Capítulo 135: La aventura secreta es revelada


Además, había algunos funcionarios presentes para dar su testimonio, por tanto, Rong Yan no tuvo oportunidad de refutar. Y ese era uno de los motivos para asesinar.

¡En segundo lugar, era su aventura con Gu Tianqing!

¡Rong Yi solía coquetear y casi logró molestar a Gu Tianqing!

A pesar de que Rong Yan llegó a tiempo, Rong Yi no le tenía miedo e incluso abusó públicamente de Gu Tianqing, lo que enfureció enormemente a Rong Yan.

Por tanto, ese era el segundo motivo por el que Rong Yan asesinó al Conde Le Hua. El pequeño Si que estaba sirviendo a ese último en aquel momento también dio testimonio.

En tercer lugar, debido al romance privado entre Rong Yan y Gu Tianqing, estos conspiraron en contra de Gu Xijiu. Querían que ella fuera al jardín secreto de Rong Yi y deliberadamente se aseguraron de que la gente la acusara de encontrarse con su amante. Afortunadamente, debido a la fidelidad y la ausencia de Gu Xijiu, el complot de Rong Yan había fallado.

Para ese incidente, el octavo príncipe, el Maestro Hu y Gu Xijiu podrían ser testigos.

En cuanto a la carta que Rong Yan le dio a Gu Xijiu, esta fue destruida pero logró ser inspeccionada por el octavo príncipe, Rong Che. Él reconoció que la letra pertenecía a Rong Yan.

El Duque Lu también tenía una buena elocuencia. Después de presentarle todas las evidencias al emperador, gritó, “Su Majestad, yo sabía que mi hijo era un bastardo y solía humillar al duodécimo príncipe, pero no debería ser condenado a muerte, ¿cierto? ¡Y yo no esperaba que el duodécimo príncipe tuviera rencores y creara un complot contra mi hijo! Él envió a alguien a matarlo e incrimino a la sexta hija Gu. Afortunadamente, ella fue lo suficientemente racional como para no ir y así su plan de matar dos pájaros con un tiro no tuvo éxito. Obviamente fue una trampa planificada cuando él envió gente, incluido el Maestro Hu, temprano al día siguiente para incriminar a la sexta hija Gu. ¡Su plan era crear una mentira de que tanto mi hijo como la sexta hija Gu habían muerto juntos, y así él podría eliminarla y tomar venganza al mismo tiempo! ¡De lo contrario, sería una coincidencia que el día en que engañó a la sexta hija Gu para encontrarse en el jardín fue también la noche en que mi hijo fue asesinado! ¡Su Majestad, mi hijo murió tan lastimosamente! ¡Él fue en efecto marcado… Su Majestad, por favor, decida por mí!”

¡Con gritos y lágrimas del Duque Lu, el emperador experimentó un tremendo dolor de cabeza!

El emperador sólo pudo investigar con Rong Che y Gu Xijiu, “Xijiu, ¿escribió Rong Yan la carta? Che, ¿también viste esa carta?”

Gu Xijiu parecía como si estuviera aturdida por la cruel verdad y su rostro se puso un poco pálido, “el duodécimo príncipe en efecto me escribió la carta. En ese momento, pensé que era una broma, pero… pero no esperaba que eso fuera exactamente la misma trama”.

Rong Che suspiró, “Realmente la he visto, era… era la letra del duodécimo hermano”.

El emperador miró nuevamente al Maestro Hu y este nuevamente repitió toda la historia sobre lo que sucedió en el jardín de Gu Xijiu cuando fue a investigar. Como era un caso de homicidio, él no se atrevió a ocultar ningún detalle.

El rostro del emperador se puso muy sombrío y miró a Rong Yan y Gu Tianqing, quienes estaban arrodillados y temblando de miedo. “Ambos, ¿tienen algo que aclarar?”.

Rong Yan todavía lo estaba intentando con fuerza y determinación y dijo, “Mi padre, alguien… alguien me quiere incriminar. No estoy involucrado en asuntos privados con Gu Tianqing. Sólo la había visto algunas veces porque siempre hago visitas a la mansión del general”.

¡Gu Tianqing no estaba admitiendo eso, para que al menos no perdiera su reputación!

El Duque Lu parecía haber esperado eso, él volvio a soltar, “Su Majestad, la Señorita Gu Tianqing está embarazada de dos meses. Si no me cree, puede enviar al médico imperial para sentir su pulso”.