VVC – Capítulo 1190

0

Capítulo 1190: Marchándose 2


«Fuiste manipulado en ese entonces. No fue completamente tu culpa”. Gu Xijiu respondió mientras alzaba su mano lentamente hacia Long Siye,» ¡sólo espero que aún seamos amigos!»

Las comisuras de su boca se alzaron ligeramente. Él asintió brevemente y alzó su mano para encontrarse con la de ella. «¡Todavía amigos!»

Aunque nunca quiso ser su amigo, sabía que no tenía ninguna posibilidad después de ver la química entre Gu Xijiu y Di Fuyi.

Independientemente de su intención, todo lo que hiciera estaba destinado a fallar después de que la colocó en la mesa de operaciones en su vida anterior. Aunque se volvieron a encontrar en esta vida, el afecto que compartían en el pasado se había ido. Un agarre de sus manos y su enemistad se desvaneció. De ahora en adelante, sólo podían ser amigos.

Di Fuyi se sentó a su lado. Apoyó su cabeza en sus manos y observó en silencio mientras Gu Xijiu tomaba la mano de Long Siye, sin sentir ningún tipo de envidia. Había una sensación de alegría en sus ojos.

La pequeña lo había defendido en circunstancias peligrosas como una gallina protegiendo a su polluelo en contra de un halcón agresivo. Incluso después de la erupción del volcán, no lo soltó en absoluto cuando evacuaron el palacio. También usó su teletransportación para ponerlo a salvo. Sin embargo, después de colocarlo en la nave, ya no le prestó atención. Sólo habló con Li Mengxia y Long Siye.

Ni siquiera quería mirarlo directamente a los ojos. La pequeña parecía estar un poco enojada con él. Di Fuyi golpeó suavemente su sien. Debía estar enojada con él por no decirle nada, después de arreglar un plan tan enorme. ¿Debería intentar rectificar la situación? No quería perderla una vez que su nave llegara a la orilla.

Tosió. «Xijiu, no quise mantenerte fuera del plan intencionalmente…»

Gu Xijiu se giró y lo miró directamente a los ojos. Frunció su ceño. “¿Hmm?”

Mientras Di Fuyi estaba intentando encontrar las palabras, Gu Xijiu continuó con una sonrisa leve. “Sé que no me mantuviste fuera a propósito. Planeaste el plan gradualmente a medida que las cosas progresaban a diferencia de lo que Mo Zhao dijo, implicando que tenías todo planeado de antemano. Todavía era una tonta en aquel entonces. Si me hablabas de tu plan, no había ninguna garantía de que no le contara a Mo Zhao. Lo entiendo completamente, así que no hay necesidad de una explicación».

Di Fuyi finalmente pudo soltar un suspiro de alivio. Su rostro brillaba con deleite. “¡Eres una chica lista! ¿Cómo supiste que tramé todo gradualmente?”

Gu Xijiu sonrió. “No es difícil de adivinar. Si tus hombres ya estuvieran allí desde el principio, no tendríamos que haber perdido tanto tiempo. No tendrías que permanecer encadenado durante nueve días».

Gu Xijiu envolvió sus brazos en sí misma y comenzó a analizar todo desde el inicio. “Creo que fue sólo el Maestro Long quien se infiltró al inicio, ¿cierto?”

Hizo la suposición correcta en su primer intento. Di Fuyi parecía estar intrigado. «Continúa».

“Mo Zhao es un hombre con una mente desconfiada. Si pudo ver a través de tu disfraz como una acompañante, podría asumir con seguridad que tus hombres también se habían disfrazado de sus seguidores. Una vez que regresara al palacio subterráneo, ciertamente interrogaría a cada uno. Debes haberles pedido que dejaran de disfrazarse antes de que te atraparan y les dijiste que esperaran el momento adecuado para la acción».

Di Fuyi asintió en acuerdo. “¡No está mal! De hecho, les dije eso mismo. ¿Entonces?»

“Quizá tus hombres obedecerían, pero no el Maestro Long. Lo hizo, por sí mismo. Los guardias fueron acorralados dentro del salón durante unos días para un interrogatorio estricto. En cuanto al Maestro Long, debe haberte contactado después de que salió”.

Di Fuyi suspiró. «Me contactó el cuarto día. Entró en la celda y me vio en mi difícil posición. Se burló de mí para que yo pudiera reconocerlo».