VVC – Capítulo 1188

0

Capítulo 1188: La estrategia de Di Fuyi 3


Di Fuyi lo miró gentilmente y estuvo encantado de ayudarlo con su consulta, «Este es otro efecto de la Píldora Sanyang. No debería tomar el crédito; debería ir para el Señor Supremo Long”.

Long Siye frunció sus labios suavemente. “No lo merezco. Fue tu idea tonta».

El rostro de Mo Zhao se puso pálido. Pensó que había controlado completamente a Di Fuyi, sin saber que iba cayendo gradualmente en sus trampas.

Había sido tan cuidadoso y consciente, pero aun así se quedó atrapado. Debería haber ganado la pelea en esta ocasión.

Él miró a Di Fuyi con sus horribles ojos. “Me arrepiento profundamente del hecho de no haberte matado de inmediato”.

Di Fuyi se giró para mirarlo con seriedad. “No hay cura para semejante resentimiento”.

«Di Fuyi, ¿fingiste tu captura? ¿Querías venir aquí, no solo por ella?” Mo Zhao apuntó con un dedo a Gu Xijiu.

Di Fuyi inmediatamente golpeó su dedo. «No apuntes tu garra hacia ella, no me gusta».

Aunque el alma de Mo Zhao estaba en una forma virtual, sus reflejos no parecieron reducirse. Rápidamente se inclinó a un lado y evitó el golpe de Di Fuyi. “¿Estoy en lo cierto?»

Con placer, Di Fuyi le lanzó una mirada de deleite. “Eres malo tratando de ponernos en contra”.

Mo Zhao desdeño. «¿Lo soy?» De hecho, se estaba reacio a ver a Gu Xijiu resguardada al lado de Di Fuyi. Quería hacer que ella se sintiera un poco mal.

En este mismo momento, Tian Jiyue, Qian Yueran, Mu Lei y Mu Dian se estaban acercando silenciosamente desde diferentes esquinas. Todos tenían diferentes herramientas en sus manos que se usaban comúnmente para luchar en contra de las almas.

Querían exterminarlo, ya que no querían dejarle ninguna posibilidad de que reviviera. Por tanto, no se prepararon para atraparlo con vida. Querían hacer que su alma pereciera y evaporarlo como una niebla.

Malvadamente, las esquinas de la boca de Mo Zhao se convirtieron en una sonrisa. «¡Di Fuyi, has ganado en esta ocasión! Sin embargo, no serás capaz de deleitarte hasta el final». Alzó y golpeó su pie bruscamente al suelo.

El rayo de cinco colores comenzó a brillar como un glorioso arcoíris en la parte inferior de su pie. Seguido de un fuerte sonido explosivo, el piso tembló como si hubiera sido activado y comenzó a hundirse.

“¡Explosión!” Una enorme columna de lava explotó del agujero como si fuera un volcán en erupción lanzando duchas de lava al vestíbulo. Mientras tanto, el alma de Mo Zhao repentinamente no estaba a la vista.

“¡Explosión!”

“¡Explosión!”

Era como si Mo Zhao hubiera pisado un botón que derribaría a todo el palacio subterráneo. No hubo que posponer las explosiones escuchadas desde todo el lugar. Parecía que más lugares ya habían estallado como volcanes. El suelo comenzó a temblar.

«Maldita sea». Gu Xijiu no pudo evitar maldecir. No esperaba que Mo Zhao todavía tuviera su último recurso.

La multitud nunca lo habría visto venir. Todos estaban corriendo hacia afuera.

La lava comenzó a verterse en todas las direcciones dentro del palacio subterráneo, como si el mundo finalmente llegará a su fin.

Era manejable para Gu Xijiu y el resto, ya que todos estaban bien entrenados, literalmente volaban hacia las naves que podrían llevarlos a un lugar seguro.

Fue una pena para los guardias, ya que no pudieron volar debido al efecto del veneno. Ni siquiera pudieron correr lo suficientemente rápido. Uno por uno, la lava lentamente los engullo vivos.

El corazón de Gu Xijiu se hundió. Las naves también deben haber sido destruidas. Le preocupaba que pudieran ser enterrados vivos, junto con el palacio.

No era demasiado malo. Cuando finalmente llegaron al lado de la piscina de lava, Mu Feng y Gu Canmo lograron alcanzarlos.

«Maestro Celestial Zuo, Long Fan quería destruir estas naves hace unos momentos. Afortunadamente, me las arregle para detenerlo a tiempo», gritó Gu Canmo desde lejos.

«¡Maestro, por favor suba a bordo, nuestros hombres tienen estas naves bajo control!» Mu Feng informó de inmediato.