VVC – Capítulo 1236

0

Capítulo 1236: Ahora estoy débil, ¿podrías, por favor, torturarme suavemente?


Por supuesto, las cosas buenas no eran baratas. Afortunadamente, Di Fuyi era un magnate rico y nunca miraba el precio cuando compraba. Eso hizo que Gu Xijiu se sintiera como si se hubiera encontrado a sí misma como un papito rico.

Di Fuyi estaba muy familiarizado con este lugar, ya que ambos habían caminado por cada calle. Sin embargo, no sólo estaban caminando al azar sino que, de hecho, iban a una tienda específica para comprar los artículos.

Gu Xijiu lo siguió a todas partes como si fueran una pareja enamorada preparándose para su boda. De hecho, él estaba comprando algunos artículos para su boda, como una cama grande y hermosa, almohadas y mantas. No se olvidó de preguntarle su opinión cuando buscaba los artículos, como su color preferido, la calidad, etc.

Gu Xijiu pensó que estaba soñando. Había sentido que Di Fuyi les pediría a sus subordinados que se encargaran de estas tareas cuando él quisiera casarse y esperaría el día para llevar a la novia a casa. Estaba sorprendida de que él escogiera todo por sí mismo. Por tanto, ella casi bromeando preguntó, «¿han renunciado tus subordinados a sus trabajos? ¿Incluso necesitas ir de compras por ti mismo…?”

Di Fuyi respondió, «esta es mi única boda, por lo que es mejor hacerlo yo mismo. Además, preferiría que compremos estos artículos nosotros mismos”. Estaban mirando una cama grande en una tienda de muebles cuando lo dijo.

Gu Xijiu vio un fondo marino y sintió como si estuviera flotando en el mar cuando se recostó en la cama. Sin embargo, Di Fuyi estaba en contra de comprar la cama después de que la toco. «¡De ninguna manera, es demasiado suave!»

Gu Xijiu estaba confundida. «¡Es muy cómoda!»

Di Fuyi respondió, «no, confía en mí, al final, no te gustará. Consigamos una mejor». Di Fuyi no compró una prefabricada y en su lugar le pasó un borrador personalizado al dueño de la tienda.

¡Gu Xijiu quedó sin habla mientras miraba las dimensiones y la medida del borrador! ¡La cama grande era el doble del tamaño de una cama normal! Era lo suficientemente grande para que ambos giraran alrededor de ella. Lo más importante es que estaba hecha de un tipo muy especial de madera que era mucho más fuerte que la madera normal, e incluso era a prueba de golpes.

El dueño de la tienda los miró a ambos con una mirada extraña mientras estudiaba el borrador. Gu Xijiu no pudo soportar su extraña mirada y rápidamente tiró de Di Fuyi. Preguntó mientras estaban parados afuera de la puerta, «¿por qué estás pidiendo una cama tan grande? ¿Vas a practicar artes marciales en la cama?”

Di Fuyi la sujeto de su cintura y sonrió astutamente. «Tiene que ser una grande. Sabrás el porqué el día de nuestra boda”.

Eso sonaba un poco aterrador. Gu Xijiu se sonrojó y pisó su pie. Di Fuyi gritó inmediatamente.

Gu Xijiu se sorprendió y rápidamente lo revisó. «¿Lastimé tu herida?»

Di Fuyi frotó su barbilla en la cabeza de ella. «Mi querida. Todavía estoy débil. ¿Podrías intentar torturarme gentilmente?” Parecía haberse vuelto adicto a actuar débil desde que fue herido.

Gu Xijiu quedó sin habla por un momento, pero luego agregó, «¿Eh? ¿De verdad? Creo que deberíamos posponer nuestra boda ya que todavía no eres apto. Me preocupa que no seas capaz de hacerlo en función de tu estado físico».

Di Fuyi la tomó inmediatamente y la besó en su frente. «¡No te preocupes, aunque es posible que no pueda hacer otra cosa, estoy seguro de que estoy en forma para casarme contigo y mi calidad de servicio está garantizada!»

Gu Xijiu puso sus ojos en blanco mientras quedaba sin palabras. ¿Podrían incluso continuar con su conversación? Parece que el viaje al Reino de las Sirenas fue considerado como fructífero.