VVC – Capítulo 1221

0

Capítulo 1221: Será mejor que dejes de amarlo en este momento


Gu Xijiu sonrió y dijo, «los seres humanos tienen innumerables misiones que completar durante su vida y lo mismo va para mí, incluso si soy una dama. Mi vida no debería estar llena sólo de romance y tampoco debería hacer del romance la única cosa importante en mi vida. ¿Qué tan aburrido sería eso? ¿No estás de acuerdo? El mundo es un lugar tan vasto. Deberíamos ir y explorarlo».

La concubina no esperaba que Gu Xijiu tomara este asunto tan ligeramente. Suspiró y respondió, «parece que no te has enamorado realmente del Señor Huang. Si te hubieras enamorado de él, lo encontrarías doloroso. Imagínate que después de un siglo, él seguirá existiendo en este mundo, pero se encontrará con otras damas. Las amará, las mimará y finalmente se casará con una de ellas. Cuando lo piensas de esta manera, te sentirías celosa».

Gu Xijiu sintió que la concubina estaba pensando demasiado. Nadie sabía lo que iba a ocurrir después de un siglo. Es posible que su cuerpo físico ya no existiera, pero se suponía que su alma era imperecedera. Di Fuyi probablemente le haría un nuevo cuerpo y aún podría quedarse con él.

Si su alma pereciera por error, entonces no tendría ninguna conciencia. Si alguna vez ocurriera, independientemente de a quién amaba, no tendría ningún impacto, ya que ella no tendría ninguna emoción.

Gu Xijiu sintió que la concubina había perdido su tiempo y esfuerzo al tratar de estudiar un problema insignificante. Era como una multimillonaria que acababa de ganar una enorme cantidad de dinero, pero en lugar de comenzar a disfrutar de la vida, estaba preocupada y molesta de que nadie heredará su fortuna.

Gu Xijiu tosió para aclarar su garganta. Intentó explicarle y le dio a la concubina una lección basada en sus opiniones.

Después de compartir, la concubina quedó atónita y sin palabras. Era una persona suave y apegada. Por tanto, le resultaba confuso entender la forma de pensar de Gu Xijiu. Sin embargo, no contestó porque no quería que se ofendiera. Una persona que estaba cerca de ellas interrumpió su conversación y dijo, «esta dama tiene una mente clara. Es la primera vez que escucho semejante opinión».

Gu Xijiu alzó su cabeza y vio a una dama de verde que salía de un denso bosque no muy lejos. Esta también era una sirena y se parecía mucho a Lan Yaoguang.

Desafortunadamente, sus rasgos no eran tan coquetos como los de él, la dama tenía las cejas más gruesas y un par de labios más prominentes en comparación. También tenía un par de grandes ojos brillantes. Si no fuera comparada con Lan Yaoguang, sería considerada como una belleza.

Sin embargo, después de que Gu Xijiu lo conoció antes y había sido testigo de su belleza, no se sorprendió por la belleza de esta joven.

La joven llevaba un vestido verde. Cuando caminó hacia ellas, parecía lechuga que florecía en la primavera. Estaba relacionada con Lan Yaoguang, pero ella no estaba segura de sí era su hermana o su hija. Por tanto, permaneció en silencio.

«Jingyi, finalmente regresaste. Tu hermano siguió hablando de ti últimamente». La concubina fue la primera en hablar.

«¿Qué dijo sobre mí? ¿Todavía quiere conseguir un marido para mí? ¡No quiero uno! No me interesa si no es alguien como mi cuñado”. Lan Jingyi gruñó.

¿Le gustaba su cuñado?

La concubina suspiró suavemente. «Jingyi, el Señor Huang ya tiene a la Señorita Gu como su prometida y se casarán muy pronto. Creo que será mejor que dejes de amarlo por ahora”.

Gu Xijiu estaba aturdida.

El cuñado del que hablaban era…

«Cuñada, sé que no tengo futuro con mi cuñado. Sin embargo, todavía me gusta…”