Capítulo 186: Lo fotografiaré


“Maestra, este es Xiang Man Luo. Después de frotarlo sobre tu espalda, puedes lavar el localizador”.

La voz de la Piedra del Firmamento apareció en la mente de Gu Xijiu.

Justo en el momento cuando estaban en el campo de maíz, la Piedra Firmamento despertó a tiempo y le dijo que encontró la posición donde se había colocado el localizador y el método para lavarlo. Por tanto, ella teletransportó rápidamente a ese lugar y lo intentó.

¡El hombre estaba loco! Si fuera capturada por él, podría ser torturada y no sabía cómo terminaría. Por ello, mientras hubiera una esperanza, lo intentará.

“¿Dónde está la ubicación exacta en mi espalda?” Gu Xijiu pregunto.

“Está en el centro del punto de acupuntura del corazón”.

Gu Xijiu permaneció en silencio. Esa era una posición que ella no podía alcanzar su mano.

En su vida anterior, entrenó su cuerpo hasta que sus brazos eran lo suficientemente flexibles como para poder cubrir toda su espalda, pero ahora… Pensó por un momento y dijo, “Piedra del Firmamento, ¿puedes convertirte en una toalla para mí?”

La Piedra del Firmamento se mostró reacia y dijo, “maestra, sólo puedo convertirme en objetos duros”. Incluso si fuera capaz de convertirse en un objeto blando, no querría hacerlo ya que necesitaría usar ese cuerpo para tener un contacto íntimo con su maestra. ¡Sentía que estaba en contra de su moralidad, ya que él era un hombre!

Esa piedra mágica tenía integridad. A pesar de que había sido usada en la muñeca de Gu Xijiu todo el tiempo, cuando ella estaba durmiendo o tomando un baño, cerraba sus cinco sentidos y la dejaba bañarse pacíficamente y en privado.

Gu Xijiu rasgó el borde de su falda y frotó el pétalo de la flor sobre la tela. Luego se quitó la camisa y expuso su espalda desnuda para aplicar el pétalo de la flor en el punto de acupuntura correspondiente.

En ese momento, el Sol se había puesto y sólo se veían nubes coloridas en el cielo. Ese lugar estaba muy desolado y no había señales de habitantes humanos cerca. Por tanto, Gu Xijiu flotó en el agua y se frotó la espalda felizmente sin preocuparse de que alguien más la viera.

“¿Se ha ido?” Le preguntó a la Piedra del Firmamento después de frotarse más de 10 veces.

“La mitad se ha ido. Debería ser ineficaz por ahora”. La Piedra del Firmamento respondió.

Gu Xijiu suspiró aliviada. Al menos sin el localizador, existía la posibilidad de que pudiera escapar de ese tipo loco. Incluso si pudiera adivinar que iría a ese lago a ducharse, podría no ser capaz de encontrarla ya que era demasiado grande. Desde su ubicación actual, ni siquiera podía ver la orilla.

“¿Cómo se ve el localizador?” Preguntó Gu Xijiu. Quería estudiarlo para poder usar el mismo truco con ese loco.

“Parece una hierba”. La Piedra del Firmamento respondió. Agregó una oración más, “Se ve como la Setaria Viridis”.

Gu Xijiu permaneció en silencio y luego dijo, “¿Puedes dibujarla y mostrármela?”

La Piedra del Firmamento dijo con orgullo, “No es necesario dibujarla. La fotografiaré y te la mostraré”. Después, bajó de la muñeca de Gu Xijiu y voló hacia su espalda. Hubo un destello de luz y luego voló frente a Gu Xijiu. Cambió nuevamente a una pulsera y abrió el zafiro en medio. Una imagen clara emergió de la superficie.

Gu Xijiu se sorprendió de que la Piedra del Firmamento pudiera tomar fotos. Miró la imagen y finalmente vio el localizador. Parecía una Setaria Viridis. Había algunas fuentes de color rojo claro a su alrededor que nunca había visto antes. Parecía sánscrito, pero no lo era porque no podía reconocer nada en absoluto.

Como ella había borrado la mitad, muchas de las fuentes ya no estaban. Hizo todo lo posible para agrandar la foto, pero aun así no pudo ver los trazos. Suspiró y lamentó no haber tomado la fotografía antes de frotarse.