VVC – Capítulo 1207

0

Capítulo 1207: Extrañaba su cuerpo original 2


Habían estado separados durante unos 20 días, pero Gu Xijiu sintió que habían sido unos años. Ahora, se sentía contenta y aliviada de verlo nuevamente. Por tanto, agitó su mano y habló, «¡mejillón! ¿Por qué estás aquí? Ven. Ven acá».

El mejillón inmediatamente rodó hacia ella y se sujetó al borde de su vestido. «Maestra, ¿cambiaste tu cuerpo? ¡Se ve hermoso! Hemos estado protegiendo tu cuerpo anterior ya que pensábamos que estabas muerta…»

Gu Xijiu quedo sin palabras.

«¿Has estado vigilando mi cuerpo? ¿Dónde está?»

“Está allá en el palacio de hielo. El Maestro Celestial Zuo nos recogió y nos pidió que protegiéamos tu cuerpo adecuadamente, ya que Lu Wu podría asegurarse de que el cuerpo permaneciera vivo mientras yo puedo asegurarme de que el cuerpo no se descomponga. Por tanto, tu cuerpo sigue siendo tan bueno como cuando vivías dentro de él, pero simplemente no respira…” el mejillón explicó las tramas de la historia, así como su contribución.

Gu Xijiu tiraba de él mientras caminaba. «Llévame a mi cuerpo».

Finalmente, Gu Xijiu vio su pequeño cuerpo.

Aunque sólo lo usó por menos de tres años, estaba apegada a él. Inicialmente, no había sentido nada mientras vivía dentro de ese cuerpo. Sin embargo, ahora se sentía extraña mientras lo miraba. Se sentía cercana y cálida, pero también extraña.

Cuando acababa de llegar, Lu Wu estaba en cuclillas en el ataúd de cristal y se veía tan deprimido mientras veía el cuerpo dentro del ataúd…

¡Sin embargo, tan pronto como ella lo llamó cuando entró, inmediatamente se convirtió en una mascota vivida y corrió hacia ella una vez que la reconoció!

Inmediatamente se estrelló contra de sus brazos y no pudo dejar de frotar su cabeza contra su pecho como si no supiera de qué otra manera podría expresar su felicidad. El Llamador del Viento estaba tendido en el suelo y no podía dejar de lamer la ropa de Gu Xijiu cuando la vio nuevamente.

Era la mejor manera de darle la bienvenida. Gu Xijiu fue conmovida mientras frotaba la cabeza del Llamador del Viento y peinaba el pelaje de Lu Wu. El mejillón no pudo encontrar un espacio para escabullirse. Por tanto, se colocó detrás de ellos y continuó sujetando su vestido.

Los tres habían estado permaneciendo en el Salón Tianju durante casi dos años. No hubo muchos cambios en el mejillón y el Llamador del Viento, pero Lu Wu había crecido mucho más. Inicialmente, era fácil que se escabullera en su manga, pero ahora era tan grande como un gato gordo y Gu Xijiu podía sentir su peso mientras estaba recostado en sus brazos.

Los tres no pudieron dejar de estar alrededor de Gu Xijiu y continuamente frotaron sus cabezas en contra de ella. Casualmente, ella vio una luz de siete colores en el ataúd de cristal cuando alzó su cabeza y el brillo era suficiente para herir los ojos de cualquiera.

Se sintió atraída por la luz colorida y luego vio a la Piedra del Firmamento…

¡Ya no era negro sino más bien un brazalete colorido! Todavía estaba en la muñeca de su cuerpo anterior.

Gu Xijiu estaba molesta porque sabía que la Piedra del Firmamento tenía vida propia y se suponía que podía reconocer su alma. Sin embargo, no corrió hacia ella a pesar de que la vio y todavía estaba sujeta a esa muñeca.

Camino para acercarse y golpeó el jade con su dedo. «¡Pequeño Cang!»

La Piedra del Firmamento parpadeó, pero después de eso, dejó de responder.

¿Qué ocurrió?

¿Estaba enojado?

¿O algo estaba mal?

Gu Xijiu golpeó nuevamente. «¿Qué ocurre? ¿Estás atrapado?”

¡¿Cómo era posible?!

La Piedra del Firmamento finalmente salió volando del ataúd de cristal y se movió alrededor de ella.