Capítulo 178: ¿Ustedes no comieron bien hoy?


Como Gu Xijiu estaba cara a cara con la vida o la muerte, era normal que se pusiera nerviosa incluso si tenía una mente aguda.

Había pensado en preguntarle a detalle a la Piedra del Firmamento sobre el proceso de verificación, pero ese bastardo había estado jugando al muerto y el Maestro Celestial Zuo no quería responder directamente. Estaba por su cuenta.

Había muchas cosas en la nave de Di Fuyi y Gu Xijiu supuso que él tenía todo lo que necesitaba allí. Repentinamente, presionó la mesa junto a él y la mesa inesperadamente se partió en silencio. En ella, había un plato de sopa blanquecina con un aroma dulce.

El corazón de Gu Xijiu perdió un latido nuevamente. Di Fuyi sacudió su manga y ese plato de sopa voló hacia Gu Xijiu. Mientras volaba hacia ella, dijo calurosamente, “La sopa de papaya es buena. Puede mantener a la gente calmada y reducir su nerviosismo”.

Luego, se detuvo y miró su pecho, “he oído que también tiene una función especial que las chicas apreciarán. Y eso te sienta. Toma un bol”.

Gu Xijiu sostuvo el cuenco de sopa como si estuviera sosteniendo una pregunta difícil. ¡La última declaración que el Maestro Celestial dijo acerca de sus pechos la hizo querer abofetear su hermoso rostro!

Ya no dudaba de que ese valiente Maestro Celestial era la hermosa princesa en la piscina. ¡Parecería que él actuaba para ser lindo! ¡Qué actor! ¡Y, pervertido!

Sólo se preguntaba cómo pudo reconocerla, ya que se había disfrazado ese día. ¿Era ese rumor sobre él siendo omnisciente, verdad? Mientras tanto, la nave comenzó a moverse. Era estable para un barco, pero probablemente era porque estaba en el cielo.

Los cuatro jóvenes caballeros que remaban y las cuatro jóvenes que estaban rociando cintas azules eran expertos en sus tareas. También eran muy profesionales. Desde que Gu Xijiu abordó la nave, estos ni siquiera la miraron. Era evidente que estaban bien entrenados.

Gu Xijiu de pronto escuchó un sonido llegando de su lado, así que giró su cabeza y vio al Maestro Celestial You de pie sobre la espalda de su mascota, un Águila de Ojos Dorados, mientras volaba más allá del barco. Su alborotada túnica negra casi se abrió paso a través de uno de los jóvenes que remaba.

Gu Xijiu miró involuntariamente hacia atrás y vio a Long Siye parado al final de una grulla. Estaba a punto de alcanzarlos.

“¿Ustedes no han comido bien hoy?” El Maestro Celestial Zuo de pronto habló fríamente mientras hacía toques en el costado de la nave. Los cuatro jóvenes caballeros y damas fueron sorprendidos con su pregunta, pero trataron de mantener una actitud positiva.

¡La nave repentinamente aceleró y pasó silbando junto al Maestro Celestial Zuo! El viento feroz casi rasgó su bata. A semejante velocidad en una nave descubierta, el viento era poderoso y la nave también se sacudía. Gu Xijiu se sentía como si estuviera en un pequeño bote en medio de un tifón rodeado de olas rugientes que arrojaban al pequeño bote de arriba hacia abajo. El fuerte viento también le hizo difícil abrir sus ojos. ¡La sensación era abrumadora!

El cuerpo de la nave de pronto se detuvo y el frágil cuerpo de Gu Xijiu fue girado por la fuerza de inercia que ella soportó mientras casi fue arrojada del barco. El barco viajaba a miles de metros sobre el nivel del mar en ese momento. ¡Por tanto, se convertiría en pastel de carne si era lanzada!

Durante una emergencia, normalmente sujetaría algo blando y se aferraría desesperadamente. Sin embargo, esa cosa suave se agitaba vigorosamente y se sentía como si se fuera a romper en cualquier momento. Rápidamente lo soltó y su cuerpo se movió hacia adelante junto a la fuerza y golpeó algo más que ella inmediatamente abrazó desesperadamente.