VVC – Capítulo 1206

0

Capítulo 1206: Extrañaba su cuerpo original


Actualmente no había ningún dispositivo para detectar semejante vínculo. Era similar a una relación espiritual entre unos gemelos idénticos. Por tanto, siempre podría encontrarla nuevamente siguiendo el sentido único entre ellos y quizás, incluso podría ubicar el cuartel de Di Fuyi.

La lava brotaba hacia él y sólo podía esperar para ser envuelto por ella. ¡Aunque su cuerpo se desvanecería, su alma sería capaz de escapar! Sin embargo, la forma en que iba a morir era perjudicial para su alma.

Después de una larga despedida, Gu Xijiu pronto podría reunirse nuevamente con su cuerpo original.

Estaba guardado en un ataúd de cristal con sus ojos cerrados como si estuviera durmiendo. Habían tratado la herida en su pecho hasta el punto en que la lesión que sufría ya no era visible en su superficie. Además, su piel lucía suave y nutrida. Incluso sus mejillas se veían rosadas.

El ataúd de cristal estaba en un palacio de hielo en el Salón Fucang.

Inicialmente, Di Fuyi había querido llevarla a su cuartel principal – el Palacio Biwu, pero ella se negó a ir porque inconscientemente sentía que debía haber algo mal con su cuerpo de clonado actual. Pensó que era demasiado arriesgado para ella ir allí incluso si podía deshacerse del dispositivo de rastreo.

El Palacio Biwu de Di Fuyi era extremadamente privado y oculto, ya que era el hogar principal del Señor y nadie sabía de el. Dado que era un lugar tan oculto e importante, Gu Xijiu no quería correr ese riesgo. Por tanto, sugirió regresar primero al palacio del Maestro Celestial Zuo.

Di Fuyi miró hacia abajo como si estuviera meditando sobre algo. Sin embargo, no rechazó su sugerencia. Por tanto, ambos se dirigieron rápidamente al Reino Feixing y de regreso al Salón Fucang.

Había un nuevo emperador en el Reino Feixing, ya que Rong Jialuo había heredado la corona. Innumerables tareas lo esperaban. Sin embargo, él insistió en hacer una visita una vez que escuchó que el Maestro Celestial Zuo había regresado.

Di Fuyi era un hombre arrogante y por tanto no quería ver a nadie, especialmente cuando estaba enfermo. Por tanto, se negó a ver a Rong Jialuo, que no le dio a este otra opción que regresar a su palacio.

El padre de Gu Xijiu, Gu Xietian, escuchó que Gu Xijiu también estaba en el Salón Fucang. Por tanto, también hizo una visita para poder ver a su hija. Sin embargo, su tratamiento fue aún peor, ya que el guardia no informó de su llegada a Di Fuyi.

Él le había asignado cuatro sirvientas a Gu Xijiu desde que llegó al Salón Fucang para que pudiera descansar bien.

Después de todo, estaba agotada porque había estado trabajando muy duro para quitar el dispositivo de rastreo. Por tanto, debía descansar adecuadamente.

A pesar de regresar a casa, Gu Xijiu estaba deprimida ya que todavía extrañaba su cuerpo original. Decidió ver a Di Fuyi después de una breve siesta para averiguar más sobre su cuerpo original y también para ver si aún estaba poseído por Wu Wuyan.

Desafortunadamente, él estaba teniendo una sesión de práctica privada en la que se suponía que no debía ser interrumpido. Así, decidió pasear por el jardín. Sorprendentemente, se topó con el mejillón.

Quizás, el mejillón también estaba vagando en el jardín. Corrió hacia Gu Xijiu con lágrimas tan pronto como vio a su maestra y trató de detenerse a pocos metros de distancia antes de estrellarse en contra de ella. El niño pequeño la miró con un par de ojos llorosos. «¡Maestra…!»

Gu Xijiu no esperaba toparse con él en el jardín ya que había dejado atrás a sus tres seres majestuosos en el Salón Tianju para practicar antes de salir con Ying Yannuo a una misión. Incluso se había despedido de ellos antes de irse y también les hizo buenos platos para darles un festín.