Capítulo 146: Impredecible


Gu Xijiu permaneció en silencio.

Entonces esa persona no debería ser Long Xi sino que sólo olía como él.

Ese líder del Clan Tianwen era realmente impredecible.

Dado que era tan impredecible, Gu Xijiu decidió no especular más y continuó durmiendo.

Tendría una vida pacífica en los próximos días. Había perdido su habilidad para teletransportarse, por lo que no era capaz de ir a ninguna parte. Básicamente, sólo se quedó en su propia casa todo ese tiempo.

Afortunadamente, después de la oración esa noche, su cuerpo había sido ágil y realmente podía practicar su fuerza interna.

Era una maestra de la fuerza interna en su vida anterior, por lo que conocía la esencia y el proceso de la práctica, por ello fue bastante fácil para ella hacerlo en ese momento.

En tres días, ya podía sentir la fuerza que fluía a través de su estómago y practicaba con éxito algo de fuerza interna. A pesar de que todavía no era capaz de teletransportarse, su velocidad se había incrementado mucho más que antes.

El frente de la casa había estado abarrotado esos días. Gu Xijiu sabía que debía ser debido a Leng Xiangyu quien estaba ocupada salvando a su hija de la prisión.

Gu Xietian casi no estuvo en casa durante los últimos tres días. Después de todo, Gu Tianqing era su hija y había sido su hija más preciada por tantos años. Incluso aunque estaba enojado por las cosas malas que había hecho, no quería verla sufriendo en prisión. Por tanto, había estado agotando todas las maneras de salvarla.

Sin embargo, ese caso estaba relacionado con el único hijo del Rey Lu y ese último era alguien muy respetado en el reino, por tanto, nadie quería ayudar a Gu Tianqing y Rong Yan.

Gu Xietian había estado buscando formas activamente pero no sólo no encontró la manera de salvar a su hija, éste siquiera pudo ingresar a la prisión para visitar a Gu Tianqing.

La cabeza del departamento quien estaba a cargo de ese caso no quería encontrarse con él para evitar levantar sospechas, por lo que Gu Xietian tampoco pudo hacer nada.

Había estado muy frustrado. Cuando regresó a casa, Leng Xiangyu siempre lloraba ruidosamente delante de él, lo que lo frustraba aún más, por lo que decidió no ir a su casa y quedarse en un hotel.

Ese movimiento hizo a Leng Xiangyu incluso más loca. Aunque odiaba a Gu Xijiu, no se atrevía a causarle ningún problema en ese momento crucial.

En cuanto a las otras hijas, aparte de Gu Tianyi, el resto de las hermanas se estaban acercando más a Gu Xijiu.

Sabían que era buena en la curación, por tanto cada vez que tenían dolor de cabeza o una menstruación irregular, acudían a ella en busca de una solución.

Descubrieron que aunque Gu Xijiu se veía fria, siempre y cuando no se metieran con ella, era una persona bastante agradable para conversar.

Con sólo unas pocas recetas, ellas se recuperarían de todo tipo de enfermedades.

Todas las otras amantes tampoco tenían demasiado odio hacia Gu Xijiu. Al principio, fueron frías con ella, debido a Leng Xiangyu, pero ahora también se estaban acercando a ella.

Previamente, Leng Xiangyu deliberadamente condenó al ostracismo a la Gu Xijiu original, así que no importaba a dónde fuera, a nadie le importaría y eso hacía que su vida se sintiera aún peor que la de un sirviente.

Pero ahora, Leng Xiangyu era lenta y un día finalmente se dio cuenta de que algunas hijas y amantes quienes estaban cerca de ella habían desaparecido de su vida cotidiana. Incluso si la encontraban, se mostrarían frías hacia ella y sólo practicarían el saludo de rutina. Eso enloqueció a Leng Xiangyu porque finalmente llegó a sentir lo que era ser condenada al ostracismo.

En cuanto a Gu Tianchao, también estaba ocupado buscando formas de salvar a su hermana.

En ese día, el clima era bueno.

Gu Xijiu estaba estudiando el horno de alquimia y estaba tratando de encontrar una manera de usarlo sin la necesidad del poder espiritual.

Sin embargo, aparentemente, eso era extremadamente difícil. Trato con algunos experimentos pero falló y desperdició cantidades de buenas hierbas.

Se frotó sus cejas. Entendió que ese no era un problema que podía ser resuelto en poco tiempo, así que lo puso de regreso en su bolsa de almacenamiento y salió al jardín a tomar algo de aire fresco.