VVC – Capítulo 1147

0

Capítulo 1147: Estamos mucho más cerca que eso


Con el tiempo, la niebla fue desapareciendo poco a poco, al igual que las diferentes vistas. Gu Xijiu estaba decepcionada porque aún quería ver más.

Nadie sabía que recientemente había estado viviendo con miedo. Cuando despertó por primera vez, su mente estaba en blanco y no tenía ningún recuerdo de sí misma. Ni una pista.

Mo Zhao le había dicho que era un clon, así que era evidente que no tendría pasado. Dijo que quería casarse con ella, pero que tendría que comportarse bien y ser obediente. Incluso le pidió que lo llamara Hermano Zhao.

Aunque había hecho todo de acuerdo con lo que él decía, su corazón siempre estaba lleno de ansiedad como si hubiera olvidado algo importante. Incluso aunque Mo Zhao la trató bien y la hizo depender de él, inconscientemente sintió que no era genuino.

Había muchos hombres en el palacio subterráneo, pero todos olían horrible para ella excepto él. Él tenía un aroma fragante y era adicta a él. Aunque tenía su mente en blanco, todavía tenía intuición, así que sintió que eso era algo muy inusual.

Siempre se sintió como si viviera en una red rodeada por una fortaleza inexpugnable. Aunque sentía que estaba encerrada dentro del fuerte, todos le decían que era el mejor lugar para ella.

Una persona sin sus recuerdos era muy frágil. Se sintió como si estuviera en un único barco a la deriva en un océano; incapaz de encontrar puerto. Sin embargo, ella nunca le expresó sus sentimientos de impotencia a nadie. Inconscientemente, sentía que estaba buscando algo en su sueño, pero que aún no lo había encontrado.

Eventualmente, le daría dolor de cabeza mientras lo buscaba. Era un dolor de cabeza tan grave que se vería obligada a abandonar su búsqueda.

Un día ella fue a visitar a Di Fuyi a su celda. Fue en ese momento cuando lo vio que sintió dolor en su corazón. Era un sentimiento que nunca tuvo con nadie más. A pesar de que esa persona era un extraño para ella, instintivamente se sintió cercana a él.

Poco después de que lo conociera, comenzó a aparecer en sus sueños. Sus sueños ya no eran aburridos. En vez de eso, comenzaron a ser coloridos. Varias imágenes esporádicas parpadeaban con frecuencia por su mente.

Gu Xijiu había capturado un pez y se lo mostró orgullosa. Inmediatamente estiró su cuerpo y dijo que tenía hambre. Le pidió a Gu Xijiu que le asara el pescado.

Avergonzada dijo, “no sé asar un pescado porque yo no cocino”.

Él la miró a sus ojos y respondió, “no, Xijiu, tú sabes cómo asar pescado. De hecho, eres bastante buena en eso”.

Se sobresaltó y trató de encontrar una segunda excusa. “No hay madera por aquí…”

“Cuando lo pienses, la tendrás. Trata de concentrarte y piensa en ello”. Di Fuyi la guio pacientemente.

Gu Xijiu trató de enfocar su mente y pensó sobre imágenes de madera. ¡Cuándo volvió a abrir sus ojos, vio una gran pila de madera frente a ella! ¡Estaba emocionada! Ella acababa de descubrir que todos sus deseos podían hacerse realidad en sus sueños.

Luego procedió a asar el pescado. Cuando empezó por primera vez, pensó que no sería capaz de manejarlo. Sin embargo, sólo le tomó un breve momento en aprender a cocinar el pescado con habilidad, como si hubiera sabido hacerlo todo el tiempo.

Conversó con él durante todo el proceso. “Parece que me conoces bien”.

“Nadie te conoce mejor que yo”, Di Fuyi respondió.

“¿Nosotros solíamos ser conocidos?”

“Solíamos estar mucho más cerca que eso”. Di Fuyi suspiró mientras respondía.

Gu Xijiu estaba sorprendida. Lo miró con sus grandes ojos. “¿Puedes contarme sobre mi pasado?”

Di Fuyi la miró. “¿Ahora confías en mí?”

Durante su primer encuentro, Di Fuyi había intentado contarle sobre su pasado.