y estaba luchando por escapar de su mano.

“¿Esa es tu carnada?” Di Fuyi alzó su ceja.

¿A los peces les gusta comer un gusano sucio y sin nutrientes?

Gu Xijiu asintió gentilmente. Después lavó la lombriz con agua y la cortó en pedazos. Di Fuyi miró esas piezas desiguales de cebo y frunció su ceño. Alzó su manga y una luz cubrió la carnada.

Gu Xijiu se sorprendió y preguntó, “¿qué estás haciendo?” Pensó que él quería destruir el cebo que ella encontró.

Di Fuyi no habló, sino que hizo un gesto para pedirle que mirara su carnada. Gu Xijiu miró su cebo y se sorprendió. La carne de tamaño irregular ahora era del mismo tamaño. Gu Xijiu permaneció en silencio. Parecía claro que el Maestro Celestial Zuo tenía un Desorden Obsesivo-Compulsivo. No entendía que Gu Xijiu había cortado intencionalmente la lombriz en pedazos desiguales porque ella quería usar el cebo para diferentes tamaños de peces.

Sin embargo, no se molestó en discutir con él más bien continuó preparándose para pescar. Gu Xijiu era muy eficiente. Miró las estrellas en el cielo y caminó unos pocos pasos en la orilla para encontrar una saliente donde sentarse. Después ató una perla brillante a la caña de pescar, coloco el cebo y comenzó a pescar.

La perla brillante no era demasiado brillante y era muy suave. Sólo iluminó una pequeña área en el agua. Después de un tiempo, el área donde estaba ubicada su carnada comenzó a tener pequeñas olas. Di Fuyi levantó su ceja y se sorprendió un poco. Había peces alrededor de su cebo. Él tenía una vista excelente y podía verlo a pesar de que el cebo estaba debajo del agua, la cual era bastante oscura. También fue capaz de decir la especie de los peces que estaban presentes.

¡En sólo un momento, un enorme pez mordió el anzuelo y la cuerda de pescar de repente fue estirada! Gu Xijiu no tenía ninguna respuesta y no tenía intención de sacar su caña de pescar aún. El Maestro Celestial Zuo se preguntó si la línea de pesca estaba demasiado lejos como para que ella no se diera cuenta de la mordida de los peces. Pero antes de que terminara su pensamiento, el enorme pez jaló el anzuelo nuevamente y Gu Xijiu finalmente alzó su brazo y giró su muñeca para sacar el pez. Al aprovechar su fuerza oculta, el anzuelo finalmente salió del agua.

Un enorme pez saltaba involuntariamente sobre la hierba. Gu Xijiu lo presionó en el suelo con su pie y más tarde lo levantó y se lo entrego a Di Fuyi. Ella sonrió y dijo, “esto es para compensarte”.

Todo el proceso tomó menos de 10 minutos. Di Fuyi no lo aceptó y miró el pez en su mano. Luego dijo, “estaba atrapando un pez Princesa Plateada y este es un pez de otoño. Es demasiado feo. No lo quiero”.

Gu Xijiu permaneció en silencio. Parecía que deliberadamente quería molestarla.

El pez que estaba tratando de atrapar tenía un hermoso nombre, pero no tenía un sabor tan bueno como el pez de otoño. Ella pensó que el propósito de pescar era comer el pescado, independientemente de si era feo o no.