Capítulo 161: ¡Qué mentira exagerada!


El Emperador estaba atónito y miró a Gu Xijiu, “Xijiu, ¿cómo conseguiste ese talento? Dime”.

¡El Emperador lucía confundido y todos tenían la misma sensación! Gu Xijiu notó su respuesta y rápidamente le pidió ayuda a la Piedra del Firmamento.

Respondió, “hay personas quienes ganaron ciertos talentos de los dioses. Por ejemplo, el Maestro Celestial Zuo y You, así como los Señores Supremos de los tres clanes obtuvieron sus respectivos talentos de los dioses y establecieron sus facciones. Si te encontraras en una situación similar, eso significaría que ¡fuiste enviada por los dioses y que eres capaz de llegar tan alto como los maestros celestiales! ¡Dado que no lo eres, tu mentira fue exagerada!”

Gu Xijiu estaba teniendo un dolor de cabeza y preguntó, “entonces, ¿cómo obtuvieron esas personas su talento?”

La Piedra del Firmamento respondió deprimidamente, “¡eso es un secreto! Nadie lo sabe, ni siquiera yo”.

Incluso la Piedra del Firmamento no lo sabía, por no mencionar esas personas en la escena.

Gu Xijiu permaneció en silencio y el Emperador asumió que vacilaba en decirlo y dijo, “Xijiu, está bien. Es bueno ser bendecido con el talento de los dioses, no enfrentarás ningún desastre”.

Gu Xijiu lo miró y respondió, “Su Majestad, este es un asunto altamente confidencial. Sólo puedo decir que lo obtuve en mi sueño y también le prometí a la persona del sueño que nunca se lo diría a nadie más”.

El Emperador permaneció en silencio y también todos en la basílica.

Rong Chu repentinamente dijo, “Padre, Emperador, eso no es una casa pequeña. Creo que podríamos necesitar la ayuda del Maestro Celestial Zuo para probarlo”.

El Emperador frunció su ceño, “es muy difícil encontrarlo, probablemente ya no esté en su residencia”.

“Padre Emperador, de acuerdo al reporte, el Maestro Celestial Zuo ha vuelto al Salón Fucang anoche. Quizás, él todavía está dentro. ¿Deberíamos conseguir a alguien para invitarlo?”

Era difícil para el Emperador el rechazar su sugerencia. Asintió y miró a Gu Xijiu, “Xijiu, este es un asunto crítico. Como dijiste que lo obtuviste de los dioses, tendremos que conseguir al Maestro Celestial Zuo para verificarlo”.

Después le dijo al guardaespaldas que invitara al Maestro Celestial, “ve e invita al Maestro Celestial Zuo para verificar”.

Gu Xijiu permaneció en silencio.

“¿Qué ocurre? ¿Por qué necesitan verificar?” Gu Xijiu le preguntó nerviosamente a la Piedra del Firmamento.

Esta respondió, “¡Desde luego! Obtener talentos de los dioses no es algo pequeño. Si todo el mundo simplemente dice eso, causarán caos en el mundo. Por tanto, aquellos quienes claman que recibieron poder de los dioses necesitarán someterse a una verificación”

“¿Es el Maestro Celestial Zuo el único que puede verificarlo?”

“Sí, él es el único que puede verificar”.

“¿Él puede diferenciarlo?”

“Sí. Hace muchos años, alguien que era muy talentoso fingió la verdad, el Maestro Celestial Zuo descubrió su mentira y…”

“¿Y qué?” Gu Xijiu estaba en pánico.

“No mucho. El Maestro Celestial Zuo eliminó todas sus habilidades de kung fu y lo arrojó al bosque oscuro”.

Gu Xijiu permaneció en silencio.

“Mi cuerpo es inútil y no tengo poder espiritual. Creo que no hay nada que temer, incluso si descubren que mentí”.

“¿Qué pasaría si él puede convertirte en una persona paralizada? Todas tus venas serían lesionadas y podrían restringir permanentemente tus movimientos”. La Piedra del Firmamento la desmoralizó.