Capítulo 189: También eres bastante bueno actuando


Escaneó lentamente a Gu Xijiu de la cabeza a los pies antes de decir, “aunque no pareces una chica por tú apariencia, yo confirme que eres una niña”.

La sangre en el rostro de Gu Xijiu se sonrojó y sintió ganas de patearlo al lago. Ella se rio entre dientes y dijo, “nunca imagine que el Maestro del Palacio tiene el pasatiempo de vestirse como una mujer. Parece que también eres muy bueno actuando. Tuve una impresión equivocada de ti”.

“Sí, tuviste una impresión equivocada, pero yo no me vestí como mujer. Como incorrectamente me habías clasificado como mujer, no quería avergonzarte, así que yo actué como si lo fuera”.

Gu Xijiu permaneció en silencio. ¿Él era un buen tipo? ¡Nadie creería eso! Estaba demasiado aburrido y tomo ventaja de la situación para burlarse de ella. Sin embargo, cuando Gu Xijiu trató de recordar lo que sucedió cuando se conocieron en la fuente termal, tuvo que admitir que asumió que él era una mujer.

Él llevaba una bata roja de gran tamaño que parecía lo que usaría una mujer. Pero la razón principal por la que adivinó era porque estaba confundida por su hermoso rostro que era diferente al de todos los hombres que había visto.

Todavía hacía bastante frío en la orilla, principalmente porque ella estaba empapada. Cuando el viento sopló con fuerza hacia su dirección, no pudo evitar estremecerse. Siempre había sido susceptible al frío y se dio cuenta de que necesitaba cambiarse para cuidar de su salud.

“Maestro del Palacio, puedo cambiar mi ropa aquí”. Comenzó a ceder, “pero tienes que alejarte”.

Di Fuyi la miró nuevamente y se echó a reír, “¿estás segura de que todavía necesitas cambiar tú ropa?”

“¡Por supuesto!” Sin embargo, algo no estaba bien con su pregunta. Gu Xijiu inconscientemente se miró a sí misma y se dio cuenta de que su vestido estaba seco y limpio. Después tocó su cabello y descubrió que también estaba seco. Estaba un poco desordenado ya que lo había mojado en el agua durante mucho tiempo.

Sin necesidad de preguntar, supo que fue hecho por el Maestro Celestial Zuo. ¡Él fue capaz de secarla sin que lo supiera! Lo miró y dijo, “¡Maestro del Palacio, tienes una gran habilidad!”

“Bien, es sólo una cosa pequeña”. Di Fuyi la miró nuevamente y se centró en su desordenado cabello.

“Creo que necesitas peinarte”. En sus ojos, su cabello no era diferente a un nido de pájaros lo que lo hacía sentir incómodo. Sin embargo, Gu Xijiu no se preocupaba por eso. Simplemente se pasó el cabello por atrás de sus orejas para que no cubriera su rostro, “no, creo que está bastante bien”.

Antes de terminar su oración, su cuerpo repentinamente fue empujado hacia atrás por una fuerza invisible y fue sentada en una silla. Antes de querer saltar de la silla, una mano palmeo su hombro, “no te muevas”.

Había una ligera fragancia en sus dedos la cual olía muy bien. Gu Xijiu se distrajo con el aroma hasta que le entregaron un peine junto a un espejo redondo. Di Fuyi sólo dijo una palabra, “péinalo”.

Gu Xijiu no sabía si reír o llorar, ya que ese tipo era extremadamente quisquilloso. No quería discutir con él sobre un tema tan trivial, así que rápidamente tomó el peine y ató su cabello con una coleta y un paño, ella ni siquiera usó un alfiler.