Capítulo 140: ¡Él va a probar a la chica fea!


Leng Xiangyu se congeló, “no es posible. Escuché que es extremadamente difícil el reencarnar. Necesita que el espíritu forastero sea la combinación exacta con el cuerpo. Además, incluso si un espíritu fuerte puede poseer el cuerpo con éxito, no puede controlar completamente el cuerpo en un corto período de tiempo, así que cuando el cuerpo camina, se verá como un zombi. Es muy fácil distinguirlo. Sin embargo, esa chica fea parece poder caminar muy libremente todos los días y está llena de expresiones faciales. No parece ser un efecto de una reencarnación”.

Gu Tianchao se frotó la frente, “tienes razón y también lo dudo. ¿Tal vez ha usado un hechizo de transformación para imitar a la chica fea?”

Leng Xiangyu estaba aún más aturdida, “¿Hechizo de transformación? ¿Es el hechizo legendario? Sólo puede ser lanzado por alguien que tenga un nivel supremo de poder espiritual para practicar libremente hechizos de transformación. Incluso las cabezas de los tres clanes pueden no tener esa clase de habilidad. Si la actual Gu Xijiu tiene esa habilidad, ya sería la maestra más fuerte y no necesitaría pasar sigilosamente por nuestra casa”.

Gu Tianchao suspiró, “esa es sólo mi loca suposición. Podría ser algún demonio que no quiere exponer su identidad y deliberadamente se convirtió en una chica fea de bajo perfil…”

Leng Xiangyu sacudió su cabeza, “pienso que tu suposición no tiene ningún sentido”.

Gu Tianchao también sintió lo mismo. Tenía un pensamiento en mente. Después de consolar a su madre por un tiempo, salió de la sala de estar.

Se quedó parado y pensó por un momento, luego se puso su ropa nocturna y saltó. Se movió rápidamente en dirección al patio de Gu Xijiu.

¡Él Iba a probar a la chica fea!

Su poder espiritual y Qing Gong eran todos buenos. Tenía un cuerpo ágil que le permitía volar fácilmente de techo a techo. Por lo general, así era como salía y entraba en la casa del General sin que nadie lo notara.

Pero en esa ocasión – Había muchos guardias patrullando el patio, ¡y todos ellos eran maestros de las artes marciales!

Antes de que Gu Tianchao pudiera aterrizar en el patio, los guardias lo detectaron y gritaron en voz alta, “¡¿Quién es?!” y rápidamente lo persiguieron.

Desde luego, Gu Tianchao giró para escapar rápidamente.

Gasto todo su esfuerzo para escapar y escabullirse en la casa del general. Después de tres rondas completas, se las arregló para deshacerse de los guardias y regresar a su propia casa.

Rápidamente se cambió de ropa y una vez acabo, su padre, Gu Xietian, corrió a su casa.

Después de que Gu Xietian entrara a su habitación, lo observó en secreto. Le preguntó a Gu Tianchao si había visto al asesino y le dijo que los guardias habían perdido la pista de dicho asesino cuando llegaron a esa área.

Aunque Gu Tianchao estaba un poco asustado, no lo reveló y sacudió su cabeza.

Gu Xietian no preguntó más pero intencionalmente pronunció algunas palabras, “esta vez, Xijiu se ha vuelto un poco de alto perfil, así que supongo que definitivamente habrá personas que quieran capturarla. Es por eso que he enviado algunos guardias más para patrulla alrededor de su patio para evitar cualquier accidente. También ordené a los guardias que maten a cualquier persona sospechosa que se acerque a su patio. Tianchao, ¿tienes algo que agregar además de mis órdenes?”

Gu Tianchao sabía que esas palabras fueron pronunciadas por su padre para advertirle, por lo que no quería decir nada más. Sin estar dispuesto sonrió y estuvo de acuerdo con las órdenes de su padre para proteger a Gu Xijiu.

Gu Xietian le dio una palmada en el hombro, suspiró y dijo, “Tianchao, todos ustedes son mis hijos, espero que todos ustedes se puedan amar y cuiden sus espaldas y no tramen en secreto uno contra el otro. Eso rompería mi corazón…”