Capítulo 144: ¡Qué final tan trágico!


La Piedra del Firmamento dejó su muñeca y coloco frente a ella, como si observara su expresión, “¿estabas enamorada de él?”

Gu Xijiu se recostó en la cama, miró hacia el dosel y dijo en voz baja, “Creo que sí. Yo no confiaba en nadie más, tanto como confiaba en él. Le conté todos mis secretos y no tenía necesidad de estar en guardia cuando él estaba cerca…”

La Piedra del Firmamento dijo, “esto fue simplemente una tragedia…”

“Sí, fue una tragedia. Siempre pensé que a él también me quería, o de lo contrario él no me cuidaría tan bien. Cada vez que encontraba cualquier peligro, él caía del cielo como un caballero y me abrazaba en sus brazos, diciéndome que no tuviera miedo, ya que él estaba allí para mí…”

Ella hizo una pausa por un momento y luego continuó, “aunque no necesité su ayuda la mayor parte del tiempo e incluso algunas veces alertó al enemigo con su repentina llegada, todavía me gustaba la sensación de que me cuidaran. Pensé que él sería el amor de mi vida. Nunca esperé eso…”

“Ese día fui a una cita de café con él y planeé proponerle matrimonio. Él tenía un temperamento frío, así que pensé que esperar su propuesta tomaría una eternidad. Como nos amábamos, no importaría quién se propusiera. Jaja, yo fui tan inocente en ese entonces. Nunca supe que él ya tenía una novia y ni siquiera sabía que planeaba en mi contra. Bebí el café que él preparó para mí… cuando las drogas empezaron a funcionar, llamó a su prometida desde la otra habitación y me dijo que yo era un clon. Su prometida necesitaba mi corazón para salvar su vida…”

Esa noche, Gu Xijiu parecía ser muy abierta y expresó todos los secretos enterrados en lo más profundo de su corazón.

Pero su voz siempre había estado muy tranquila. Al parecer era algo muy trágico, pero ella lo volvió a contar, como si estuviera contando la historia de otra persona.

“¿Y después?” La Piedra del Firmamento no podía esperar para preguntar.

“La historia después de eso fue muy simple. Tenía un anticuerpo para la anestesia. Aunque Long Xi me había inyectado un anestésico, sólo quedé inconsciente durante una hora. Cuando desperté, la operación ya estaba en curso y el cirujano era Long Xi. Él nunca esperó que me despertara a la mitad, así que entró en pánico y me dijo que no me preocupara, ya que no me dejaría morir. Me dijo que había preparado un corazón a cambio para mí. Oh sí, también prometió que se casaría conmigo…”

La Piedra del Firmamento estaba enojada, “¡¿todavía pudo mentir en ese punto?! ¿Qué pasó después?”

“No mucho. Lo maté cuando él no estaba prestando atención. También me arranqué el corazón. En ese momento, mi pecho ya había sido abierto y el corazón estaba a punto de ser sacado. No quería que otras personas usaran mi corazón, así que lo destruí yo misma…”

Qué final tan trágico.

La Piedra del Firmamento permaneció en silencio.

Después de un rato, le preguntó, “todavía pudiste matarlo en ese momento. Tú verdaderamente eras muy hábil. ¿Estás segura de que él ya estaba muerto?”

Gu Xijiu respondió, “Creo que sí. Atravesé donde estaba su corazón y él no pudo tener tiempo suficiente para tener un corazón sano que lo reemplazara, así que apuesto fue asesinado”.

“¿Tú lo odias?”

Gu Xijiu puso sus manos detrás de su cabeza. Ella cerró los ojos y dijo en voz baja, “No, en el momento en que lo maté, había resuelto todo el odio que tenía en su contra. Yo no le debía nada y él ya no me debía nada”.

Sí, ella no lo odiaba, pero ella ya no podía creer en el amor.

“Maestra, ¿por qué de pronto estás recordándolo?” Preguntó la Piedra del Firmamento.