Capítulo 133: ¡Afortunadamente, ella ganó!


Pero esos dos hermanos habían estado sufriendo del Veneno Ilusorio durante mucho tiempo, por tanto, sus cuerpos ya no contenían ningún veneno. ¡Por lo que, el antídoto de Gu Xixi se convirtió inmediatamente en un veneno y casi le quita la vida a Yu Mubai!

Como Gu Xijiu era buena en la guerra psicológica y en la utilización de venenos, pensó en las posibilidades de esa maldición al inicio. Por tanto, le hizo pacientemente algunas preguntas a Yu Muqing.

También era hábil en sus técnicas de interrogatorio. Por tanto, podía descifrar los mensajes que ella quería, incluso si Yu Muqing no podía hablar y sólo podía responderle asintiendo y sacudiendo su cabeza.

Cuando Gu Xixi comenzó a curar a Yu Mubai, había llegado a una conclusión. ¡Sabía que iba a vencer a Gu Xixi!

No era como si no quisiera ayudar en ese momento sino que debido a que la gente, incluidos los dos pacientes, aún no confiaban en sus habilidades.

Y como para romper esa maldición requería su confianza, Gu Xijiu comenzó mirando con un enfoque frío e indiferente.

Sólo cuando Gu Xixi falló y casi mató a Yu Mubai, hizo que la multitud comenzara a sentirse desesperada y ella decidió salvar su vida a tiempo. Su acto no sólo sorprendió a todos, sino que también ganó la confianza real de los pacientes y por tanto, podía tener éxito.

Eso sonó simple, pero de hecho era extremadamente difícil, ya que un paso equivocado llevaría a la muerte.

¡Afortunadamente, ella ganó!

Por supuesto, ella no explicó todo a detalle, sino que explicó misteriosamente para que creyeran lo que decía, pero aún estaban perplejos.

¡Cómo era de esperar, la multitud estaba estupefacta, aturdida y también desconcertada! Por supuesto, también admiraban mucho a Gu Xijiu.

Ese mundo tenía hechiceras, pero eran extremadamente raras y misteriosas. Por tanto, no muchas personas sabían quiénes eran.

Además, no atacaban fácilmente a nadie, pero una vez que lo hacían, definitivamente sería un golpe de gracia y una lección dolorosa – nadie se atrevía a enemistarlas…

Debido a que eran muy misteriosas y fuertes, casi nadie podía romper sus maldiciones. Por tanto, la gente de esa tierra simultáneamente respetaba mucho y temía a las hechiceras.

¡No esperaban que Gu Xijiu levantara la maldición tan fácilmente y mucho menos levantara la Maldición de Muerte!

¿Cómo podría ser una inútil? ¡Era totalmente una genio en su lugar!

Tal genio sería tratada como una VIP con lujo donde quiera que fuera. Desafortunadamente, fue conocida como una persona inútil en el Reino Feixing durante tantos años.

¡Qué pecado!

El emperador no pudo evitar mirar al duodécimo príncipe, Rong Yan, que estaba de pie al lado. Antes sentía lástima por su hijo, pero ahora sentía que ¡ese último ya no podía corresponder a sus estándares!

Sin embargo, no podía arrepentirse ahora ya que ese matrimonio se había decidido por tantos años.

¡El emperador sólo podría tratar de encontrar la forma de casarlos lo antes posible para evitar más circunstancias imprevistas!

En aquellos días, había perdido a Luo Xinglan porque fue un paso más lento que los otros. Por tanto, el emperador decidió ser rápido al tomar una decisión en esa ocasión. Se giró hacia Gu Xietian y le preguntó, “Ministro Gu, Xijiu ya tiene trece años, ¿cierto?”

Gu Xietian respondió de manera muy clara, “sí, actualmente tiene trece años y cuatro meses de edad”.

El emperador asintió su cabeza, “ella tendrá quince años después de otro año y será lo suficientemente mayor como para casarse con la familia imperial. Estoy considerando primero una fiesta de compromiso para los dos. ¿Qué piensas?”

¿Qué podría decir Gu Xietian?

Él inmediatamente se arrodilló, “Su Majestad, obedeceré sus órdenes”.

El emperador miró hacia Rong Yan, “Mi duodécimo hijo, ¿qué opinas?”

Rong Yan inmediatamente respondió, “yo obedeceré el arreglo de Padre”.

Hasta ese momento, ¡él estaba completamente satisfecho con ese matrimonio! En cuanto a Gu Tianqing, sólo podía ponerla en espera.

Trataría de convencer a Gu Tianqing para abortar el feto y luego esperar el momento adecuado para tenerla como concubina. Después de todo, su cuerpo le había sido dado a él y ya no podía casarse con otros hombres…