VVC – Capítulo 1155

0

Capítulo 1155: Infidelidad 4


Puede que las cosas no fueran tan buenas una vez que el Gran Señor completará su misión. Puede que ni siquiera apreciara a todos los subordinados que lo habían ayudado a conquistar el mundo. De hecho, cuando llegara ese momento, podría eliminarlos, incluyéndolo a él.

Long Fan estaba de un humor solemne. Miró a través de la multitud y reflexionó sobre la situación que recién acababa de ocurrir. Había guiado a la mayoría de la gente allí desde el primer día, por lo que se esperaba que siguieran sus órdenes sobre las de Mo Zhao.

Aunque no expresaron sus sentimientos directamente, sabía que estaban extremadamente indignados por las anteriores acciones de Mo Zhao.

«Anciano Long…» Uno de ellos lo miró con ojos enrojecidos. «Ellos no nos traicionaron…»

Long Fan agitó su mano. «Este es el precio que tienen que pagar por humillar al Gran Señor. Lo merecían. Bueno, ahora que el asunto ha sido resuelto, todos pueden retirarse. Long Fan dio la vuelta a la izquierda.

Esa área estaba llena de cámaras de vigilancia, así que Mo Zhao podía estar monitoreando desde la sala de vigilancia. Por tanto, Long Fan se aseguró de mantener su compostura. Aunque, en el fondo de su corazón, se sintió arrepentido por haber instalado tantas cámaras.

Nadie en su sano juicio se atrevería a expresar su enojo hacia el Gran Señor bajo la supervisión de esos muchos ‘ojos’. Nadie se atrevía a quejarse. Al principio, las cámaras se habían instalado como parte de preparativos en caso de una invasión enemiga para que pudieran detectar y responder a tiempo. Sin embargo, había resultado ser una carga tal que incluso la expresión facial de alguien se veía inhibida.

La multitud se despidió con pesar.

Sin embargo, varias cámaras comenzaron a estropearse en el palacio subterráneo después del evento. Como esas cámaras estaban hechas de materiales frágiles, fueron destruidas fácilmente.

Aunque todo parecía en calma en la superficie, una tormenta se estaba gestando secretamente.

Long Fan estaba ocupado tratando de refinar la medicina que le había recetado a Mo Zhao. Como estaba de mal humor, hubo varias ocasiones en que cometió errores. Por tanto, decidió detenerse. Después reflexionó un momento antes de dirigirse a la sala de vigilancia para revisar el estado de Di Fuyi.

Este seguía durmiendo y no había nada inusual.

«Long Fan, ¿qué estás mirando?» Mo Zhao apareció repentinamente detrás de él.

Se dio la vuelta y se inclinó. Mo Zhao hizo un gesto con sus manos para indicar que no necesitaba ser tan formal. Observó el monitor y suspiró. «Long Fan, creo que hay demasiadas cosas en tu habitación que te están distrayendo…»

Long Siye estaba ligeramente decepcionado. “¿Qué quieres decir?”

«Creo que sólo necesitamos dos salas de vigilancia, una en mi lugar y otra afuera. Creo que deberías centrarte en buscar la cura y quitar los monitores de tu habitación».

Long Fan permaneció en silencio.

Cuando un maestro comenzaba a sospechar de la lealtad de alguien, uno no debe desobedecer sus instrucciones. Por tanto, aunque Long Fan no estaba dispuesto a hacerlo, a regañadientes demolió los monitores y el equipo para eliminar las sospechas de Mo Zhao sobre él.

Este le dio una palmadita en su hombro y salió después de haberlo alabado por su obediencia. Long Fan se sentó en la habitación que estaba totalmente desordenada. Repentinamente, sintió que su lealtad parecía ser una broma. ¿Sería capaz de recuperar la confianza de su maestro?

Di Fuyi cayó en un sueño profundo después de que Mo Zhao y el Anciano Long se marcharon. De hecho, su alma había abandonado su cuerpo para ir a visitar a Gu Xijiu. Cada vez que lo hacía, se aseguraba de dejar una parte de su alma en su cuerpo para que pudiera respirar. Simplemente parecía que se había quedado dormido.

La Cadena Espiritual era un artefacto antiguo propiedad de un diablo. Una vez que alguien estaba encadenado, no sería capaz de deshacerse de la cerradura aunque fuera un dios. El alma del dios también sufriría dentro de su cuerpo.

Cuando Di Fuyi fue encadenado allí por primera vez, necesitó un par de días para adaptarse a su situación. Sólo comenzó a dejar su cuerpo a través de su alma una vez que tuvo la confianza para sobrevivir.