Capítulo 180: Pequeña Xijiu, es mejor que te ayudes


En ese momento, las voces alegres del público se detuvieron y toda la plaza pública quedó en silencio. Gu Xijiu miró hacia abajo y vio muchos ojos brillantes llenos de sorpresa mientras susurraban y murmuraban incrédulos. A pesar de querer mantener un perfil bajo, ¡ella hizo todo lo contrario!

No pudo evitar girarse y mirar a Di Fuyi que ya tenía una máscara lúgubre en el rostro. Parecía que el Maestro Celestial Zuo no quería que el público conociera su rostro. Miró nuevamente al Maestro Celestial Zuo You y Long Siye y ambos tenían también máscaras en sus rostros.

La máscara del Maestro Celestial You era negra y combinaba con su túnica de color negro. Mientras tanto, Long Siye llevaba un sombrero con un velo verde claro que cubría su hermoso rostro. Parecía que el tema común allí era que las personas importantes fueran misteriosas para el público. Gu Xijiu era la única persona a bordo sin una máscara.

El escenario finalmente fue abierto por Di Fuyi y cuando apareció el raro y precioso edificio de lapislázuli, la gente vitoreó nuevamente.

Viniendo del futuro, Gu Xijiu solía ver una plétora de edificios extraños y únicos, pero era la primera vez que veía algo tan majestuoso como la puerta de ese lugar místico. Tenía la forma de una pirámide invertida que lo hacía parecer inestable, aunque era muy estable. A pesar de que el viento rugía en la plaza pública, el Escenario del Cielo Abierto todavía estaba firmemente vertical.

El escenario tenía tres pilares de cristal rojo brillante que irradiaban la luz del sol por todo el lugar. Esos pilares parecían tener patrones sofisticados que parecían ambos, palabras y flores. Cuando el sol brillaba sobre el, parecía asemejarse a las ondas de agua que lucían magníficas y misteriosas.

La superficie del Escenario del Cielo Abierto estaba pavimentada con ladrillos de cristal que eran en blanco y negro. El patrón en el centro se parecía al símbolo taoísta del yin-yang y estaba rodeado por algo que se parecía a la Matriz de Ocho Trigramas. Una luz misteriosa parecía brotar ocasionalmente de ella, parecía a la aurora del Polo Norte.

Estando hipnotizada por ese lugar mágico, se preguntó qué tipo de pruebas le esperarían allí. “Nadie puede mentir en este Escenario del Cielo Abierto…” Di Fuyi habló tranquilamente a su lado. Su voz era agradable de escuchar, pero lo que decía era bastante emocionante, “Pequeña Xijiu, será mejor que te ayudes a ti misma. Sólo la justicia prevalecerá”.

Poco después de decir esas palabras, él giró y desapareció del barco. En un pestañeo, había reaparecido en un pedestal en el escenario. El barco continuó flotando unos 10 metros sobre el Escenario del Cielo Abierto y estaba alrededor de seis pisos sobre el suelo. Si saltara, probablemente se fracturaría pero escaparía de la muerte con la ayuda de su Qing Gong.

El Maestro Celestial Zuo había volado hacia abajo y fue seguido por los ocho jóvenes. Sus acciones fueron recibidas con aplausos de la multitud.

¡Gu Xijiu se quedó sola en un barco tan grande! ¿Cómo iba a bajar ella? Como las noticias se habían difundido rápidamente, la mayoría de la gente sabía que Gu Xijiu no poseía ningún poder espiritual. Por tanto, obviamente era difícil para esa chica saltar desde esa altura.

Casi todos estaban preocupados por ella.