Capítulo 148: ¿Quién sería tan tonto como para hacer eso?


“¡Inteligente!” Gu Xijiu peinó lentamente su cabello y lo elogió.

“¡Fue demasiado arriesgado! Si el Rayo Frio realmente te hubiera matado, ¿entonces qué?”

“No, no me mataría. Parecía agresivo pero carecía de instinto asesino. Si tuviera que adivinar, Han Guang normalmente me estaría probando”. Gu Xijiu respondió con un tono de burla.

“¿Quién sería tan tonto como para hacer eso?”

Gu Xijiu no respondió. Ella misma estaba pensando sobre esa pregunta.

Quien pudiera enviar a semejante experto era definitivamente de alto estatus. Probablemente era incluso un signo de autoridad.

¿El emperador? Debería haber sospechado un poco de ella. Era posible que él enviara a alguien a probarla y revelar cuánto sabía ella de kung fu. Después de todo, cuando uno estaba en peligro, haría todo lo posible para escapar.

También era posible que Rong Yan comenzara a maldecirla desde la cárcel…

¿Gu Tianchao? ¡Imposible! ¡Su kung fu no era tan bueno!

Además, si fuera obra suya, lo hubiera hecho con instinto asesino. ¡Incluso era posible que tuviera la intención de asesinarla!

¿Long Siye? Él sí tenía la capacidad, pero ¿cuál era el punto de probarla?

Gu Xijiu repentinamente recordó a otro posible sospechoso – ¡aquel hombre misterioso!

¡Era una persona elusiva que guardaba rencor en contra de ella! ¿Ese era otro intento de venganza de su parte?

El par de ojos que la espiaban finalmente desapareció. Ese hombre probablemente se había marchado. Solo entonces Gu Xijiu se sintió aliviada.

¡Maldita sea! ¡No me gusto cómo me estaba espiando mi enemigo! ¡Tenía que pensar en una forma de llevar a ese acosador a la luz!

En efecto alguien la estaba espiando. Ese hombre estaba vistiendo una túnica blanca, su elegancia y sorprendente apariencia emanaba una ligera apatía. Era Long Siye, quien apareció frente a la cama de Gu Xijiu tiempo atrás. Estaba escondido en un árbol de fuera, mirándola con un rostro inexpresivo, como si estuviera buscando algo familiar en su comportamiento.

Al final, estaba decepcionado. Dio media vuelta y se marchó.

El viento sopló más allá de las ramas de los árboles y crujió en las hojas.

Justo detrás de Long Siye, había un hombre vestido de blanco. Estaba de pie en una rama de un árbol no más gruesa que medio pulgar. La rama ondeaba en el viento, pero él estaba de pie perezosamente quieto. Su bata era barrida por el viento, lo que lo hacía parecer un inmortal flotante.

Aparentemente, había activado el hechizo de invisibilidad. Los guardias patrullando ya se habían movido por el árbol varias veces, pero no podían notarlo de pie. Por supuesto, Long Siye tampoco se dio cuenta de él.

Aunque llevaba una terrorífica máscara de fantasma, emanaba elegancia, como un objeto brillante. Una vez que se revelara a sí mismo, definitivamente sería la figura más prominente y todos los demás se convertirían en nada más que el telón de fondo.

Después de que Long Siye se marchó, sus ojos parpadearon detrás de la máscara. Sus labios perfectamente curvados se alzaron un poco, como una sonrisa mezclada con indiferencia y un toque de despreocupación.

Lanzó una mirada a la casa – algo había captado su interés.

Se estaba divirtiendo —

“¿Quién está allí?” Gritó Gu Xijiu en voz alta, cuando un objeto negruzco voló hacia el hombre de túnica blanca.

Ese hombre guiñó un poco. Naturalmente, no la golpearía. Agitó su manga y ese objeto negruzco se detuvo y se suspendió en el aire. Pero su contenido se derramó…

¡Tinta!

El hombre alzó su manga y derramó hacia abajo la tinta que fluía como si golpeara una pantalla.