VVC – Capítulo 1238

0

Capítulo 1238: Permanezcan juntos durante el día, pero duerman por separado en la noche


Rong Jialuo era el nuevo emperador. Redactó una carta y la envió al Salón Fucang después de reflexionar un poco sobre el asunto. Nadie sabía cuál era el contenido del mensaje, pero el Maestro Celestial Zuo aceptó enviar a Gu Xijiu a casa medio mes antes de la fecha de la boda después de leerlo.

Aunque no era precisamente lo que Gu Xietian había esperado, era bueno poder ver a su hija dos semanas antes. Así, él finalmente se fue a casa pacíficamente para preparar los artículos necesarios para su boda.

Gu Xijiu personalmente pensó que era fácil realizar milagros. Sin embargo, sintió que el milagro más reciente era mucho más asombroso que los que había hecho posible en los últimos años.

Se debía a que la gente común generalmente necesitaba de tres a cinco años para pasar del nivel 6.5 al nivel 8 y esto solo sucedía entre las élites. ¡Sorprendentemente, logró hacerlo en un mes y 20 días! No podía creerlo cuando había alcanzado un poder espiritual de nivel ocho, incluso cuando vio una luz brillante alrededor de su cuerpo.

Se quedó atónita por un momento antes de comenzar a correr tres vueltas por la habitación para asegurarse de que era real. En ese momento, se había ido a la casa del General y era el quinto día desde que se había ido del lado de Di Fuyi, lo que significaba que sólo faltaban diez días para el día oficial de su boda.

Alzó sus brazos y miró sus suaves y nutridas pequeñas manos mientras suspiraba. Desde que habían regresado del palacio de las sirenas, había estado pegada a Di Fuyi. Siempre estaban juntos durante el día y dormían separados por la noche. Nunca se habían dejado solos durante las últimas seis semanas, excepto durante la noche.

A pesar de que dormían en diferentes habitaciones de noche, todavía estaban en la misma casa. Di Fuyi no la dejó quedarse en la habitación de invitados sino más bien en su habitación. Gu Xijiu tomó la cámara interior mientras él dormía en la externa.

De acuerdo con Di Fuyi, el dormitorio tenía muy buen Feng Shui y era beneficioso para la práctica de las artes marciales, por lo que era conveniente que ella se quedara allí. Aunque Di Fuyi había comprado la mayoría de los objetos por sí mismo, dejó que Mu Feng y los otros mensajeros para que se encargaran de la decoración y las invitaciones. Por tanto, no sólo practicó duramente para acelerar su recuperación en ese período, sino que también esperaba que ella practicara junto con él.

Además de eso, también le enviaba una píldora todos los días, ya que era buena para su salud. De hecho, funcionaba muy bien. Desde que Gu Xijiu tomó la píldora, había estado durmiendo y comiendo bien. Se sentía con energía a pesar de que trabajó muy duramente para practicar todo el día.

Aunque Gu Xijiu era un médico y una persona bien informada, no pudo determinar la fuente de los ingredientes. Di Fuyi la miraba tomar la píldora todos los días, por lo que no tuvo la oportunidad de raspar la medicina para examinarla. ¡Afortunadamente, era buena para su cuerpo ya que sus artes marciales habían mejorado tanto en tan poco tiempo!

Por supuesto, aparte de sus esfuerzos, Di Fuyi también había estado trabajando duro para entrenarla. ¡Era un profesor demasiado estricto! En las seis semanas que estuvo con ella, no permitió que fuera perezosa ni siquiera por un momento. Era un maestro más duro para ella que para sus otros estudiantes.

Le enseñó algunos secretos sobre las artes marciales y la obligó a memorizar muchas teorías diferentes. ¡También le mostró algunos tipos de Kung Fu!

Sus interacciones eran todas en el campo de entrenamiento mientras él inspeccionaba su práctica o en su dormitorio cuando le enseñaba sobre las diferentes teorías.

Gu Xijiu practicaba unas 20 horas al día y sólo lograba dormir unas cuatro horas cada día. Desafortunadamente, incluso necesitaba meditar mientras dormía. Sería una mentira decir que Gu Xijiu no se quejó en absoluto por un entrenamiento tan intensivo.