Capítulo 132: ¡Una victoria pura para la Señorita Gu!


El emperador se puso de pie inmediatamente, “¡Bien! ¡Muy bien! ¡Muy bien! ¡Pequeña Xijiu, no me decepcionaste, demostrando que mis dudas estaban equivocadas!”

Se giró hacia el Maestro Celestial You, “Maestro Celestial, ¿cómo fue? En esta ocasión, la pequeña Xijiu ha ganado, ¿cierto?”

Tian Jiyue cambió su concentración hacia Gu Xijiu por un momento antes de asentir ligeramente con su cabeza, “¡Una victoria pura para la señorita Gu!”

La gente del piso de arriba todavía permanecía estable, ya que la mayoría eran funcionarios de la corte. Felicitaron y aplaudieron cuando Gu Xijiu ganó el partido.

Por el contrario, la gente de la planta baja consistía principalmente del público en general. Por tanto, cuando las noticias de Gu Xijiu ganando el juego se extendieron, hubo un estallido de vitoreos. Algunos incluso lanzaron petardos a lo largo de la calle para celebrar su éxito.

Mientras tanto, Gu Xixi estaba muy pálida y no podía hacer nada más que mirar fijamente a Gu Xijiu poniendo el horno de alquimia en su bolsa.

Además, se sentía avergonzada de quedarse por más tiempo. Después ella silbó para llamar a su grulla y se fue volando abatida.

Gu Xietian gruñó fríamente, “¡Se escapó tan fácilmente, sin llevarse la peor parte!”

Gu Xijiu bebió su taza de té, pero ella no dijo nada.

¿Realmente no enfrentaría las consecuencias?

Incluso si Gu Xixi había perdido el partido, parecía que no había perdido nada porque ese premio fue otorgado por el cuarto príncipe, Rong Chu.

Sin embargo, lo que perdió fue su reputación como experta y ya no podía seguir actuando como si fuera una profesional en ese reino…

¡Viniéndolo desde esa perspectiva, había perdido mucho!

Como el método de Gu Xijiu para salvar a los dos hermanos fue demasiado milagroso, el Médico Imperial Zhou no pudo evitar pedirle consejo a Gu Xijiu, “Señorita Gu, ¿cuál era el veneno que los dos niños en realidad estaban sufriendo?”

Gu Xijiu sacudió su cabeza, “no fueron envenenados y ni siquiera estaban enfermos. En realidad estaban bajo una maldición”.

La gente estaba sorprendida. El emperador continuó, “¿Qué maldición era?”

Gu Xijiu se rio, “en realidad era una maldición psicológica. Los dos pudieron haberse tropezado con una persona extraña o algo en el bosque que les puso una Maldición Mortal…”

Como estaban confundidos, Gu Xijiu explicó, “La Maldición Mortal es en realidad un tipo de maldición psicológica. La víctima maldita primero será forzada a comerse un Veneno Ilusorio y así podrá verse a sí mismo muriendo en la ilusión. Entonces el encantador pondrá la misma maldición sobre él otra vez después de que se despierte de la ilusión. Aunque este Veneno Ilusorio no es fatal, puede causar que la víctima permanezca muda durante tres días y no sea capaz de sentir sus propias manos – la sensación de estar discapacitado. Los efectos de este Veneno Ilusorio sólo pueden durar tres días, pero bajo la fuerte influencia psicológica, la víctima cree firmemente que esa maldición lo matará y es incapaz de decir nada hasta que él muere. A través de esa sugestión, gradualmente perderá las funciones del cuerpo… y terminan perdiendo la vida en la fecha especificada en esa maldición”.

Debido a que la víctima estará psicológicamente influida para pensar que él ya está en su lecho de muerte, esa maldición es por lo tanto extremadamente difícil de levantar.

A menos que la persona que intente romper la maldición sea un profesional y un experto en el uso de venenos y guerra psicológica.

También debe obtener la completa confianza de la víctima maldita antes de pasar por una serie de guías para lograr el efecto correspondiente.

Los síntomas causados por ese Veneno Ilusorio son muy similares al Veneno Jipin y por tanto, no pueden diferenciarse fácilmente.

Por ello, Gu Xixi pensó que esos hermanos estaban envenenados con el Veneno Jipin. El antídoto que usó también era otro tipo de veneno, uno que los curaría perfectamente si ambos estuvieran realmente envenenados con el Veneno Jipin.